lunes, 30 de noviembre de 2015

Los libros del mes de noviembre "El Apestoso Hombre Queso y otros cuentos maravillosamente estúpidos"



Reseña:
El apestoso hombre queso y otros cuentos maravillosamente estúpidos es un artefacto literario de primer orden. Todo es fascinante en este álbum. Desde la portada hasta la contraportada, pasando por el prólogo y sus cuentos disparatados el lector se ve sorprendido por tanto humor y fantasía y entra en un  continuo disfrute sin igual.
Contracubierta
En El apestoso Hombre Queso los cuentos tradicionales se convierten en un juguete travieso donde el autor pone en jaque a  los argumentos, los personajes y hasta la propia manera de contar los cuentos, e incluso, un mismo cuento se va desparramando a fragmentos por varias páginas del libro.
Sus autores versionan de una manera gamberra los cuentos tradicionales y los convierten en un delirante juego donde el lector casi sin quererlo se convierte en protagonista. Ya en el principio del libro se nos avisa de ello:
“Las autoridades sanitarias advierten que estos cuentos son maravillosamente estúpidos y probablemente perjudiciales para su salud”
La tergiversación, la confusión y el juego con las jerarquías nos introducen en una lógica de collage, en la que nada ocupa su “lugar correcto”. La Gallinita Roja discute ya con Juan, el narrador, en las páginas de cortesía, el cuento del “Pollo Rollo” se cuela antes del índice, la página de la dedicatoria se ha encuadernado al revés, el índice se ha caído y está un poco maltrecho, otras páginas se han quedado en blanco y Juan, bastante poco diestro en el arte de contar historias, se enfada, se desespera, se avanza al cuento que quiere narrar, olvida personajes, negocia con algunos de ellos y les tiende trampas. Los peritextos, como la contracubierta, el índice o la dedicatoria entran a formar parte del cuento y plantean reflexiones sobre la construcción de historias.
Índice
Todo deslumbra en este objeto literario y mención especial merece la tipografía que aparece en sus textos donde los tamaños y los colores de sus letras juegan también con los ojos de los ávidos lectores.
Libro muy recomendable y fundamental en cualquier biblioteca que se precie como tal.
Los niños necesitan ahora más que nunca ser sorprendidos por los libros y este libro se encarga de ello desde el principio hasta el final.
Páginas interiores
El autor:
Jon Scieszka es un autor estadounidense. Nacido en 1954 en Michigan y de origen polaco, Scieszka es conocido sobre todo por su colaboración prolífica con el dibujante Lane Smith. Consumado autor de cuentos infantiles, Scieszka ofrece como propuesta de valor ideas innovadoras de clásicos. Prueba de ello son dos de sus más célebres creaciones: “El apestoso hombre queso” y “La verdadera historia de los tres cerditos”. Scieszka ya se formó académicamente como escritor, y es que estudió un Master de Bellas Artes en Ficción en la Universidad de Columbia. La labor de Scieszka no es exclusivamente literaria, pues, por ejemplo, es un reconocido defensor de la lectura, y para ello fundador de Guys Read, un proyecto web para motivar a los jóvenes que quieran convertirse en lectores avezados de por vida. Por esto y otras razones, Jon Scieszka fue nombrado en 2008 Embajador Nacional de Literatura Juvenil en Estados Unidos. El propio Scieszka ha manifestado en más de una ocasión que escribe para hacer reír a los niños y que, por ello, hace uso de un estilo tan irreverente y jocoso. Además de los citados cuentos, famosa es su trilogía “Time Warp Trio”. Algunos premios que Scieszka ha cosechado, además de vender best-sellers, son el Golden Duck Award y el American Library Association Best Books for Young Adults.

El ilustrador:
Lane Smith (nacido el 25 de agosto de 1959) es un ilustrador y escritor de libros para niños.
Dos obras creadas por Jon Scieszka y Smith fueron clasificadas entre las 100 mejores libros ilustrados de todos los tiempos en una encuesta de 2012 publicada por School Library Journal: La verdadera historia de los tres cerditos, el número 35, y el Apestoso Hombre Queso, 91. Smith nació en Tulsa, Oklahoma, pero se mudó a Corona, California a una edad temprana.
Estudió en el Art Center College of Design en Pasadena. Se graduó con una licenciatura en Bellas Artes en ilustración, y se trasladó a la ciudad de Nueva York, donde fue contratado para hacer ilustraciones para varias publicaciones.
Smith es más conocido por su trabajo en  libros para niños. Ha ilustrado obras de Florence Parry Heide, Judith Viorst, Bob Shea, el Dr. Seuss, Jack Prelutsky, Eve Merriam, Roald Dahl y George Saunders.
Ha recibido en cuatro ocasiones el premio al Mejor The New York Times Illustrated Book.
En 2012 fue nombrado Carle Honor Artista por la innovación permanente en el campo de la literatura infantil. En 2014 recibió el premio de la Sociedad de Ilustradores Lifet Achievement.

EL APESTOSO HOMBRE QUESO

Érase una vez una viejecita y un viejecito que vivían juntos en una vieja casita. Se sentían muy solos, así que la viejecita decidió fabricar un hombrecito con un queso apestoso. Por boca le puso una loncha de tocino y por ojos dos aceitunas. Luego lo metió en el horno. Cuando al rato fue a ver si ya estaba hecho, el hedor la tumbó de espaldas.
–¡Puaj! Pero ¡qué peste!–exclamó.
 El Apestoso Hombre Queso salió del horno diciendo:
–Eso, eso, eso, corre como un poseso. No me atraparás ni con un sabueso. ¡Soy el Apestoso Hombre Queso!
Los viejecitos olfatearon el rastro que dejó a su paso.
–La verdad es que no tengo tanta hambre –dijo el viejecito.
–La verdad es que no me siento tan sola –dijo la viejecita.
Y dejaron escapar al Apestoso Hombre Queso, que corrió y corrió hasta encontrarse con una vaca que pastaba en el campo.
–¡Puaj! ¿Qué será que huele tan mal?–Exclamó la vaca.
El Apestoso Hombre Queso dijo:

–Si de un par de viejecitos he podido escapar, también de ti me podré zafar. Eso, eso, eso, corre como un poseso. No me atraparás ni con un sabueso. ¡Soy el Apestoso Hombre Queso!
La vaca respiró de nuevo y dijo:
–Tú solo eres capaz de provocar dos o tres indigestiones. Mejor comeré hierba.
Así que la vaca tampoco persiguió al Apestoso Hombre Queso, que corrió y corrió hasta cruzarse con unos niños que jugaban frente a la escuela.
–¡Qué asco!–dijo una niña–.Pero, ¿qué es lo que huele tan mal?
–Si de un par de viejecitos y de una vaca he podido escapar, de vosotros también me podré zafar. Eso, eso, eso, corred como posesos. No me atraparéis ni con un sabueso. ¡Soy el Apestoso Hombre Queso!
Un niño lo miró, lo olió y dijo:
–Si lo atrapamos el maestro nos lo hará comer. Vámonos.
Así que los niños tampoco persiguieron al Apestoso Hombre Queso.
Después el Apestoso Hombre Queso llegó a un río sin puente.
–¿Cómo este río podría cruzar? Es demasiado ancho para poderlo saltar y, si a nado lo intento atravesar, me desharé con toda seguridad –dijo quien ya sabes. Justo en ese preciso instante el astuto zorro (el mismo que aparece en tantos cuentos de este tipo) asomó la cabeza por entre los matorrales.
–¿Por qué no te subes sobre mi lomo? Yo te llevaré al otro lado, Apestoso Hombre Queso.
–¿Y cómo sé que no me comerás?
–Confía en mí– le respondió el zorro.
Así que el Apestoso Hombre Queso saltó a lomos del zorro.
El zorro nadó hasta la mitad del río y entonces dijo:
–Pero ¡qué pestazo!
El zorro tosió, estornudó y sintió arcadas, de manera que el Apestoso Hombre Queso saltó por los aires y cayó al río, donde se deshizo.
Fin.

Autor: Jon Scieszka
Ilustrador: LaneSmith
Editorial: EdicionesThule



ACTIVIDADES:

1.- Haz una relación de todos los personajes con los que se va encontrando el Apestoso Hombre Queso. Dibuja una tira cómica con todos ellos.

2.-Reconstruye estas frases que aparecen en el texto con las vocales que han desaparecido:
Es-, -s-, -s-, c-rr- c-m- -n p-s-s-. N- m- -tr-p-r-s  n- c-n  –n  s-b- -s - . S-y -l –p-st-s- H-mbr-  Q- -s-

3.-Convierte este cuento en un poema, que posteriormente podrás recitar, cantar, rapear y bailar con tu equipo de trabajo.

4.-Escribe un cuento que relate las aventuras de La “grasosa” “morsilla” de “sebolla” y llénalo de eses. Envíalo por correo postal acompañado de un dibujo, escribe tu nombre, apellidos, curso, colegio y nº de teléfono particular y e-mail de tus padres a:

Concurso literario Grupo Leo
Apartado 3008
03080 Alicante

jueves, 26 de noviembre de 2015

Los libros del mes de noviembre "Ojo de Nube"



Reseña:

En una tribu de indios crow nace un niño. Aunque el nombre que le ponen al principio es Cazador Silencioso, a los pocos días descubren que es ciego y las esperanzas de sus padres y de su abuela se ven frustradas. Es entonces cuando su madre, Abeto Floreciente, decide que se llamará Ojo de Nube y que ella será sus ojos. A través de las palabras de su madre y de lo que percibe por el resto de los sentidos, se hará una composición del poblado y de todo lo que le rodea. Alcanzará unas facultades impensables para otros indios y supondrá una ayuda inestimable para su tribu.

Una noche, el niño anticipa lo que está a punto de suceder: el ataque de los “malacosa”, los colonizadores blancos. Gracias a su entendimiento con los caballos, un don especial que posee, Ojo de Nube logra evitar la batalla y así retrasar el inevitable avance del “hombre blanco”.


El autor:

Ricardo Gómez nació en Segovia en 1954. Estudió Matemáticas y durante muchos años se dedicó a impartir clases de esta materia. Después de los cuarenta años empezó a escribir: primero literatura para adultos, ámbito en el cual ha sido distinguido con varios premios, y luego libros de divulgación científica, terreno en el que también ha obtenido un gran reconocimiento. En la actualidad se dedica exclusivamente a la literatura. Ha escrito varios libros para niños y jóvenes, entre los que destacan: El cazador de estrellas, que obtuvo en 2003 el Premio Alandar (Editorial Edelvives) y Ojo de Nube, que obtuvo en 2006 el Premio Barco de vapor (Editorial SM).



El ilustrador:

Jesús Gabán nació en 1957 en Pozuelo de Alarcón (Madrid). Desde 1981 se dedica a la ilustración de libros infantiles y juveniles para editoriales de varios países. Esta labor la combina con la enseñanza en distintos cursos y talleres. Ha recibido varios premios, entre ellos el Premio Nacional de Ilustración Infantil y Juvenil en los años 1984, 1988 y 2000.



ENTRE LOS PATASLARGAS

Hacía mucho que los caballos se habían acostumbrado a la presencia de los humanos, aunque seguían siendo animales desconfiados. Y era la primera vez que un indio de aquellas tierras tenía tan cerca a animales tan poderosos y misteriosos.
Ojo de Nube sabía que los pataslargas no tenían cuernos y, como otros animales de su tamaño, carecían de veneno. Su peligro estaba en sus patas, en sus enormes corpachones, en su velocidad y en sus mordiscos. Eso en el caso de que fueran seres normales, y no enviados de los dioses otkon…
El corazón de Ojo de Nube latía tan rápido como los cascos de dos bisontes galopando enloquecidos por la pradera.
Pero no se movió del lugar en que estaba, tirado en el suelo y rebozado en el orín y los excrementos de los pataslargas.
No sabía que los caballos sentían pánico a pisar a otro animal. Esperó a que se le acercaran, pero los pataslargas formaron un círculo a su alrededor, bufando y soltando pequeños relinchos. Al cabo de un rato, muy despacio, se puso en pie. El muchacho percibió el vapor que salía de sus bocas y de sus narices, así como el calor de sus traseros, mientras le observaban y le olían.
Al fin, alguno se acercó lo bastante para poder tocarlo extendiendo su mano, pero decidió no hacerlo. Necesitaba aprender antes su lenguaje. Y debía aprenderlo pronto.
Desde lo alto, con el corazón encogido, los cazadores veían al muchacho quieto entre los animales. La luz de la luna se reflejaba en los lomos de los pataslargas. Los animales más alejados del muchacho andaban inquietos de un sitio para otro, rozando la cerca, mientras los más próximos parecían más serenos, como si trataran de conocer también a otro animal que parecía pacífico.
Transcurrieron larguísimos minutos.
Ojo de Nube aprendió muchas cosas durante ese tiempo. Por ejemplo, que los pataslargas percibían con facilidad pequeños gestos, como el leve movimiento de un dedo. Que aunque los más próximos no tenían miedo de él, permanecían alerta ante cualquier leve sonido, aunque viniera de lejos. O que sus colas tenían largas cerdas con las que espantaban los insectos…
También sabía Ojo de Nube que las manadas de cuadrúpedos tienen un macho dominante, con autoridad sobre los demás. Su objetivo era primero localizarlo y después ganarse su confianza.
Por fin ocurrió lo que esperaba. Un animal pasó rozándole con su lomo, quizá para dejar clara su superioridad física. Estuvo tentado de alargar la mano, mas se dijo que era pronto. En vez de eso, comenzó a andar muy despacio, levantando los pies para no producir roces que pudieran confundirse con serpientes.
Desde lo alto, los crow veían asombrados lo que parecía una lenta danza en la que un chico desnudo se movía en el centro de un círculo. Los pataslargas no le miraban de frente, sino que ofrecían sus costados como si le observaran mejor de reojo.
De nuevo, un caballo se le acercó y le rozó con su cuerpo, ahora más despacio, desde el cuello hasta la grupa. Ojo de Nube se quedó quieto y se sobresaltó pensando que esos pataslargas eran aún mayores de lo que había imaginado.
La extraña ceremonia se repitió por tercera vez. En esa ocasión, Ojo de Nube alzó una de sus manos y la colocó a lo largo del animal. Le sorprendieron su suave pelaje, el calor de su piel, las venas inflamadas de su flanco y los latidos de lo que debía ser un enorme corazón. Notó que el pataslargas se estremecía también al sentir su mano. Y el muchacho tampoco intentó aproximarse de nuevo a ellos.
Incluso Arco Certero, habituado a acechar horas a un animal, sentía que aquella escena transcurría muy lenta. Su hijo caminaba despacio en círculo y los pataslargas le seguían en círculos más amplios, como si formaran parte de un pausado remolino.
Era como si el tiempo se hubiera detenido.
Sucedió entonces algo inesperado para los cazadores. De la tercera línea de pataslargas salió un animal, que se colocó junto al muchacho. Como hizo con el otro caballo, Ojo de Nube acercó la mano y la posó extendida sobre su vientre. Los otros pataslargas abrieron el círculo. El chico se dijo que ese era el jefe de la manada y que era a él a quien debía convencer.


Tomado de: Ojo de Nube
Ilustrador: Jesús Gabán
Colección: El Barco de Vapor
Editorial: SM

ACTIVIDADES:

1. Ojo de Nube pertenece a la tribu de los indios crow. Busca información en internet sobre ellos: de dónde son, cuál es su historia, cómo es su forma de vida… En la actualidad aún existe una reserva de indios crow en el estado de Montana (EEUU).
2. El fragmento que acabas de leer ha sido extraído de una novela cuyo protagonista, Ojo de Nube, es invidente desde su nacimiento pero tiene una sensibilidad especial, un don que le hace ser diferente y, a la vez, le permite ayudar a su pueblo. Reflexiona sobre tu propia persona, descubre cuál es tu don y cómo puedes usarlo para ayudar a los demás.
3. Escribe un cuento cuyos protagonistas sean los indios crow y cómo estos consiguen transmitir al hombre blanco el respeto por la naturaleza. Envíalo por correo postal acompañado de un dibujo, Escribe tu nombre, apellidos, curso, colegio y nº de teléfono particular y e-mail de tus padres a:

Concurso literario Grupo Leo
Apartado 3008
03080 Alicante


lunes, 23 de noviembre de 2015

Los libros del mes de noviembre "Cuéntame un Cuento para Comer"


EL GUSTO ES NUESTRO

Este libro, “Cuéntame un cuento para comer”, está dedicado a todos los papás y mamás que como yo sabemos, por experiencia, lo difícil que es, y a la vez tan gratificante, el ofrecer a nuestros hijos una alimentación sana y cocinada con amor. Mi padre así me lo enseñó.

Te invito a sumergirte en cada una de sus páginas y podrás descubrir la clave para que en los días de invierno, coman lentejas... "si quieres las tomas y si no las dejas ", y en los largos veranos; las ensaladas, las verdes verduras y los zumos de fruta.

Con sus relatos bucearás en valores como el compañerismo de un equipo de fútbol en “El Gran Partido” o como la solidaridad de una niña al ofrecer su tarta rellena de amor en “La Tarta de Lucía”, también podrás encontrar un planeta lleno de toda la vida que puedas imaginar en “El Planeta Completo”, y un pueblo maravilloso que cambia de color en “Las Verduras Mágicas”. Y todo esto contado por ellos, los más pequeños.
Dentro de cada una de estas historias, quizás encontréis la vuestra, como me ocurrió a mí mientras realizaba este libro, que ahora está en vuestras manos, y que ha sido cocinado con el ingrediente principal: el amor por los hijos.

Maribel Botella



EL BARCO DE LOS ALIMENTOS

 Hace mucho, mucho tiempo, un barco naufragó cerca de una isla. Lo más curioso es que a bordo no iban personas sino alimentos. Don Macarrón, grande y sabroso, era el capitán del barco. Don Queso, el primer oficial, era muy astuto. Llevaba siempre consigo un paraguas para protegerse del sol y no acabar fundido; aunque hoy lo ha olvidado, se ha salvado por estar nublado. Y el cocinero del barco era Don Chuletón, que siempre preparaba una comida excelente.

 Como hasta que repararan el barco, no podían volver a su hogar, don Macarrón, don Queso y don Chuletón marcharon a explorar la isla y buscar alimentos. Se fueron adentrando cada vez más en ella, hasta que, pasado no mucho tiempo, fueron a dar con una tribu de caníbales muy hambrientos a los que parecía que lo único que les gustaba era la carne.

 En cuanto vieron a don Chuletón, se lanzaron contra él, y los tres exploradores tuvieron que echar a correr todo lo deprisa que podían. Se salvaron trepando a una palmera. “¡Qué recibimiento nos han dado!, menudos salvajes! ¡Y encima van solo con un taparrabos!”, dijo don Macarrón.

 Don Chuletón tuvo entonces una idea: ”Creo que hemos empezado con mal pie... Mañana les haré una paella con gambitas y ya veréis cómo nos hacemos amigos”.

Como don Macarrón no se fiaba de los caníbales, este y don Queso se turnaron montando guardia por la noche mientras, y aprovechando que los caníbales dormían, don Chuletón escapó, buscó a otros marineros y, con ellos, se fue a pescar las gambas para su paella.

Cuando estaban pescando, se les apareció un pulpo sin dos de sus ocho tentáculos que, en primer lugar les dijo que tuviesen mucho cuidado con los caníbales y, luego, se marchó cojeando siniestramente.....

Poco antes de amanecer, don Chuletón empezó a preparar una paella enorme, Y poco después de despertarse, los caníbales decidieron atacar aunque aún fuera muy temprano. En cuanto vieron la paella, cambiaron de idea y empezaron a comerla con muchísimo gusto.

Don Macarrón les dijo:

 - ”¡También tenéis que comer verduras! ¡Y menos carne!

 Enseguida don Queso les preparó una ensalada y se la acercó para que la probaran. A los caníbales también les gustó y, como muestra de agradecimiento, les ayudaron a reparar el barco.

 Cuando, por fin, consiguieron marcharse y, finalizar el recorrido, llegaron a sus casas, don Macarrón, don Queso, don Chuletón y todos los marineros contaron cada uno a su familia la extraña y alimenticia aventura que habían vivido,


 Estos cuentos han sido adaptados a partir de los relatos originales presentados en la 1ª y 2ª edición del COESCONCURSO de relatos Cortos Cuéntame un Cuento para comer.
Colección COES S.L
Producción: Maribel Y Maximiliano Botella
Ilustraciones: Mar Villar
ACTIVIDADES

1.- Hacer una relación de los distintos alimentos que coméis en el Comedor Escolar. Elegir los que más os gustan.

2.- Hacer un relación de alimentos que deben figurar en una buena dieta alimenticia.

3.-Escribir un cuento en los que sean protagonistas :
A.- Una lechuga y distintas verduras
B.- Un pescado y unos macarrones
C.- Una paella y una tarta.

Envíalo por correo postal con un dibujo y acompañado de tus datos  personales (Nombre, Apellidos, Colegio, Curso, teléfono y una dirección de correo electrónico a:

Concurso literario Grupo Leo
Apartado de correos 3008
03080 ALICANTE

Gala XXX aniversario del Grupo Leo

El próximo viernes, 27 de noviembre, vamos a celebrar nuestro trigésimo aniversario. Consistirá en una velada literaria y musical. En la parte literaria, nuestros compañeros autores y autoras leerán un fragmento de sus obras acompañados al violín. Seguidamente, tres diferentes grupos nos amenizarán la velada con sus interpretaciones musicales. Queremos que sea un homenaje a todos los que han formado parte el Grupo a lo largo de estos treinta años, a los que ya no lo forman y a los que ahora seguimos con ilusión su camino.Os invitamos a asistir a la velada, a las 19,30 horas, en el Club Información.
¡Felicidades a todos!

Cartel anunciador

Programa del Acto


lunes, 9 de noviembre de 2015

PRIMER SEMINARIO DEL CURSO

Muy concurrido este primer seminario del GRUPO LEO en este curso en que celebramos nuestro XXX aniversario. Compañeros y compañeras de los colegios Inmaculada, Benalúa, Sagrada Familia, Nazaret, Salesianos, La Aneja, Pedro Duque, Emilio Varela, Virgen Del Remedio,  Nuestra Señora Del Remedio, Isla de Tabarca, Joaquín Sorolla, Franciscanas, Nou D’Octubre, Mediterráneo, Nuestra Señora De La Paz, Gabriel Miró, Cº de E. Infantil Los Olivos, IES Cavanilles, todos ellos de Alicante y Cº Bonny de El Campello , el Cº Gabriel Miró de Benidorm y el CºJosé R.García -Antón de Sant Vicent del Raspeig. Contamos también con la presencia de los escritores Pedro Villar, Maribel Romero , Teresa Rubira y MªÁngeles Gómez. Todos unidos e ilusionados en transmitir los valores del GRUPO: ANIMAR A LEER POR PLACER.


Nuestro coordinador, Diego Gila hizo una breve semblanza del Grupo para los compañeros y compañeras que se nos han incorporado este curso haciendo una especial atención en nuestras actividades más señaladas: seminarios, encuentros con autores en los centros, maratón de lectura, concurso literario y la página de La Tiza en el Diario Información de Alicante. Mención especial tuvo en su exposición la gala Literaria-musical que se celebrará el próximo 27 de noviembre en el Club Información con motivo del XXX ANIVERSARIO DEL GRUPO LEO.


Tras la intervención de Diego Gila tomaron la palabra los escritores y hablaron de sus libros y recordaron algunas de las animaciones que hicieron el curso pasado en los centros a los que acudieron.



Conmueve y emociona esta masiva concurrencia en la tan hermosa y decisiva tarea de animar a leer y más en los tiempos que corren en el que aparece el terrible desatino de quitarle peso a las humanidades en la educación.

Los libros del mes de noviembre "Cornelia, la bruja holgazana"



Reseña:

Cornelia es una bruja especial. Lo que más le gusta del mundo no es hacer magia, sino leer. Tanto le entusiasma, que olvida sus obligaciones como bruja. Por eso, una vez cada siglo, cuando la visita Flavia Lasabia, la presidenta de las brujas, debe ingeniárselas para hacerle creer que sigue trabajando el arte de los conjuros. Pero en esta ocasión Flavia ha llegado sin avisar y… ¡Cornelia lleva años leyendo!
Lectura recomendada a partir de 8 años.

La autora:

Raquel Míguez, madrileña de origen gallego, es licenciada en Periodismo, correctora y profesora de escritura creativa. Es la autora de las novelas Una bruja está borrando la ciudad, finalista del Premio Lazarillo 2010 (Dylar, 2013), y El verano que desaparecieron Los Trogloditas (Algar Editorial).
Ha publicado los cuentos «Carmen era una estrella» y «Mentiras, mentiras», para “Los cuentos de TVE”; «Un elefante en la sopa», seleccionada por Delenda est Carthago para su proyecto Cuentos del doctor Tiritas y varios títulos para diferentes colecciones de CEAPA. Ha sido finalista de la primera edición del certamen «Cuentos Cortos Bohodón» y del concurso de micro relatos «Relatos en Cadena», de Cadena SER. Es licenciada en Ciencias de la Información y correctora profesional de textos. Compagina su labor literaria con la periodística, realizando entrevistas a personajes de actualidad para la revista Mía, del grupo alemán GyJ.
Es uno de los fundadores de LEE (Laboratorio Experimental de Escritura) donde realiza actividades de animación a la lectura y escritura para niños, jóvenes y adultos y publica bajo el nombre colectivo de Isaura Lee.


La ilustradora:

Mar Blanco pasa sus primeros 18 años en Santa Pola, su pueblo natal. A esa edad y guiada por su vocación, se muda a Granada y cursa su primer año de facultad centrada en el dibujo y la pintura tradicional. Tras este año de estudios continúa su licenciatura en Bellas Artes en la Universidad Politécnica de Valencia, donde cuatro años más tarde e interesada en el mundo de la ilustración, estudia el grado de Dibujo Animado. Completa su formación en Irlanda y en Nueva York y llega a Madrid en 2010.
De puerta a puerta, con su carpeta de dibujos bajo el brazo y sintiéndose identificada con el frustrado personaje de Stephane en "La ciencia del sueño", cursa un máster de Dirección de Arte mientras espera una suerte mejor. Durante este tiempo conoce en persona al poeta Rodolfo Serrano, quien sin todavía saberlo será clave en los inicios de su carrera profesional. Unos meses después empieza a trabajar como ilustradora y diseñadora para Paqui Hernández, editora del equipo del que sigue formando parte en la actualidad y de la que dice haber aprendido el oficio, la regularidad y la profesionalidad.
Gracias a todo ello es freelance desde 2011, año en que la editorial Cuento de Luz publica su primer álbum ilustrado "Dorothy, a different kind of friend" (Roberto Aliaga). La presentación de este primer proyecto, que es premiado con un International Latino Book Award en la feria de Miami, hará que otros editores se fijen en su trabajo, abriéndose así la veda de publicaciones hasta la fecha: Todo empieza y todo acaba en ti (Ismael Serrano, 2012), La risa de Ignacio (2014), Vida de Frederick Douglass escrita por él mismo (2013), Borges para niños (2013), Las bolsitas de la señora "T" (Paula Merlán, 2015), Cornelia, la bruja holgazana (Raquel Míguez, 2015) y un largo etcétera.

Actualmente se encuentra inmersa en su proyecto más personal, el que será su primer libro escrito e ilustrado íntegramente por ella y con el que se distancia del lenguaje infantil.

Ha dibujado para:

Sony Music, Universal Music Spain, Público.es, Bazaar Magazine, Kellogg`s, Asociación Española de Pediatría (AEP), Comunidad de Madrid, Los Paraísos Desiertos, Alcalá Ediciones, Editorial Algar, Editorial Bromera, Amigos de Papel, Cuento de luz, Eventos y Sinergias, Editorial Palabra, Lúa Ediciones ...


LA BRUJA HOLGAZANA

Una vez al siglo Flavia Lasabia, la bruja presidenta, emprendía un largo viaje. Una por una, visitaba las casas de todas las brujas del reino y todas, todas las brujas se preparaban durante meses para la visita de la más poderosa ensayando una y otra vez sus mejores encantamientos. Todas menos una: Cornelia. Porque Cornelia siempre pensaba que había tiempo para hacer las cosas y lo dejaba todo para el último momento:

-No hagas hoy lo que puedas dejar para mañana –decía, al tiempo que ojeaba un libro.

Mientras que las demás brujas recorrían el bosque arriba y abajo para encontrar hierbas y setas con las que mejorar sus brebajes, Cornelia buscaba los ingredientes de los suyos entre las páginas de los libros y luego los hacía aparecer entre las hierbas del jardín. Así, todo cuanto necesitaba lo tenía siempre al alcance de la mano.

-¿Qué mejor cosa para aprender magia que aplicar la magia? –se decía.

Cuando las otras brujas ensayaban conjuros cada vez más potentes, ella se preparaba un té y se sentaba a leer delante de la chimenea, mientras sus pócimas a medio terminar languidecían en sus frascos.

La casa de Cornelia estaba en el sur, en la frontera donde acaba el reino. Flavia Lasabia tenía por costumbre iniciar el viaje desde el norte.

Ese año, sin embargo, en el último momento había decidido empezar su inspección por el sur. Justo por la casa de Cornelia… Claro, que eso Cornelia no lo sabía.

-Tardadrá una semana en llegar hasta aquí –había calculado la bruja perezosa esa mañana, al despertar-. Leeré un rato, antes de levantarme.

Todo lo que Cornelia sabía lo había aprendido en los libros, así que la verdad es que sabía un montón de cosas. Pero, si leer es lo más importante para cualquiera, no es suficiente para una bruja. Para aprender a utilizar sus dones, además de leer, una bruja ha de practicar mucho. Todos los días. Durante todos los años de su larga vida. Y ella, Cornelia, apenas practicaba.

En casa de Cornelia había objetos y seres extraños, resultado de sus constantes equivocaciones al combinar palabras mágicas. Tenía una tetera con bigotes que maullaba cuando hervía agua; un sapo con corona que se paseaba por la sala con paso majestuoso, y una calabaza taxi que rodaba a toda velocidad de la sala a la cocina llevando cosas en su barriga.

Aquel día, el día que Flavia empezó desde el sur su largo viaje al Reino Mágico, a Cornelia le esperaban algunas sorpresas y mucho trabajo.


Ilustradora: Mar Blanco
Editorial: Algar
Colección: Calcetín amarillo


ACTIVIDADES

1.- En la lectura hay un refrán que Cornelia lo dice a su manera. ¿Cómo es en realidad? ¿Lo sueles llevar a la práctica?

2.- Hacer una relación de profesiones y actividades para las que sea necesario una práctica constante para llevarlas a cabo de la mejor manera posible.

3.- ¿Cómo te imaginas los objetos y seres extraños que había en casa de Cornelia? ¿Los quieres dibujar?

4.- Escribe un cuento o un poema y envíalo acompañado de un dibujo original, vuestro nombre, apellidos curso, colegio, e-mail y teléfono particular a:

Concurso GrupoLeo
Apartado 3008
03080 Alicante