martes, 29 de abril de 2014

Los libros del mes de abril 2014 del Grupo Leo en La Tiza: "Las aventuras del Capitán Mondongo. El recacate de Puerquín" de Jesús López Moya


Los libros del mes del Grupo Leo
en La Tiza

Artículo visto en:
Suplemento de Educación Infantil "La Tiza" 09-04-2014
Diario Información de Alicante con el Patrocinio de la Fundación CajaMurcia y COES

Las aventuras del Capitán Mondongo.
El recacate de Puerquín

El autor: Jesús López Moya ( - ):

La ilustradora: Leticia Mordago
Argumento:

La Tiza de la Lectura. Leo, leo, que me animo a leer.
Un cuento:

Camino a las cocheras
Llegó el gran día. Kiko se despertó con el dedo en la boca lleno de baba, su pijama de Hello Chichi y un peluche de Krusty, el payaso de Los Simpson, en su mano. Se asomó a la ventana y vio que lucía el sol. Hacía un buen día para ser un héroe. Respiraba el aroma del riesgo y sabía que aquél era un día para valientes, en concreto para él y sus dos amigos. Entonces, bostezó y se le escapó un pedete como de buenos días. Se cambió de ropa y bajó a tomar su desayuno. Intentaría que su madre no notase nada y se marcharía al colegio como cualquier otra mañana.

Para Dani fue igual. Se despertó con la voz de su hermano mayor diciéndole: “¡Levanta, canijo!”. Dani se despertó, miró por la ventana y … vio la pared de enfrente. Igualmente sabía que era un gran día. Una gota de sangre salió por su nariz como muestra de su inquietud, pero nadie le frenaría ni a él ni a sus amigos. Bajó, desayunó y emprendió su camino al colegio.

Melisa despertó una hora antes de lo habitual, los nervios no la dejaban dormir. Con su pijama de las Monster Guay y sus zapatillas de Betty Pop bajó a desayunar y se puso a ver dibujos en la tele hasta que llegase la hora de ir al cole. Era la primera vez que participaba con unos superhéroes y, seguramente, debería poner a prueba su poder a lo largo del día.

A las 8:55 se encontraron en la puerta del cole. Se miraron fijamente a los ojos sin decir ni una sola palabra, sabían perfectamente lo que debía hacer: pasar desapercibidos, como siempre, y esperar a que llegase la hora de salir del cole, por la tarde, para comenzar su plan de ir a las cocheras a rescatar a la amada mascota del colegio.

Y así fue, el día resultó de lo más tranquilo. No hubo castigos, ni muchas burlas, ni siquiera le robaron el almuerzo a ninguno de los tres. Y así fue pasando el día mientras los nervios y el deseo de que llegase la hora iban creciendo. A las cinco en punto, el timbre sonó. De momento todo iba perfecto, no habían castigado a ninguno de los tres así que ya podía comenzar la última fase de la operación “Rescate de Puerquín”.

- A ver, chicos – dijo Kiko, con voz de líder del grupo-, ya sabemos cómo empezar la misión. Cada uno irá a su casa. Melisa, tú pasarás por mi casa y volverás a convencer a mi madre de que tenemos que terminar el trabajo para que me deje salir. Después, pasaremos por casa de Dani. Cada uno llevará en su mochila su traje de superhéroe y tiritas y agua oxigenada, por si acaso. Lo difícil será convencer a mi madre para sacar a Culete de mi casa. Mi madre no se va a creer que vamos a la biblioteca si pretendo llevarme al perro.

-Es fácil, Kiko- interrumpió Melisa-. Pasaré por vuestras casas y diré que vamos a terminar el trabajo en mi casa, y que se venga Culete porque allí tengo un jardín grande y puede jugar con mi perrita Maggie.

- ¡Siiii! Primer obstáculo resuelto- dijo Dani, ilusionado. Dani comenzaba a mirar a Melisa y se daba cuenta de que no era fea, es más, le hacían gracia esas coletas que llevaba y además veía que era inteligente, por el plan que acababa de proponer.

Bueno, Dani, pues cada uno a su casa y tú, Melisa, recuerda recogerme a las cinco y media en punto. ¡Hasta luego, chicos!

Todo salió a la perfección. A las seis menos cuarto ya estaba el equipo al completo, Culete incluido. Se dirigieron a las afueras, en donde se encontraban las cocheras. Cuando ya estaban llegando vieron un descampado con arbustos y, cada uno en una esquina para no verse, se cambiaron de ropa. Salieron de aquel descampado vestidos de superhéroes y, la verdad es que resultaba cómico verles vestidos de aquella manera paseando un perrito.

Un coche que pasaba por allí les gritó en plan de cachondeo:”¡Ey, que no son carnavales aún!”, y pegó una pitada.. Se miraron a los ojos y con una mueca, dejaron claro que nada les pararía ante su objetivo: rescatar a aquel cerdito vietnamita.
...............................................................
Fragmento del libro: Las aventuras del Capitán Mondongo. El rescate de Puerquín
Autor: José López Moya
Ilustrador: Leticia Mordago
Colección:
Editorial:  Kelonia
ISBN:
Actividades: 
  1. Puerquín es la mascota del colegio de esta aventura. ¿En tu cole tenéis mascota? ¿Qué y cómo sería si pudierais tener una? 
  2. Esta aventura nos hace descubrir que TODOS tenemos un talento. ¿Podrías pensar en el tuyo y buscar un traje de superhéroe o heroína que lo represente? 
  3. Inventa una historia en la cual seas protagonista con tu talento. Envíalo acompañada de un dibujo al Grupo Leo. Escribid vuestro nombre, apellidos, curso, colegio y nº de teléfono o e-mail:

Grupo Leo
Apartado 3008
03080 Alicante

o por e-mail a: grupoleoalicante@gmail.com
...................................................................
grupoleo@terra.com

martes, 8 de abril de 2014

Los libros del mes de abril 2014 del Grupo Leo en La Tiza: "El calcetín de los sueños" de Eulàlia Canal


Los libros del mes del Grupo Leo
en La Tiza

Artículo visto en:
Suplemento de Educación Infantil "La Tiza" 02-04-2014
Diario Información de Alicante con el Patrocinio de la Fundación CajaMurcia y COES

El calcetín de los sueños

El autor: Eulàlia Canal (Granollers, 1963 - ):

La ilustradora: Valentí Gubianas (Navàs, 1969 - ):

Argumento:
Naima espera con ilusión irse de vacaciones con sus padres, pero mamá está tan ocupada que no tiene ni un minuto libre, ni siquiera para soñar. La niña sospecha que hay un ladrón que le roba el tiempo a su madre y, con la ayuda de Timmi, su mejor amigo, trama un plan para atraparlo. Naima hará un montón de descubrimientos y un gran hallazgo: qué quiere ser de mayor.

La Tiza de la Lectura. Leo, leo, que me animo a leer.
Un cuento:
Cumpleaños y regalos
Termina la fiesta. Todos vuelven a su casa. Timmi, antes de irse, me da un paquete con la condición de que no lo abra hasta que llegue a la cama. La curiosidad me remuerde y quiero llegar a estar sola para abrirlo.
Mis hermanos me dicen, que a partir de ahora Me dejarán la consola todos los sábados por la tarde.
La abuela, se sienta a mi lado y me dice que no tiene ningún regalo. Yo sonrío y le digo:
-      Tu regalo, abuela no se ve, pero es el más grande de todos. Me has regalado un montón de tiempo.
-       Ha sido un placer, NAIMA-comenta la abuela.
Las letras de mi nombre vuelan ante mí, se juntan formando pétalos de geranio que bailan y me hacen cosquillas en el pelo.
Mi madre viene a arroparme y me alarga un paquete. Lo abro. Es una libreta de tapas azules y unas letras doradas que dicen:  ” El diario de los sueños de Naima”. Me dice que ahí  puedo escribir todos mis sueños y guardarlos.
Me aseguro que mi madre se ha ido y cojo el paquete de Timmi. Está envuelto en un papel azul y lleva un lazo rojo. Lo abro, poco a poco, sin romper el papel.
Risss, hace el papel entre mis dedos. Es un libro: Momo o la extraña historia de los ladrones del tiempo y de la niña que devolvió a los hombres el tiempo robado”, de Michael Ende.
Lo huelo. Huele a bocadillo de maíz.Abro una página al azar y leo en voz alta:
“Momo y Gigi estaban sentados en silencio uno junto al otro y se quedaron mucho tiempo contemplando la luna. Sin duda se sintieron inmortales todo el tiempo que duró aquel instante””
Esas palabras me llegan como una música al fondo del corazón.Las manos me tiemblan y el libro se me cae al suelo.
Un sobre blanco salta de dentro y cae en mis pies.
¡Es una carta de Timmi! La abro y leo:
Hola, Naima.
Quiero decirte una cosa que me pasa desde que te conozco. A veces, cuando no estoy contigo, siento que me falta algo. No sé  explicarlo. Me toco la nariz y está en su sitio, me toco el pelo, me cuento los dedos de la mano y del pie, están todos. Mi abuela me dice: “Ya estamos otra vez, Timmi, no te falta nada” y como me ve inquieto, me pela una manzana, y yo me la como a mordiscos y pienso en ti.
Me daba miedo contarte mi secreto, pero ahora ya está.
OOO (son burbujas, cada burbuja un beso. Timmi.
Ahora sé que, cuando le vuelva a verle contaré lo que me pasa con las palabras.
Del silencio me llegan las burbujas de Timmi, como un ala de mariposa en la mejilla.Y las palabras, también, como ligeros copos de nieve sobre mi pelo.
Sueño que estoy en la cueva del tiempo perdido. Paso los dedos por los cajones del tiempo. Me paro en el que dice "tiempo para soñar” y lo abro……y miles de pequeñas estrellas vuelan hacia el cielo de la cueva y yo desdigo adiós con la mano.
Y de repente, lo sé. Sé lo que quiero hacer cuando sea mayor. Quiero tener una fábrica de sueños. En mi fábrica, los cajones estarán  llenos de sueños para regalar y vendrá gente de todo el mundo a buscar sueños. En la puerta, colgaré un cartel que diga:

SUEÑOTECA, El estuche de los sueños”
Y las letras de los cajones dirán:
SUEÑO PARA MAMA En la playa de las tortugas donde se hacen las cosas poco a poco para disfrutarlas.
SUEÑO PARA PAPÁ: Con música para bailar hasta que los pies digan basta.
SUEÑO PARA LA SEÑORITA PACIENCIA, donde un día siempre sea un día.
SUEÑO PARA NATALIA: De tardes en el parque con los amigos, como antes.
SUEÑO PARA TIMMI: De ladrones donde venga a salvarme con una alfombra voladora...
SUEÑO PARA LA ABUELA: Al lado del abuelo en un tren muy largo.
Al día siguiente la abuela se va. La veo subir al tren y quiero echar a correr tras ella. El tren ha huido. Seguro que me escribirá cartas.
Cuando vuelve a empezar el colegio ya no llevo mi calcetín a clase.En él guardo una hoja con las palabras más importantes de mi vida: Futuro, juntos, tú, corazón, luna, miedo, tortuga, Naima…. (Puede que un día me sirvan.)
Cada noche, leo un párrafo de MOMO.
A veces vuelvo a leer el mismo. No quiero que se acabe.
Los sueños los guardo en mi diario. Las cartas de Timmi y de la abuela, también. Así no se rompen, ni se escapan.
Están siempre. 


...............................................................
Fragmento del libro: El calcetín de los sueños
Autor: Eulàlia Canal
Ilustrador: Valentí Gubianas
Colección: Calcetín +8
Editorial:  Algar
ISBN: 9788498455410
Actividades:

  1. ¿Qué le ocurría a Namia cuando escuchaba las letras de algunas palabras?
  2. En qué consistió el regalo de la abuela. Valóralo
  3. ¿Qué sentimientos le expresa Timmi en la carta que acompañaba a su regalo?
  4. Escribe un cuento basado en los sueños. Envíalo acompañada de un dibujo al Grupo Leo. Escribid vuestro nombre, apellidos, curso, colegio y nº de teléfono o e-mail:

Grupo Leo
Apartado 3008
03080 Alicante
o por e-mail a: grupoleoalicante@gmail.com
...................................................................
grupoleo@terra.com

domingo, 6 de abril de 2014

XIV Maratón de Lectura Grupo Leo 2014

El Grupo Leo realizó el pasado 2 de abril el XIV Maratón de Lectura 2014.



El acto se llevó a cabo con la participación de casi 500 alumnos de los colegios Joaquín Sorolla (Alicante), Benalúa (Alicante), Antonio Bonny (El Campello), Nazaret (Alicante), Inmaculada (Alicante), Sagrada Familia (Alicante) y Don Bosco (Alicante), todos ellos han leído una selección de los libros infantiles que han trabajado en sus aulas.



























El Grupo Leo quiere agradecer a los Centros Educativos, profesores y alumnos su participación en este acto cultural que repetimos cada año para estimular el placer de la lectura en los niños.


Como siempre, el acto ha tenido lugar en el Club Información de Alicante.