domingo, 26 de abril de 2015

Los libros del mes de abril "La xiqueta que només es va poder endur una cosa"



Ressenya:

Lena té un problema molt gros i no es pot concentrar a classe. Què li pot regalar a la iaia ara que fa 100 anys? Sort que els seus companys, i també Juli, el mestre, estan disposats a donar-li un bon grapat d'idees. La solució serà molt més fàcil i original del que imagina.
Eulàlia Canal i Valentí Gubianas donen vida a una història plena de tendresa que és alhora un cant a la màgia de llegir, contar i escriure contes.
Dirigida als primers lectors.

L’autora:

Eulàlia Canal va néixer a Granollers, el 6 de març de 1963. Comparteix la feina d’escriure amb la de ser mare i la de psicòloga, la seva professió oficial.
La seva literatura es caracteritza per la humanitat de les històries, la tendresa amb què tracta els personatges, la riquesa del llenguatge i la poesia de la prosa. De fet va començar la seva vida literària amb un llibre de poemes, Andana blanca, amb el qual va guanyar el Premi Òmnium Cultural 1998. El van seguir Emocions i Sentiments (disc-llibre amb contes i cançons) i Qui enviava petons a l’Estrella (Premi Ciutat d’Eivissa de Narrativa Infantil 2005). Ha publicat també Les set dents de la Palangana, Un petó de mandarina (Premi Barcanova de Literatura Infantil i Juvenil 2006), La tocanassos, Un somni dins el mitjó, L’arbre de les històries, etc.
Ella mateixa ens fa saber que va néixer en una casa plena de llibres, per tant plena de misteris i històries per a descobrir. Ens diu: “...per a mi els llibres eren un misteri, tenia molta curiositat per saber què deien les lletres, tantes paraules fent-me pampallugues dins les pàgines. Obrir un llibre era com obrir una porta a un món màgic i desconegut...”. Aquesta curiositat i les ganes de conèixer i saber no s’acabaven en els llibres: “...m’agradava [...] jugar a pilota, capbussar-me en el mar i enfilar-me als arbres. [...] I així, amb el cap sota l’aigua, com un peix, o dalt d’un arbre, com un mico, m’imaginava móns diferents i màgics...”. La il·lusió per a conèixer històries noves, fossin escoltades, llegides o imaginades, sembla no haver-la deixat mai. No se les descuida ni quan surt de casa: “...ara no surto mai de casa sense endur-me un llibre: si no el porto a la mà o a la bossa, el porto dins del cap.”
Aquest món tan ric i ple d’històries no se l’ha guardat per a ella sola, sinó que el comparteix amb el seu marit i els tres fills: l’Ada, l’Ona i el Nil, que per a ella són els crítics més sincers que ha tingut mai. Per sort, també ha volgut compartir-lo amb tots nosaltres, sobretot amb els infants de qui li agrada escoltar les preguntes i encara més les explicacions, quan els va a visitar a les escoles.

L’il·lustrador:

Valenti Gubianas i Escudé. Navàs, 1969. “Vaig néixer davant de l'estació d'un tren que no tenia pressa. En tenia tan poca que el van treure del tot al cap de poc temps. Tot anava ràpid i el pobre tren ja no el volia ningú. Vaig créixer fent cabanes a l'Alzineta quan encara hi havia molts pins grans i preciosos, focs de Sant Joan al Pla del Gubianas, jugant al campanar quan la porta estava sempre oberta, fent els millors paquets de regal del món a la botiga de casa, jugant a futbol amb els amics tots els dies de la setmana i mirant com passava el ramat per davant de casa. Dibuixava, pintava, com tothom a casa meva”. “Vaig estudiar un temps a l'Escola Massana i va ser allà on vaig descobrir l'ofici d'il·lustrador. Em vaig començar a meravellar per l'obra de la Montse Ginesta i de la Carme Solé Vendrell i encara ara són els meus referents. Vaig publicar el primer llibre l'any 1995 de la mà de l'Elena O'Callaghan. Des de llavors he il·lustrat moltíssims llibres. També he col·laborat amb projectes de l'Auditori, La Roda, Diputació de Barcelona, Adifolk i Focus amb il·lustracions de gran format."


EL PROBLEMA MÉS GRAN


Lena va arribar a classe tres minuts tard i amb els cabells rebolicats.
Rebolicats és un dir.
Tenia el serrell com un eriçó, com si portara un grapat de lletres III ben dretes damunt dels ulls. A l’esquerra els rínxols li feien SSS, com serps diminutes, i a la dreta, ZZZ com llamps.
Per darrere, era un manoll que semblaven OOO.
I és que els cabells de Lena tenien vida pròpia, eren un espill dels seus pensaments.
Per això Juli, el mestre de Lena, va saber que passava alguna cosa.
Juli estava plantejant un problema de matemàtiques i va continuar l’explicació:
—Pere participa en un concurs de menjar flams en la festa major del seu poble. Per a batre el rècord s’ha de menjar 100 flams en 10 minuts. En estos moments, quan falta 1 minut perquè s’acabe el temps, en porta 33.
Quants flams li queden per a aconseguir-ho?
—Jo crec que agarrarà un mal de panxa- va riure Kèfir.
—Silenci, Kèfir, només vull que alce la mà qui ho sàpia -va fer Juli.
Van alçar la mà Jos i Jasmina, Roc i Rània, i Miquel també.
Lena, no.
Juli va observar que ara els cabells se li alçaven com signes d’interrogació tremolosos.
—I tu, Lena? -es va interessar Juli.
 —Jo? -es va sorprendre ella com si acabara d’aterrar de la lluna.
—Tens la solució?
—Humm... pensava...
—Sí? I en què pensaves?
—Doncs... -va dubtar un moment i després va amollar, com si res:— és que tinc en el cap un problema més gran que els flams de Pere. Un problema que m’ocupa tot el cervell i no em caben els altres.
—Es tan gran com un rinoceront? -va preguntar Kéfir.
—O com un elefant? -va suggerir Rània.
—No pot ser més gran que un conill -va raonar Roc- En el cap de Lena cap, màxim, un conill, o un coala, potser.
Tots van començar a opinar com de gran podia ser el problema de Lena i el rebombori anava en augment. Juli ho va parar:
Per favor, xiquets, una miqueta de silenci, deixem que parle Lena -i mirant-la als ulls va afegir:— Si ens ho vols explicar, potser entre tots...
Lena va agarrar aire i va explicar —Demà la meua iaia Maria fa 100 anys i li vull fer un regal molt i molt especial, i no se m’ocorre quin.
Aleshores, com si haguera destapat una botella de cava, van comentar a ploure-li idees a dreta i a esquerra:
—Una bicicleta per a anar a comprar el pa -va proposar Roc.
—Un joc de la Wii -va botar Jasmina.
—Un viatge a la selva amazònica per a vore els cocodrils -es va emocionar Eduard.
—Una eixida al parc d’atraccions -va deixar anar Camila.
I més coses com... entrades per a un concert de rock, una tauleta tàctil de tres dimensions o un matalaf amb somnis de colors.
I també... un vestit roig cirera, un pastís que no s’acabe mai o un dibuix amb un somriure  ben gran...
Era una espiral d’idees difícil de parar.
Per això Juli va haver de recórrer a la fórmula màgica per a fer silenci.
Va picar de mans tres vegades i va dir fort i clar:
—Atenció: u, dos, tres, em seguiu? -I no va caldre res més perquè tots a una recitaren les paraules màgiques:
—U, dos, tres,
llavi contra llavi
i el soroll és res!
La calma va tornar, i Juli va mirar Lena i va fer:
—A vore, què t’han semblat les propostes dels companys?
—No ho sé... És que ha de ser una cosa que emocione la meua iaia, que la faça feliç.
—Potser hauríem de saber més coses de la teua iaia, saber què li agrada a ella. Ens en pots explicar alguna cosa?
Lena va rumiar, i de sobte els interrogants dels cabells se li van desfer i li van caure suaus com fulles de tardor damunt l’orella.

Editorial: Edicions Bromera.





ACTIVITATS:

1.- Com es diu la protagonista de la història? Què li passa al seu cabell?

2.-  Quin problema té? Quines solucions li donen els seus companys?

3.- Lena trobarà un regal especial per a la seua iaia Maria? Acaba la història i l'envies acompanyada d'un dibuix original al Grup Leo.

grupoleoalicante@gmail.com

lunes, 20 de abril de 2015

Sesión de animación en el CEIP Pedro Duque

Hoy día 14 de abril del 2015  amanecía un día muy esperado por todos los alumnos del Colegio Pedro Duque de Alicante. Conocerían por fin a la escritora de “Charly y los cinco peligros “y “Charly y el cofre del tesoro”.


Maribel Romero acompañada por Pedro Fernández y con ellos todo el Grupo Leo entraban en la biblioteca del Centro por la puerta grande.



Los alumnos de 3ºA, 3ºB, 3ºC y 3ºD han interactuado durante una hora  con la escritora vivenciando de nuevo las apasionantes aventuras de Charly. Han preguntado, contestado y expresado todas las preguntas y emociones que llevaban guardadas, como si de un gran tesoro se tratara, cumpliendo su sueño en esta esperada visita.


Al final le han mostrado  un mural donde han plasmado como las cinco armas  que les ha enseñado Charly las usarán en la vida cotidiana y le han hecho entrega de una llave simbolizando que todo el Colegio tiene las puertas abiertas a la gran labor de animar a la lectura que realiza el grupo Leo.



Después del recreo les ha tocado el turno a 4ºA, 4ºB y 4ºC que también han elaborado un precioso cartel del cofre del tesoro y entregado a la escritora numerosos dibujos.


Hasta las 12.30 h. han apurado el tiempo expresando en sus ojos la ilusión del por qué no llegar a contar ellos mismos sus propias aventuras convirtiéndose en escritores.



 ¡Ánimo queridos niños y niñas, ...a leer mucho para alcanzar tan admirables sueños!

Loa libros del mes de abril "El robo de las aes"



Reseña:

Un pequeño pueblo está agitado por las elecciones. Unos apoyan al poeta y otros al general. El periódico local publica artículos desacreditando a quienes apoyan al poeta. Un día, la imprenta amanece sin poder imprimir la «a» y el diario no puede circular. Una emocionante historia basada en un hecho real.
Magnífico libro lleno de intriga y de humor y todo un lujo de edición con unas sugerentes y llamativas ilustraciones.
Al final del libro aparece un anexo donde se informa sobre los primeros libros anteriores a la imprenta, de la invención de la escritura, de los diversos soportes sobre los que han pasado los libros, de las primeras técnicas de impresión, de los tipos móviles, de la invención de la imprenta, del linotipo, de la técnica del offset…
Para terminar  con unas curiosísimas apreciaciones sobre las aes:
Alrededor del 62%  de las palabras en castellano contienen la letra ”a” que proviene de la letra griega “alfa” y según el diccionario Compendio Latino-Hispánico publicado en 1829 por don Pedro de Sales, la letra “a” se define:
Primera letra en dignidad y naturaleza, la de sonido y pronunciación más claros, la más alegre de decir, la más excelente en sus formas, reina de los otros elementos del alfabeto y superior a todos ellos en mérito”.
Tod ví  gu rd  este libro una sorpres  pero es mejor que l  descubr  el lector.

Por eso la lectura de este álbum es muy recomendable a partir de los 10 años
  

El autor:

Gonzalo Canal Ramírez. Nació en Gramalote, Norte de Santander (Colombia), en 1916. Fue novelista, periodista y director del Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe y ha publicado algunos libros para niños, como la divertida historia El robo de las aes. Sus cuentos suelen centrarse en la vida de los niños de zonas rurales. Ocupó cargos en el gobierno y la diplomacia. Sin embargo, consagró la mayor parte de su vida a las artes gráficas, realizando trabajos tanto en el país como en el exterior. 


El ilustrador:

Peli o Julio Zúñiga, el ilustrador de este álbum realiza un excelente y maravilloso trabajo que encanta y sobrecoge al lector, Su trabajo a plumilla y emulando la técnica del grabado al aguafuerte logra hermosas ilustraciones coloreadas parcialmente con tonos planos. Con esta técnica representa personajes y paisajes típicos de un pueblo andino y crea a lo largo de todo el relato una atmósfera plástica de misterio y tensión.
Peli ha ilustrado también  para Ediciones Ekaré El perro del cerro y la rana de la sabana, Cán dida y Onza, tigre y león.



 LA VOZ DE SAN GABRIEL

Un día resolví, por mi propia cuenta y sin decírselo a nadie, poner fin a los insultos del periódico contra mi papá.
Me fui hasta la imprenta, que funcionaba detrás de la casa parroquial, a conocer cómo hacían La Voz de San Gabriel. Me fijé en cómo Tomás, el compositor, sacaba las letricas de los cajetines y sin equivocarse iba formando las palabras, las frases, los renglones. Mario, el armador, tomaba esos renglones de palabras y, como un rompecabezas, armaba la página, y Checame, el prensista, las imprimía sobre el papel.
Yo iba y venía del uno al otro contento de poder ayudar. Había ido a buscarles agua fresca del tinajero que estaba en el patio de las rosas, cuando de pronto como un rayo, se me vino una idea a la cabeza…
Lo más importante eran las letras, y las aes eran las más numerosas. Sin las aes no habría periódico.
Si yo me robaba las aes, ¡La Voz de San Gabriel no podría aparecer!
Pero… ¿cómo? ¿Robar al padre Demetrio? El plan me daba vueltas en la cabeza como un trompo… Total, si el cura podía insultar a mi papá, yo podía ayudar a que eso no siguiera pasando. Las aes, las aes, esas letras eran la solución.
Averigüé todo lo necesario: cómo cerraban las puertas, a qué hora se iban, cuándo terminaban de imprimir el periódico cada semana. Y mientras tanto, las aes me bailaban, me llamaban, me atraían.
Me fui con la cabeza llena de aes y hasta le puse una velita a San Antonio para que me iluminara.
¿Cómo podría robarme esas aes?
El sábado era el día. La imprenta estaba cerrada y empezaba a trabajar el martes de la semana siguiente. Cuando se dieran cuenta del robo, ya las aes estarían muy lejos.
Los días anteriores a ese sábado fueron interminables. En mi cerebro una danza de aes, un chisporroteo de aes, un hormiguero de aes me acompañaba todo el tiempo mientras el plan se me iba formando. Si dormía, soñaba con las aes; si ayudaba a los peones en el ordeño, todas las vacas tenían forma de aes; los caballos en el establo eran aes que relinchaban.
Aes, aes, aes.
¡Qué bonitas, qué peligrosas,
qué importantes las aes!
El sábado llegó y mi caballo Emir y yo fuimos temprano al pueblo a visitar a las tías. Como a las cuatro de la tarde comenzó mi plan. Entré con Emir en el patio de la casa parroquial y le pedí permiso al peón Casimiro para ir a hacer una ”necesidad”.
— Pase mijo, vaya- contestó él, viniendo hacia mí.
— Y me tienes por favor a Emir, no le gusta estar con otros caballos.
— Lindo potro tu Emir, yo te lo cuido.
Cuando entré en el taller el miedo se me hizo más grande, tan grande como el cura Demetrio en el púlpito. Me parecía que él veía lo que yo estaba haciendo. Mientras sacaba las aes del cajetín, los dedos se me agarrotaron, me temblaban las piernas, sudaba frío y casi no podía respirar. Estuve a punto de arrepentirme y el miedo hizo verdad la “necesidad” que le había inventado a Casimiro. Esto casi lo echa a perder todo porque no estaba en el programa.
Cuando salí, un relincho de Emir me dio las fuerzas que me faltaban para atravesar el patio. Las hojas que crujían bajo mis pasos me acusaban, y mi forma de caminar seguramente era muy rara, porque al verme, Casimiro comentó:
— Ay mijo, pa’esos dolores dígale a su mamá que le prepare un guarapito de menta.
— Ya pasó, voy a la finca. Gracias, Casimiro.
Y salí mandado como un tiro rumbo a mi casa.
Emir corría como un campeón. De pronto empecé a sentir que alguien nos perseguía.
Las aes me pesaban en los bolsillos, y en la conciencia me parecía oír la voz del cura acusándome.
Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis, San Martín y hasta San Jorge con dragón y todo me perseguían.
La tarde se hacía oscura y asustaba como nunca.
Yo sentía los demonios del cielo y de la tierra acechándome en cada curva del camino, oía los gritos de la Llorona, las súplicas de las ánimas del purgatorio y los cantos del Silbón. Al pasar por el pozo del ahogado, vi como este se levantaba del pantano con sus manos huesudas para agarrarme.
¡Corre, Emir, corre!
Oía el aleteo del arcángel San Gabriel sobre mi cabeza.
¡Corre, mi caballito, que nos alcanzan!
Cuando vi las luces de la hacienda, el olor del cafecito me llegó colgado de la brisa. Entonces todos los demonios desaparecieron. Ya estaba en casa. Nadie me perseguía. Las letras estaban en mis bolsillos, y Emir y yo no podíamos respirar del cansancio.

Tomado de: El robo de las aes
Cuento de: Gonzalo Canal Ramírez
Ilustrado por: Peli
Editado por: EDICIONES EKARÉ



ACTIVIDADES:

1.- Hoy en día los periódicos no se hacen como describe el texto. Con la ayuda de tu equipo de trabajo investiga y haz un informe sobre el funcionamiento de un periódico en la actualidad.

2.- ¡Qué problema la falta de las aes…! Intenta escribir unos titulares de periódico  sin que aparezca ninguna a.

3.- ¿Cómo consigue entrar el protagonista de este relato en el periódico?

4.- Escribe una historia cuya acción transcurra en  un periódico y envíala por correo postal, acompañado de un dibujo, con nombre y apellidos, curso, colegio, nº de teléfono y dirección de e-mail a:
Concurso Literario Grupo Leo
Apartado de Correos 3008
(03080 Alicante)

miércoles, 15 de abril de 2015

Sesión de animación en la Escuela Infantil Los Olivos

EN LA ESCUELA INFANTIL LOS OLIVOS ¡NOS ENCANTAN LOS CUENTOS!

Hoy en el cole nos esperaba la magia del cuento y ni los peques ni los padres se lo querían perder. Nos ha visitado Diego Gila, coordinador del grupo Leo, y Teresa Rubira, la poetisa. Ha sido una sesión muy divertida que han compartido tanto el profesorado del centro como las familias y los niños.
En el grupo de los más pequeñitos, la clase de los bebés y la de 1 año, Diego ha contado varios cuentos muy chulos. Esperaban con ilusión y mucha atención lo que iba pasando en cada una de las páginas de los libros.

Diego con los más pequeños


En las aulas de 2 años, Teresa Rubira ha dramatizado junto con la ayuda de los padres y profesoras el cuento de la mariposa. Todos seguían con ilusión y asombro lo que iba sucediendo, jugar con los colores y la palabra es muy divertido.

Diversos instantes de la animación de Teresa


En esta escuela se apuesta por potenciar el desarrollo de la comunicación, la creatividad y la fantasía, consiguiendo el desarrollo de las habilidades socio-afectivas a través de la lectura y los cuentos. Una buena base desde pequeños creará adultos lectores que lean y disfruten haciéndolo.

Teresa y Diego junto con los niños, profesores y familiares


martes, 14 de abril de 2015

Los libros del mes de abril "El hada Roberta"




Reseña:

Narración fantástica que cuenta que Lucía es muy desdichada porque no se gusta nada. Las hadas deciden ayudarla y le mandan a Roberta, un hada de gran corazón que compone canciones, pero algo novata y despistada en sus hechizos. A partir de ese día, Roberta acompaña a Lucía al colegio, al zoo, a la biblioteca..., y en todas partes pone en apuros a la niña con sus hechizos mal acertados. Al final, después de tantas aventuras, el hada Roberta consigue su propósito: Lucía descubre, feliz, su gran belleza, porque ella es única e irrepetible, como todos y cada uno de nosotros.
Es una historia divertida en la que encontramos también algunos poemas con versos simpáticos.
Libro recomendado para el segundo Ciclo de Primaria

La autora:

Carmen Gil Martínez. Escritora española (Cádiz, 1962) especializada en literatura infantil, labor que comparte con la enseñanza y la animación cultural para niños, ha realizado proyectos de teatro, títeres, cuentacuentos, talleres de danza... Imparte cursos de poesía en colegios de Educación Primaria y da charlas de animación a la lectura para padres y maestros.
Comenzó a publicar en 2003, fecha desde la cual se han editado más de 80 obras suyas, muchas de ellas traducidas a diversos idiomas, aparte de todos los del territorio español.
En 2011 la Junta de Andalucía le concedió la Medalla de Oro al Mérito en Educación por su labor de animación a la lectura.

Ha publicado obras con editoriales como Planeta, SM ,Hiperión., Kalandraka…Su libro La sonrisa de Daniela ( Editorial Kalandraka) al que guarda especial cariño, fue distinguido con un White Raven, concedido por la Biblioteca Internacional Jugend de Munich (Alemania). En su palmarés puede presumir de que tres de sus libros han sido seleccionados por el Gobierno de México, y otros dos por el de Chile, para ser distribuidos por las bibliotecas públicas del país.

ROBERTA

Roberta era un hada pequeñita, del tamaño de un bote de pimienta o de un huevo de pascua o de musaraña. Con su pelo tieso y colorado, la cara salpicada de burlonas pecas y una sonrisa alegre, capaz de llenar de luz el día más nublado, Roberta andaba siempre de acá para allá alborotándolo todo. Y es que Roberta era un hada muy soñadora.
A Roberta le gustaban muchas cosas: llevar medias de rayas de colores, volar en primavera entre las lilas, desayunar tostadas con mucha mermelada, reír a carcajadas hasta que le dolía la mandíbula, sacar brillo a las estrellas, comer mucha fruta, tirarse de cabeza a las nubes… Pero lo que más le gustaba de todo era inventarse canciones e interpretarlas con su guitarra para las demás hadas. Cada vez que había un corrillo de hadas bailando sin parar, era porque Roberta estaba en el centro cantando alguna de sus canciones.
Pero, claro, como siempre estaba muy concentrada atrapando palabras en el aire, no prestaba atención a lo que hacía, metía mucho la pata y le salía todo al revés. Así que se estaba ganando fama de patosa en todo el reino de las hadas.
Cuentan que, una vez, Roberta estaba practicando palabras mágicas para que un cañón, en vez de balas, disparase nubes de algodón:

Cáspiris chásquirris palas,
que este brillante cañón
dispare, en lugar de balas,
nubes de algodón.

Como el hechizo era de efecto retardado y Roberta era incapaz de estarse quieta un minuto, se puso a cantar y a bailar:

No soy un hada ordinaria:                   
¡el rosa me da urticaria!
En vez de gorro con tul,
uso siempre boina azul.

Mi cabello no es dorado,
sino tieso y colorado.
Mi peine no es de oro fino,
pero me importa un comino.

No me baño en aguamiel,
me ducho con ducha y gel.
No bebo agua de rocío,
prefiero un sorbete frío.

Ni custodio un gran tesoro,
ni tejo con rueca de oro;
pero bailo rock and roll
llueve, truene o haga sol.

Canto como una cigarra,
no con arpa, con guitarra;
y me gusta rapear
más que a los peces el mar.

Uso minifalda, mallas,
botas y medias de rayas
divertidas y graciosas;
¡las túnicas son tan sosas!

Y me chifla día y noche,
hechizar a troche y moche.
Con un toque de varita
la vida es siempre bonita.

A veces me lío un poco,
me descoco y me equivoco
y más de una vez al mes
todo me sale al revés.

Pero eso no me derrumba.
Canto un rap, bailo una rumba
y, antes de que me dé cuenta,
ya estoy otra vez contenta.

Tan bien se lo estaba pasando Roberta y tanto estaba disfrutando viendo bailar a las hadas, que se le olvidó que el cañón no dejaba de disparar nubes a diestro y siniestro. La Tierra entera se había cubierto de una espesa capa blanca y no había nadie capaz de ver más allá de sus narices. Durante un buen rato la gente anduvo a tientas. Menos mal, que quitando varios tropezones, con algún que otro encontronazo, no hubo que lamentar males mayores. Por esda vez, el despiste del hada no había pasado de ser una simple anécdota. Y es que precisamente anécdotas no faltaban en su vida.
Cuentan que, en otra ocasión, Roberta tuvo que desencantar a un príncipe al que la bruja Oliva había transformado en sapo. Pero el hada, en vez de dedicarse a estudiar bien las palabras mágicas que tenía que pronunciar, se pasó la tarde dándole vueltas a unos versos para una canción. Cuando llegó el momento de decir:

Que este sapo repugnante
se convierta en un instante
en un príncipe elegante.
Roberta dijo:
Que este sapo repugnante
se convierta en un instante
en un enorme elefante.

Y para colmo de males, el príncipe elefante se enamoró de una elefanta que pasaba en ese momento por allí y ya no hubo manera de convencerlo de que se dejara transformar otra vez en príncipe.
Pero, a pesar de los pesares, Roberta era feliz y todas las hadas querían estar cerca de ella porque les contagiaba su alegría.

Tomado de: El hada Roberta
Autora: CarmenGil
Ilustrador: PepBrocal
Editorial: Bambú



ACTIVIDADES:

1.- Leyendo la descripción de Roberta, ¿os animáis a representarla en un bonito dibujo?
2.- Roberta contagiaba su alegría a las demás hadas. ¿Conocéis a alguien que también contagie alegría estando a su lado?
3.- Escribe un cuento o un poema sobre una persona muy alegre y optimista y envíalo por correo postal, acompañado de un dibujo, con nombre y apellidos, curso, colegio, nº de teléfono y dirección de e-mail a:
Concurso Literario Grupo Leo
Apartado de Correos 3008
(03080 Alicante)

miércoles, 1 de abril de 2015

DÍA INTERNACIONAL DEL LIBRO INFANTIL 2015

MUCHAS CULTURAS, UNA HISTORIA

"Hablamos idiomas diferentes y venimos de diferentes orígenes, sin embargo compartimos las mismas historias"
Historias del mundo... cuentos tradicionales
Es la misma historia para todos nosotros
En diferentes voces
En diferentes colores
Pero sigue siendo la misma...
Principio...
Argumento...
Y final ...
Es la misma historia que todos conocemos y amamos
Todos la escuchamos
En diferentes versiones y por diferentes voces
Sin embargo, siempre es la misma
Hay un héroe... una princesa... y un villano
No importa su idioma o sus nombres
Ni sus rostros
Siempre es la misma
Principio,
Argumento
Y final
Siempre ese héroe... esa princesa y ese villano
Sin cambios a través de los siglos
Nos acompañan
Nos susurran en nuestros sueños
Nos mecen para dormir
Sus voces desaparecieron hace tiempo
Pero viven en nuestros corazones para siempre
Porqué nos unen en una tierra de misterio e imaginación
Porqué todas las diferentes culturas se funden en Una Historia



Escrito por: Marwa Al Aqroubi