lunes, 25 de mayo de 2015

Los libros del mes de mayo "El Rey Oso Blanco y otros cuentos maravillosos"


Reseña:

“El pájaro de fuego” es un cuento maravilloso que rezuma magia, fantasía e imaginación. Este cuento pertenece al maravilloso libro EL REY OSO BLANCO Y OTROS CUENTOS MARAVILLOSOS. Excelente libro editado por la EDITORIAL KALANDRAKA e ilustrado por ÓSCAR VILLÁN (premio Nacional de Ilustración 1999). Sorprenden sus ilustraciones de estilo fantástico y trazos angulosos y enigmáticos. Es un libro de una muy buena cuidada edición en el que predominan las historias de princesas desgraciadas, animales parlantes, misteriosas hechiceras y toda clase de encantamientos y misterios.
En resumen, ¡TODA UNA DELICIA DE LIBRO!

El autor:

Tim Bowley es un narrador especialista en historias de tradición popular de todo el mundo y todas las épocas. Durante más de 20 años ha recorrido con sus actuaciones numerosos países de Europa y América. Imparte cursos y realiza sesiones de cuentacuentos. Participó en el Foro de las Culturas de Barcelona.

Entre sus obras publicadas en la EDITORILA KALANDRAKA merece destacar AMELIA QUIERE UN PERRO (obra ilustrada por André Neves), JAIME Y LAS BELLOTAS (obra ilustrada por Inés Vilpi) y muy especialmente, NO HAY ESCAPATORIA Y OTROS CUENTOS MARAVILLOSOS (obra ilustrada por Óscar Villán).

Tim Bowley recorre España con frecuencia contando cuentos con CHARO PITA. Son unos cuentos a dos voces en inglés y en castellano. Dos narradores en escena, ambos contando la misma historia, cada uno desde un idioma.


El ilustrador:


Óscar Villán Ourense, 1972. Licenciado en Bellas Artes, en la especialidad de pintura. Con su primer trabajo de ilustración para público infantil, "El pequeño conejo blanco" (KALANDRAKA), recibió el 1º Premio Nacional de Ilustración 1999. Al año siguiente, esta obra fue incluida por el Banco del Libro de Venezuela en el catálogo de los 'Mejores Libros para Niños y Jóvenes'. El álbum se adaptó también al lenguaje de pictogramas para la colección Makakiños. Además de "La Cebra Camila", ilustró "La mora", la colección "De la cuna a la luna" para pre-lectores, los libros de relatos "El Rey Oso Blanco" y "No hay escapatoria", así como el álbum "Un bicho extraño", este último editado en el sello FAKTORÍA K. Dirige la colección de arte Alfabetos, de KALANDRAKA.

EL PÁJARO DE FUEGO


El joven cabalgaba a través del bosque en su caballo de poderes mágicos, un caballo de ojos fieros, grupa ancha y cascos de hierro, un caballo de los que ya no existen en el mundo de hoy. De repente el animal se detuvo. Algo iba mal. El bosque estaba completamente silencioso. No se oía el canto de ningún pájaro, ni el ruido de ningún animal entre la maleza. El joven miró inquieto a su alrededor y vio, delante de él, algo que brillaba en el camino. Se acercó con el caballo y le dio un vuelco el corazón. Ahora entendía porqué ningún animal se atrevía a moverse, pues lo que brillaba en el camino era una pluma del Pájaro de Fuego.
Su primera idea fue llevarle esa pluma al rey pero, antes de que pudiera hacer ademán de recogerla, su caballo le dijo:
–¡Deja esa pluma donde está! Si la tocas sabrás lo que es el miedo y aprenderás lo que es sufrir.
El joven no tenía deseo alguno de sentir miedo ni de conocer el sufrimiento, pero al mismo tiempo pensó: ”Si le llevo esa pluma al rey , me recompensará; e incluso puede que me arme caballero”. Al final, sus deseos de gloria y aventura pudieron más que su prudencia, así que saltó del caballo, recogió la pluma y cabalgó hasta palacio, donde, lleno de orgullo, le entregó su regalo al rey.
–Una pluma del Pájaro de Fuego es en verdad una maravilla –dijo el rey, luego frunció el ceño y continuó–, pero una sola pluma no es regalo digno de un rey. Ya que me has traído la pluma, seguro que serás capaz de traerme a su dueño, el Pájaro de Fuego. Y si fracasas, te cortaré la cabeza.
Llorando, el joven salió del palacio y fue a hablar con su caballo.
–¿Por qué estás llorando? –preguntó el caballo.
–El rey me ha ordenado que le traiga el Pájaro de Fuego, y ha dicho que si fracaso, me cortará la cabeza –dijo el joven–. Y como cazar al Pájaro de Fuego es imposible, estoy llorando porque voy a perder la vida.
–¡Ah! –dijo el caballo,– ¿no te advertí que dejases allí esa pluma? Ahora sientes miedo. Bueno, sécate las lágrimas. Tu sufrimiento no es este; el verdadero aún ha de venir. Vete a pedirle al rey que mande esparcir por el prado junto al palacio cien sacos de grano y que te dé tres cuerdas bien fuertes.
El rey ordenó a sus sirvientes que esparcieran el grano, y al día siguiente, antes del amanecer, el joven cogió las cuerdas y trepó a las ramas del gran árbol que había en el medio del prado, mientras su caballo pastaba. Justo cuando el Sol salía por Oriente apareció planeando el Pájaro de Fuego y se posó en el prado. Cuando estaba picoteando el grano, el caballo se le fue acercando poco a poco hasta que, de repente, dio un salto y le atrapó un ala bajo sus cascos de hierro. El joven saltó del árbol, ató al Pájaro de Fuego con las cuerdas y se lo echó a las espaldas de forma que las alas le colgaban por los costados como un manto de oro. Cabalgó hasta el palacio y mientras subía con el Pájaro de Fuego hacia el trono real, iban cayendo de él plumas llameantes, dejando tras de sí un rastro de oro.
El rey quedó encantado de tener al Pájaro de Fuego y el corazón del joven latió emocionado cuando lo armaron caballero. Pero luego su alegría se tornó en desesperación cuando el rey dijo:
–Ya que me has traído el Pájaro de Fuego, seguro que serás capaz de traerme lo que mi corazón lleva años deseando. Ahora quiero que viajes a los confines de la Tierra, al lugar donde el Sol vuelve rojo al mar, y que me traigas a la hermosa Vasilisa, que vive allí. Y si fracasas, tu cabeza rodará.
Llorando, el joven abandonó el palacio y fue a hablar con su caballo.
–¿Por qué lloras? –preguntó el caballo.
–El rey ha ordenado que le traiga de los confines de la Tierra a la hermosa Vasilisa. Y ha dicho que si fracaso, me cortará la cabeza.
–Sécate las lágrimas –dijo el caballo–. Tu sufrimiento no es este, el verdadero aún ha de venir. Vete a pedirle al rey que te dé una tienda de plata con el techo de oro, los más deliciosos manjares y el mejor de los vinos.
El rey le dio enseguida lo que le pedía y el joven cabalgó hasta los confines de la Tierra. Montó la tienda en la playa, puso fuera una mesa con los manjares y la bebida, se sentó y esperó. Pronto pasó por allí la hermosa Vasilisa navegando en su barco de plata con remos de oro. Divisó la tienda en la orilla y se acercó con el barco. Al llegar más cerca vio bordadas en la lona de la tienda escenas maravillosas de historias antiguas, vio la mesa puesta con los manjares y el vino, y vio al joven allí sentado esperando en silencio. En cuanto desembarcó, el joven la invitó a cenar con él. Los dos comieron y bebieron, rieron y charlaron, pero la hermosa Vasilisa no estaba acostumbrada al vino fuerte y pronto se quedó profundamente dormida. Entonces el joven la cogió en sus brazos, montó en su caballo y cabalgó hasta el palacio.
El rey, feliz de tener lo que su corazón deseaba, colmó de honores al joven. Pero, cuando Vasilisa despertó y descubrió que estaba lejos de su adorado mar, empezó a sollozar.
–No llores –dijo el rey–. Te haré mi reina; no te faltará de nada.
Cuando vio que no había escapatoria, Vasilisa le dijo al rey:
–Solo me casaré con vos cuando tenga mi vestido de novia, que se encuentra en un cofre en el fondo del mar. Decidle al joven que me trajo aquí ¡qué vaya a buscarlo!
Inmediatamente el rey mandó llamar al joven y le dijo que fuese a buscar el vestido y añadió:
–Si fracasas en esta misión, te cortaré la cabeza.
El joven salió llorando de palacio y fue a hablar con su caballo.
–¿Por qué lloras ahora? –preguntó el caballo.
–El rey me ha ordenado que vaya al fondo del mar a buscar el vestido de novia de la hermosa Vasilisa. Seguro que moriré en el intento, e incluso si lo consiguiese, tan solo estaría ayudando al rey a casarse con la hermosa Vasilisa, de la que me he enamorado perdidamente.
–Ah –dijo el caballo–, ¿no te advertí que dejases allí esa pluma? Ahora ya sabes lo que es sufrir. Sécate las lágrimas. Tu sufrimiento no es este; el verdadero aún ha de venir. Monta en mi grupa.
Veloces como el rayo, cabalgaron hasta los confines de la Tierra. Cuando iban caminando por la playa, el caballo saltó de repente y atrapó un cangrejo gigante bajo sus cascos de hierro.
–No me des la muerte, perdóname la vida, y haré cualquier cosa que me pidas –gritó el cangrejo.
–Rey de los Cangrejos –dijo el caballo–, tráeme del fondo del mar el vestido de novia de la bella Vasilisa.
El rey de los cangrejos dio una orden y miles de cangrejos y langostas salieron de las aguas, trayendo un cofre de oro.
El joven dio las gracias a los cangrejos, cogió el cofre y cabalgó hasta el palacio.
Pero cuando Vasilisa ya tenía el vestido, le dijo al rey:
–Hay una cosa más que debéis hacer antes de nuestra boda.
Quiero que ordenéis traer el caldero de hierro más grande del castillo, que lo llenen de agua y que lo pongan al fuego. Cuando el agua esté hirviendo a borbotones, ¡quiero que arrojen dentro al joven que me trajo aquí!
A pesar de todo lo que el joven había hecho por él, el rey no dudó un minuto en pedir que trajeran el caldero, lo llenaran de agua y lo pusieran al fuego, al tiempo que ordenaba a otros sirvientes que fueran preparando el banquete de bodas.
Cuando el joven vio el agua hirviendo, pensó:”Ahora sí que ha llegado mi fin. ¿Por qué no escucharía  a mi caballo?
Cuando recordó a su caballo se puso aún más triste y le dijo al rey:
–Al menos dejad que vaya a despedirme de mi caballo antes de morir.
El rey le dio permiso y el joven se fue llorando del palacio.
–¿Por qué lloras? –preguntó el caballo.
–El rey ha ordenado  que me arrojen en agua hirviendo y nunca más volveremos a galopar juntos bajo el cielo abierto.
–Sécate las lágrimas–dijo el caballo. Cuando vengan a buscarte, no te resistas. Después, suéltate de los guardias, corre y lánzate al caldero.
Ya todo estaba preparado. El banquete estaba listo y el agua hervía a borbotones pero, cuando fueron a buscarlo, el joven se soltó de los guardias, corrió y se tiró al caldero. Tres veces desapareció debajo del agua hirviendo, tres veces volvió a emerger, y a la tercera vez, saltó fuera del caldero. No solo estaba ileso, sino que ahora estaba transformado. Y si antes era ya apuesto, ahora era hermoso y brillaba con una gran luz interior. Cuando el rey vio esa transformación, él también quiso transformarse así y se lanzó de cabeza al caldero, muriendo en el acto.
Estando el banquete de bodas preparado y el reino sin gobernante, el joven y la hermosa Vasilisa se casaron, se hicieron reyes de esa tierra y vivieron felices para siempre.


Autor: TIM BOWLEY
Ilustrado por: ÓscarVillán
Editorial: KALANDRAKA



ACTIVIDADES:

1.- ¿Qué advertencia le hace el caballo a su dueño? ¿Por qué crees tú que le hace este aviso?

2.- ¿Cómo consigue atrapar el joven a la bella Vasilisa?

3.- Termina de leer esta historia en nuestro blog grupoleoalicante.blogspot.com.

4.- Escribe una historia cuyo protagonista sea un pájaro mágico de poderes especiales y envíala por mail a: grupoleoalicante@gmail.com

martes, 19 de mayo de 2015

Sesión de animación a la lectura en el colegio la Aneja

EL GRUPO LEO CON PEDRO VILLAR EN EL COLEGIO LA ANEJA DE ALICANTE


Día 16, día caluroso, desde Villena el escritor Pedro Villar viene a Alicante a encontrarse con los el alumnado de 2º de primaria a petición de su Tutora Áurea López, componente del Seminario permanente del Grupo Leo.
Durante varios meses han estado trabajando y dando vida al libro: Pastor de nubes.
Es de admirar cómo unos alumnos de este nivel habían trabajado, leído y jugado con las palabras.
Desde el principio, su autor fue comprobando la capacidad de expresión de sus sueños que casi todos con Nino, protagonista del libro, en sus brazos expresaron su sueño y palabra preferida.
Una vez más he podido comprobar y vivir, como un niño más, el poder expresar los sueños que suponen al querer conseguirlos la base de una auténtica utopía base del desarrollo personal.
Aquí  tenéis algunas imágenes de la sesión.
Mi agradecimiento  a todos: Escritor, Tutora y a ese alumnado ilusionado con sus sueños y con la lectura dando vida al libro

Diego Gila. Coordinador Grupo Leo





Sesión de animación a la lectura en el colegio Ntra. Sra. del Remedio

Animación a la lectura en el Colegio Nuestra Señora del Remedio en Alicante

Conocimos la novela Media Luna, de Mª Ángeles Gómez Sar, a través del grupo de animación a la lectura Leo y ya desde sus primeras páginas nos cautivó.

Se trata de una historia de misterio y aventuras, ambientada en Alicante, teniendo como escenarios varios lugares emblemáticos de nuestra ciudad.

En 1997 una joven alicantina encuentra un viejo pergamino. La protagonista, junto a su hermano, un amigo y su profesora, descubre un enigma con ocho siglos de antigüedad.

El lunes 27 de abril, los alumnos de 3º de ESO, junto a nuestras profesoras, tuvimos la gran suerte de compartir unas horas con su autora y Diego Gila, coordinador del grupo Leo.

Mª Ángeles nos habló de su afición por la lectura desde la infancia, de sus comienzos como escritora, de sus fuentes de inspiración. A continuación se centró en el proceso creativo de la novela. Media Luna la escribió en dos momentos personales muy importantes en su vida: Destacó que los personajes son “de carne y hueso” en contraposición con la tendencia actual de crear personajes fantásticos e irreales; comentó que en todos ellos hay un poco de ella misma; nos habló de los valores que se reflejan en la novela, valores tradicionales: jóvenes estudiosos, responsables…; apuntó la importancia de conocer la ciudad en que vivimos.

Seguidamente se estableció un turno de preguntas, en torno a la novela, que amablemente contestó. Por último  nos dedicó y firmó los ejemplares de su obra.
Resultó una sesión muy enriquecedora, cercana y amena, ya que conocer al autor de un libro que has leído, motiva a leer más.
           
Por eso os damos las gracias Mª Ángeles y Diego.

¡Gracias por compartir estos momentos con nosotros!