domingo, 30 de septiembre de 2012

Lectura de "¿Qué quiero ser?" de Raquel Torregros y "Sara y su hada" de Lucía Villalba

Lectura de obras finalistas, no premiadas, en el XVII Concurso Literario Provincial Grupo Leo - Editorial AguaClara 2012.
..........................................................................
Obra: ¿Qué quiero ser?
Autor: Raquel Torregrosa Castelló
Curso: 2º ESO del IES San Blas de Alicante
© El Autor. Todos los derechos reservados

(Pulsa sobre las imágenes para ampliarlas)
 © Raquel Torregrosa Castelló. Todos los derechos reservados
..........................................................................

Obra: Sara y su hada
Autor: Lucía Villalba Oses
Curso: 2º ESO del Colegio Don Bosco Salesianos de Alicante
© El Autor. Todos los derechos reservados

(Pulsa sobre las imágenes para ampliarlas)
© Lucía Villalba Oses. Todos los derechos reservados

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Los libros del mes de septiembre 2012 del Grupo Leo en La Tiza: "Los mimpins"

Los libros del mes de septiembre 2012 del Grupo Leo
en La Tiza

Artículo visto en:
Suplemento de Educación Infantil "La Tiza" 26-09-2012
Diario Información de Alicante con el Patrocinio de la Fundación CajaMurcia

Los mimpins

El Autor: Roald Dahl (Gales, 13 de septiembre de 1916 - Oxford, 23 de noviembre de 1990):
(Visto en Lecturalia) Hijo de padres noruegos, se educó en diversas escuelas terminando sus estudios en la Repton de Derbyshire. Trabajó en una fábrica de chocolate (origen de su cuento Charlie y la fábrica de chocolate), y en 1934 comenzó a trabajar en la petrolera Shell, estando destinado en Tanzania. En 1939 se incorporó a la RAF, formándose como piloto e interviniendo en numerosas acciones durante la Segunda Guerra Mundial. Comenzó a escribir en 1942, publicando relatos cortos en revistas y periódicos. Fue afamado guionista de cine y televisión y varias de sus obras han sido llevadas al cine.
Es autor de géneros muy diversos y de temáticas muy variadas. Escribió cuentos y poesías para niños, relatos macabros para adultos, novelas de ciencia ficción y novelas de tipo autobiográfico.

El libro que recomendamos esta semana, Los mimpins, es una obra póstuma del autor, editado por primera vez en 1991.

La Ilustradora:  Claudia Ranucci (Roma, 18 de diciembre de 1973 - ):
(Visto en www.sol-e.com) Desde hace varios años reside en España. Estudió Diseño e Ilustración en el Instituto Superior para las Industrias Artísticas de Urbino (Italia). Es ilustradora de libros infantiles y juveniles.
Ha trabajado como diseñadora para el departamento de diseño de Santillana Educación.
En 1998 crea el estudio de diseño Sparafucile/Mashica, donde hace publicidad, diseño gráfico, ilustraciones de cuentos y de libros de texto, además de dedicarse a la edición de libros propios.
Ha trabajado como ilustradora free-lance para diferentes editoriales y agencias de publicidad: Addison España, Anaya infantil-juvenil, Alhambra Longman, Alfaguara infantil-juvenil, Bruño, Ediciones del Laberinto, Ediciones Pirámide, Fundación ARCO, Grupo Editorial Luis Vives, Hachette Filipacchi, Santillana, SM ediciones, SPRMSH, Vicens Vives, New York Times...
Actualmente colabora regularmente con varias agencias y editoriales españolas, y desde el año 2004 es editora de la editorial SPRMSH.

Reseña:
A Billy, su mamá no le permite entrar en el bosque cercano a la casa donde viven. Le advierte que hay monstruos y seres horribles que pueden hacerle daño... Pero Billy no hace caso y un día entra en el bosque... ¿qué le sucederá al pequeño Billy?, ¿encontrará bestias terribles o descubrirá un mundo maravilloso? La respuesta está en este delicioso cuento.
La Tiza de la Lectura. Leo, leo, que me animo a leer.
Un cuento:
Los mimpins

La madre de Billy se pasaba la vida repitiéndole que no podía salir solo por las puertas del jardín y explorar el mundo que había más allá. A través de la ventana podía ver el inmenso bosque misterioso llamado el Bosque del Pecado. Siempre le había apetecido explorarlo. Su madre le tenía dicho que los mayores temían entrar en él y que nadie salió nunca vivo de los que entraron.
- ¿Por qué no salieron? ¿Qué les pasó allí dentro?
- Ese bosque está lleno de bestias salvajes y sanguinarias. Entre ellas el terrible escupijante que suelta chorros de humo ardiente por el morro cuando persigue a alguien.
Billy no creía nada. Sospechaba que su madre le metía miedo.
Estando contemplando a través de la ventana el famoso Bosque del Pecado, Billy empezó a oír que alguien le susurraba cosas al oído. Era el Malo. Siempre le susurraba cosas cuando estaba aburrido.
- Sería fácil saltar por la ventana. Nadie te vería. En unos segundos estarías en el jardín, pronto cruzarías la puerta y entrarías en el maravilloso lugar.
- ¿Qué hay allí? -murmuró Billy
- Fresas silvestres-le respondió el Malo en su susurro. Todo el suelo del bosque está alfombrado de fresas rojas y brillantes.
Un minuto después, Billy estaba encaramándose a la ventana. Al minuto siguiente aterrizaba y un minuto más tarde se deslizaba por la puerta del jardín.
¡Y ya estaba en el lindero del inmenso oscuro Bosque del Pecado!
¡Lo había hecho! ¡Podía empezar a explorar! Se convencía a si mismo de no estar nervioso.
Muy despacio avanzó y se vio rodeado por árboles gigantes que ocultaban la luz del sol. No se oía nada. De pronto, al tiempo que escrutaba el tenebroso bosque comenzó  a escuchar un murmullo que iba aumentando a  un jadeo aterrador que sonaba como si un animal gigantesco respirase afanosamente mientras galopaba hacia Billy.
El chico dio media vuelta y echó a correr como nunca; pero el espantoso jadeo corría tras él. Aquella cosa se acercaba. ¡Le estaba alcanzando!
¡Corre, Billy, corre…..!
Rodeó troncos, saltó sobre raíces y zarzas. Corría tan deprisa que parecía tener alas, pero el aterrador jadeo sonaba cada vez más fuerte y se acercaba.
Billy lanzó una rápida ojeada y a lo lejos vio algo que le heló la sangre: dos enormes bocanadas de humo rojo-anaranjado. Por detrás se oían terribles jadeos. Estaba convencido de que aquello salía de los dos agujeros del hocico de alguna bestia que le perseguía. Se acordó de las palabras de su madre: ¡Cuidado! del Bosque del Pecado nadie salió nunca vivo.
- ¡Es el escupijante, seguro! Me atrapará y me chupara la sangre -gimió Billy.
Estaba ya tan cerca que podía sentir el soplo ardiente en su cogote. Era como el estruendo de una locomotora de vapor.
Y, de repente, empezó a oír un ruido escalofriante: el golpeteo de unos cascos gigantes que galopaban sobre el suelo del bosque.
Miró de nuevo y la bestia o el monstruo que fuese estaba fuera del alcance de su vista oculto tras el humo que lanzaba. Sentía su calor y lanzaba un olor asqueroso.
- ¡Mamá! -gritó- ¡Sálvame!
En ese momento, frente a él, vio el tronco de un enorme árbol diferente de los demás. Tenía ramas muy bajas. Trepó por ellas, cada vez más arriba.
Estaba en un mundo de hojas verdes y de ramas espesas y lisas. No se veía ni el cielo ni el suelo. La terrible bestia rugidora maloliente y humeante había quedado a cientos de metros por allá abajo. No la oía ya.
Billy se instaló con toda comodidad entre dos ramas. De momento estaba a salvo. De pronto en el tronco vio que se movía un pequeño rectángulo de la corteza. Una sensación inquietante empezó a invadirle. Consideró que aquello era un mundo distinto al suyo. Aquella corteza llegó a abrirse y apareció  la carita de un hombre muy viejo de pelo blanco. Era del tamaño de un guisante. Su cara estaba llena de arrugas.
A su alrededor en el tronco y ramas se empezaron a abrir otra muchas ventanitas con distintas caras. Algunas de hombre, otras de mujer y en alféizar de alguna ventana aparecían caritas de niños. Todos le observaban.
De pronto, el hombrecillo viejo que estaba más cerca le habló:
- Estás en un buen aprieto, ¿eh? No puedes descender porque si lo haces serás engullido.
- Lo sé, lo sé -murmulló Billy-.
- No grites, habla más bajo para que tu voz no me lance por los aires
- Pe….pero…. ¿quiénes sois? -preguntó Billy muy bajito.
- Somos los mimpis -dijo el hombrecillo-, y este bosque es nuestro.
El anciano salió de su ventana y caminó por la rama inclinada colocándose al lado de Billy. Llevaba en sus pies unas diminutas botas verdes que se agarraban al tronco. Su vestimenta era muy anticuada.
En un momento, todos los otros mimáis, hombres, mujeres y niños  saltaron de sus ventanas y ayudados de sus botas subían y bajaban por las ramas. Se reunieron en grupos, rodearon a Billy sentados en las ramas  le miraban con fijeza como a un ser extraño.
- ¿De verdad vivís todos dentro de este árbol? -preguntó Billy
El anciano explicó:
- Todos los árboles de este bosque están huecos. Dentro viven miles de mimáis. En sus troncos y ramas hay habitaciones y escaleras. Este es el bosque Mingin y no es el único que hay.
- ¿Puedo mirar el interior?
- Claro que puedes, acerca tu ojo a la ventana -dijo el anciano.
Lo que vio era maravilloso: una habitación iluminada, amueblada con sillas y mesas diminutas muy trabajadas. Al lado una cama con dosel. Parecía una casa de muñecas,
- Es una habitación preciosa -dijo Billy- ¿Son todas tan bonitas?
- La mayor parte son más pequeñas- dijo el anciano-. Esta es la mía, la más grande porque soy el regidor de este árbol. Me llamo Don Mini; ¿cómo te llamas tú?
- Me llamo Billy.
Todas las familias mimáis querían que viese sus habitaciones. Billy lo estaba pasando muy bien, pero pensaba: ¿Cómo podré volver a mi casa? Mi madre estará preocupada.
- Nunca podrás bajarte de este árbol -dijo don Mini-. Ya te lo he dicho, serías engullido en menos de cinco segundos por el gaznatehediondo-zampavivientes. ¿Por qué crees que nosotros vivimos aquí?
- Quédate con nosotros, le dijeron todos los mimáis de aquel árbol, nosotros te cuidaremos y entre todos te ayudaremos a que puedas volver con tu madre.
............................................................................

Fragmento del libro: Los mimpins
Autor: Roald Dahl
Dibujos: Claudia Ranucci
Editorial: Alfaguara Infantil
Colección: Serie Morada + 8 años
ISBN: 9788420451121
Actividades:
  1. ¿Cómo era el escupijante? Descríbelo. Haz un dibujo
  2. ¿Por qué tenía deseo de conocer Billy el Bosque del Pecado?
  3. Escribe una historia de cómo consiguió Billy volver a su casa. Envíala, acompañada de un dibujo original, al Concurso Literario Grupo Leo 2013:
Grupo Leo
Apartado 3008
03080 Alicante
O por Email a:
  • grupoleoalicante@gmail.com
Importante: No olvides escribir tu nombre, curso, centro educativo y teléfono o e-mail de contacto.
...................................................................
grupoleo@terra.es

domingo, 23 de septiembre de 2012

Lectura de "Leo, leo ¿qué lees?" de Colectivo, "Somniador" de Hugo Huertas y "El xilófono asustado" de Lucía Escoda

Lectura de obras finalistas, no premiadas, en el XVII Concurso Literario Provincial Grupo Leo - Editorial AguaClara 2012.
..........................................................................
Obra: Leo, leo ¿qué lees?
Autor: Colectivo
Curso: 4º Primaria del CEIP Pedro Duque de Alicante
© El Autor. Todos los derechos reservados

(Pulsa sobre las imágenes para ampliarlas)


 © Colectivo 4º Primaria del CEIP Pedro Duque de Alicante. Todos los derechos reservados
..........................................................................

Obra: Somniador
Autor: Hugo Huertas Blasco
Curso: 3º Primaria del CEIP Benalúa de Alicante
© El Autor. Todos los derechos reservados

(Pulsa sobre las imágenes para ampliarlas)
© Hugo Huertas Blasco. Todos los derechos reservados
..........................................................................

Obra: El xilófono asustado
Autor: Lucía Escoda Lafuente
Curso: 3º Primaria del Colegio Fundación Antonio Bonny de El Campello
© El Autor. Todos los derechos reservados

(Pulsa sobre las imágenes para ampliarlas)
© Lucía Escoda Lafuente. Todos los derechos reservados

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Los libros del mes de septiembre 2012 del Grupo Leo en La Tiza: "El pastor de nubes"

Los libros del mes de septiembre 2012 del Grupo Leo
en La Tiza

Artículo visto en:
Suplemento de Educación Infantil "La Tiza" 19-09-2012
Diario Información de Alicante con el Patrocinio de la Fundación CajaMurcia

El pastor de nubes

El Autor: Pedro Villar Sánchez (Almansa, 1960):
Diplomado en Magisterio y especialista en Educación Especial, desde 1982 ha trabajado en varios centros escolares, combinando la actividad docente con el desarrollo de experiencias didácticas sobre literatura y teatro. Comenzó a escribir en la revista Aljibe, de la que fue director. Colabora en revistas y jornadas dedicadas al libro y la lectura. Publicó diversas obras de poesía para adultos, poesía infantil y álbum ilustrado, como “Los animales de la lluvia”.

El Ilustrador:  Miguel Ángel Díez (Aspe, 1973):
De formación autodidacta, forjó su trayectoria artística con la pintura y la banda diseñada. Fue galardonado en varios concursos de historieta y recibió accésits del certamen de Cómic del INJUVE. También ganó el VII Certamen Internacional de Álbum Infantil Ilustrado Ciudad de Alicante, el Premio al Libro Mejor Ilustrado 2008 (Generalitat Valenciana) por “Los animales de la lluvia”, escrito por Pedro Villar, y fuen incluido en la lista de honor del premio CCEI (Comisión Católica Española de la Infancia) en la categoría de ilustración.

Reseña:
Desde que su padre le habló del mar, Nino emprende un camino iniciático que comienza empapándose de la naturaleza que le rodea, soñando con pastorear rebaños de nubes y venerando las palabras unidas a la tierra, el agua, el fuego y el aire. Un contador de historias le descubrirá la diferencia entre la fantasía y la realidad, el valor incalculable que atesoran leyendas, canciones e historias.
“El pastor de nubes” es una entrañable historia de crecimiento emocional, de aprendizaje y tolerancia; una defensa de la memoria y los sueños; la reivindicación de la palabra como el don más preciado que podemos poseer y entregar; y un homenaje literario a los narradores que dejaron el eco de su voz y su huella itinerante en cada pueblo, en cada plaza.

La Tiza de la Lectura. Leo, leo, que me animo a leer.
Un cuento:
Nino, el pastor

A falta de ovejas, Nino se dedicó a perseguir cualquier especie que se dejase llevar de un sitio a otro. Situó su punto de mira cerca del suelo, donde casi todo es visible. Buscó los animales que viven en la tierra, de los pequeños a los voluminosos, de los necesarios a los insignificantes.
Se fijó en las hormigas, muy organizadas según pudo comprobar. Se movían una detrás de otra, pero solo consiguió reunirlas cuando dejaba en el suelo una molla de pan o un trocito de chocolate. Descartó a las lagartijas porque eran animalillos muy tímidos y asustadizos ; luego a las luciérnagas, perfectas con su luz para localizarlas si le sorprendía la noche, pero invisibles durante el día.
Cuando terminó el repaso de los animales más próximos, y sin lograr su objetivo, levantó la vista hacia el horizonte, pero la línea era larga y cortos los pasos del pastor.
Apuntó a lo alto con la mirada y encontró una señal de pájaros en vuelo. Le vinieron a la memoria todas las aves que Noé había intentado llevar en su arca y las buscó en las alturas y en las ramas de los árboles. Descubrió a los ruiseñores y a las alondras, pero eran demasiado rápidas para dejarse atrapar; más tarde, a las abubillas, cortas de vuelo pero amantes de la pareja y no del rebaño; también a las águilas, muy ariscas y nada dóciles. Luego, en una sucesión de animales en desbandada, lo intentó con las oropéndolas, los milanos, los petirrojos, las perdices, las tórtolas, los búhos y los mirlos.
Especie tras especie descartó todas las criaturas que surcan los espacios del firmamento.
Ninguna tenía las cualidades necesarias para formar un ganado a su medida.
Vio pasar veloces a las nubes acompañadas por el silbido de los vientos, a las palabras ocultas entre los murmullos del bosque y a los pájaros lanzados como flechas a la conquista del aire.
Otras veces, cuando llegaba la calma, las nubes se acurrucaban mansamente unas junto a otras. Fue entonces cuando se convenció de que aquellas serían su rebaño.
“¿Acaso no viajan de valle en valle? -pensó- ¿No engordan como los corderos? ¿No llevan entre sus copos de algodón las palabras?”

Con su ganado ya decidido, pensó que tendría que reunirlo y daba órdenes a su perro cuando tenía cerca de las nubes:
- ¡Vuélvelas! ¡Despacio! ¡Párate! ¡Rodea! ¡Vamos por delante, vamooos! ¡Eeeh!
El animal no sabía donde dirigirse y ladraba a todo lo que se moviese. Pero las nubes, sordas por naturaleza, siguieron en su altura como enormes barcos a la deriva. Utilizó los reclamos de los cazadores y conjuros con extrañas palabras, pero no resultó. En los días nublados pensaba que al fin habían acudido a su llamada, creyó encontrar su ocupación y su razón de ser:
- ¡Pastor de nubes! -gritó Nino con todas sus fuerzas.
Pero sucedió lo inevitable: tarde o temprano comenzaban a alejarse impulsadas por un viento traicionero.
En otra ocasión observó cómo las nubes se asomaban a los charcos, y la fue rodeando pacientemente con muros de piedra para que no se escapasen. Pero, apenas empujadas por un ligero movimiento del aire, salían pronto del reflejo del agua.
El muchacho comprobó que eran tan libres como los animales, que no las podría reunir ni guiar nunca y que su único e indiscutible pastor era el señor de los vientos.
............................................................................

Fragmento del libro: El pastor de nubes
Editorial: Kalandraka
Colección: Siete Leguas + 7 años
ISBN: 978-84-92608-50-8
Actividades:
  1. Di  los nombres de todas las aves que se citan en el texto
  2. ¿Qué  convenció a Nino para que las nubes fueran su rebaño?
  3. Ilustra este texto y llénalo de color
  4. Escribe una historia cuyo protagonista sea un pastor de mariposas. Envíala, acompañada de un dibujo original, al Concurso Literario Grupo Leo 2013:
Grupo Leo
Apartado 3008
03080 Alicante
O por Email a:
  • grupoleoalicante@gmail.com
Importante: No olvides escribir tu nombre, curso, centro educativo y teléfono o e-mail de contacto.
...................................................................
grupoleo@terra.es

domingo, 16 de septiembre de 2012

Lectura de "El caballo salvaje" de Indalecio Heredia, "El niño huérfano" de Miguel Martínez y "Las setas venenosas" de Saray Sánchez

Lectura de obras finalistas, no premiadas, en el XVII Concurso Literario Provincial Grupo Leo - Editorial AguaClara 2012.
..........................................................................
Obra: El caballo salvaje
Autor: Indalecio Heredia Moreno
Curso: 5º Primaria del CAES Nazaret de Alicante
© El Autor. Todos los derechos reservados

(Pulsa sobre las imágenes para ampliarlas)
 ©  Indalecio Heredia Moreno . Todos los derechos reservados
..........................................................................

Obra: El niño huérfano
Autor: Miguel Martínez Fernández
Curso: 5º Primaria del CAES Nazaret de Alicante
© El Autor. Todos los derechos reservados

(Pulsa sobre las imágenes para ampliarlas)
©  Miguel Martínez Fernández . Todos los derechos reservados
..........................................................................

Obra: Las setas venenosas
Autor: Saray Sánchez Fernández
Curso: 6º Primaria del CAES Nazaret de Alicante
© El Autor. Todos los derechos reservados

(Pulsa sobre las imágenes para ampliarlas)
©  Saray Sánchez Fernández. Todos los derechos reservados

miércoles, 12 de septiembre de 2012

Los libros del mes de septiembre 2012 del Grupo Leo en La Tiza: "Tras los pasos de un zapato"

Los libros del mes de septiembre 2012 del Grupo Leo
en La Tiza

Artículo visto en:
Suplemento de Educación Infantil "La Tiza" 12-09-2012
Diario Información de Alicante con el Patrocinio de la Fundación CajaMurcia

Tras los pasos de un zapato

El Autor: Javier Fonseca (Madrid-).
Nací hace... algunos años en Madrid. Desde pequeño me aficioné a recitar cuentos y poesías a cambio de golosinas. Y cuando crecí, pasé a contarlos en cualquier lugar donde hubiera un par de orejas con ganas de escuchar. Ahora, además, los escribo, y sigo contándolos cuando visito colegios, bibliotecas, centros culturales... labor que compagino con la impartición de talleres, animaciones, cursos relacionados con la escritura tanto para adultos como para niños y niñas. Soy autor, entre otras, de la colección "Clara Secret" y el cuento ilustrado "El mago Bruno" (Macmillan); el álbum "Ole sardina" (Sieteleguas) y la novela "Tras los pasos de un zapato" (Algar). Me gustaría tener un huerto y saber tocar la armónica.

La Ilustradora: Laura Chicote (Madrid, 1983-).
Licenciada en Bellas Artes y Posgrado de Experto en Educación Artística (Universidad Complutense). Máster de Museología y Catalogación de Bienes Culturales (CEU).
Trabaja como ilustradora para: Little Big Kids, Museo del Traje, “Gentes del desarrollo” (Coordinadora de ONG para el Desarrollo de España), Plataforma de Infancia, periódico “Público”, “Pa ‘comer ’aparte” y como pintora-muralista en “La Mordida”.
Exposiciones colectivas: “El Salón del Libro Infantil y Juvenil”, “Museo postal- el Prado Express”, “Pelarte” y “El libro xilográfico”.
Primer premio: “Certamen literario de ilustración: Ciudad de Arganda”; finalista: “Certamen de Literatura Multimedia Bubok”.
Actualmente forma parte de la Asociación Profesional de Ilustradores de Madrid (APIM), colabora como ilustradora para el libro solidario “El viaje del polizón” e ilustra “Tras los pasos de un zapato” (Javier Fonseca), además de participar como artista en la feria de arte Parallax Art Fair (mayo 2012).

Reseña:
Don Cruz, el bibliotecario, es algo despistado, pero su amigo el ratoncito Cleo –quien dice ser sobrino del mismísimo Ratón Holmes– tiene una gran habilidad para encontrar cosas. Esta mañana, que ha empezado muy ajetreada, uno de los zapatos de don Cruz ha desaparecido. ¿Será un robo, una conspiración, o tal vez algo más sencillo?

La Tiza de la Lectura. Leo, leo, que me animo a leer.
Un cuento:
Historias de sirenas

Después de irse el director de oficina, don Cruz, el bibliotecario, devolvió los libros de economía a su estantería y se puso a ordenar papeles. El ratón Cleo seguía durmiendo en su madriguera. Por unos minutos la biblioteca recuperó la paz. Parecía un jardín tranquilo. De vez en cuando se oía pasar una hoja o un bolígrafo subrayar. Y los estudiantes, concentrados ante sus libros y apuntes, parecían estatuas. Nadie hubiera pensado que a lo largo del día ese lugar había estado varias veces lleno de ruidos, prisas y alboroto. En esto estaba pensando don Cruz cuando se abrió la puerta y Alejandra entró en la sala de lectura.
-          ¡Hola, Álex!- sonrió don Cruz-.¡Cleo! Mira quien ha venido.
Al escuchar el nombre de la niña, Cleo salió de su escondite corriendo, y subió de un salto a la mano de Alejandra, que, sentada en el suelo, se la ofrecía extendida. Se levantó sobre las dos patas traseras y saludó moviendo nervioso el hocico y la cola.
Alejandra era visitante habitual de la biblioteca. Tenía nueve años, usaba unas bonitas gafas de montura verde y recogía su pelo negro en dos trenzas. A su edad nunca se cansaba de preguntar y era escuchadora de historias.
-          ¡Hola, Cleo!-dijo mientras rebuscaba en su bolsillo-.¿Quieres una galleta?
-          No sé si la aceptará, Alex. Está con la tripa revuelta.
Pero a Cleo ya se le había olvidado su dolor de barriga y aceptó la galleta.
-          Bueno, Alex- sonrió don Cruz-, ¿Qué necesitas? ¿Algún trabajo para el colegio?
Alejandra se levantó del suelo con Cleo en la palma de la mano y se lo puso a don Cruz en el bolsillo de la bata. Soltó su mochila sobre una silla, abrió la cremallera y sacó un cuaderno y tres bolígrafos: rojo, azul y verde. Mientras colocaba todo en la mesa, respondió al bibliotecario.
-          Pues sí, estamos estudiando la vida en el mar, y en Lengua nos han pedido que escribamos una historia sobre algún animal marino. Candela se ha pedido los delfines, Lucio las caracolas y yo he pensado escribir sobre las sirenas.¿Usted sabe si cuando se ríen las sirenas les salen burbujas de la boca?
Don Cruz abrió mucho los ojos. No era la primera vez que Alejandra planteaba un reto como aquel. Estaba acostumbrado y en más de una ocasión tuvo que acudir a su imaginación cuando no encontraba respuesta en los libros. Se llevó la mano a los labios y los sujetó con los dedos pulgar e índice. La niña hablaba en serio y no quería que se le escapase ninguna sonrisa.
-          La verdad, Alex, no tengo ni idea. Yo había oído que cuando se ríen mucho crece la espuma de las olas, pero sin burbujas.
Alejandra arrugó un poco los labios y miró al suelo decepcionada.
-          ¡Vaya! Eso no es ninguna noticia.
-          Bueno, Alex, yo sólo he dicho que no lo sé-intentó animarla don Cruz. Seguro que encontramos algún libro que nos aclare. Cleo que conoce las estanterías nos ayudará a buscar.
El ratón se había terminado su galleta. Saltó del bolsillo del bibliotecario y se escondió entre sus pies. Desde allí, movió la cabeza y mostraba su disposición.
Alejandra lo buscaba con una galleta que se le cayó al suelo. Cleo la cogió y se puso a roerla.
      -Pero ¿qué le ha pasado en el pie?
      -¿Esto?-contestó don Cruz-No es nada. Es solo que….
No terminó la frase. En su cabeza empezó a tomar forma una idea. Su pie descalzo podía servir para ayudar a su joven amiga a encontrar una historia de sirenas.
Se levantó de la silla, acarició la cabeza de la niña y continuó hablando:
     -Es solo que me he puesto una crema para los juanetes. Está hecha de algas marinas y escamas de algún pez raro que nunca ha visto el sol. Hay que untársela a oscuras y taparla durante el día. Sino podía dar un buen susto….
Alejandra le escuchaba atentamente. Sus gafas se habían caído sobre la punta de la nariz, Cleo había dejado de roer su galleta para escucharle, Don Cruz se puso a buscar entre las estanterías del almacén. Alejandra tardó unos segundos en seguirle y romper el silencio.
-          ¿Qué clase de susto?-preguntó colocándose  las gafas.
-          Bueno –respondió Cruz- no sé si será cierto, mi tía Carlota me contó que tenía una vecina que, por no hacer caso, terminó con las piernas llenas de escamas. Parecía una…….
-          ¡Una sirena!- exclamó Alejandra.¡Qué buena historia! ¿Yo podría hablar con esa señora?
-          ¡Uf!, lo veo difícil-dijo don Cruz que portaba un libro azul en la mano-No tengo más detalles de ella. Pero con lo que te he contado, este libro y tu imaginación seguro que puedes escribir una fantástica historia.
La niña cogió el libro y se fue hacia la mesa donde había dejado su cuaderno y sus bolígrafos. Cleo corrió hacia ella dejando rastro de migas de galletas por el suelo. Don Cruz se miró el pie descalzo, movió la cabeza y sonrió mientras salía del almacén y apagaba la luz. 
............................................................................

Fragmento del libro: Tras los pasos de un zapato
Dibujos: Laura Chicote
Editorial: Algar
Colección: Calcetín + 8 años
ISBN: 9788498454338
Actividades:
  1. ¿Por qué crees que don Cruz llevaba el pie vendado?
  2. ¿Qué hizo Cleo al oir la voz de Alejandra? ¿Por qué actuaba así?
  3. Escribe una historia de sirenas. Envíala, acompañada de un dibujo original, al Concurso Literario Grupo Leo 2013:
Grupo Leo
Apartado 3008
03080 Alicante
O por Email a:
  • grupoleoalicante@gmail.com
Importante: No olvides escribir tu nombre, curso, centro educativo y teléfono o e-mail de contacto.
...................................................................
grupoleo@terra.es

domingo, 9 de septiembre de 2012

Lectura de "Linda brujita" de Nacho Martínez Sorribes, "La luna" de Shari Crespi y "Un pato y un cerdo se tiran al río" de Owen Guijarro Wolfe

Lectura de obras finalistas, no premiadas, en el XVII Concurso Literario Provincial Grupo Leo - Editorial AguaClara 2012.
..........................................................................
Obra: Linda brujita
Autor: Nacho Martínez Sorribes
Curso: 4º Primaria del Colegio Inmaculada Jesuitas de Alicante
© El Autor. Todos los derechos reservados

(Pulsa sobre las imágenes para ampliarlas)
 © Nacho Martínez Sorribes. Todos los derechos reservados
..........................................................................

Obra: La luna
Autor: Shari Crespi
Curso: 4º Primaria del CP Benicadim de Beniarbeig
© El Autor. Todos los derechos reservados

(Pulsa sobre las imágenes para ampliarlas)


© Shari Crespi. Todos los derechos reservados
..........................................................................

Obra: Un pato y un cerdo se tiran al río
Autor: Owen Guijarro Wolfe
Curso: 4º Primaria del Colegio Público de Benifato
© El Autor. Todos los derechos reservados

(Pulsa sobre las imágenes para ampliarlas)
 
© Owen Guijarro Wolfe. Todos los derechos reservados

sábado, 1 de septiembre de 2012

Lectura de "La primavera" de Valeria Esparza, "La segunda oportunidad" de Marcos Salomóny "El extraño Valentín" de Candela Pérez

Lectura de obras finalistas, no premiadas, en el XVII Concurso Literario Provincial Grupo Leo - Editorial AguaClara 2012.
..........................................................................
Obra: La primavera
Autor: Valeria Esparza Monreal
Curso: 1º ESO del Colegio El Valle de Alicante
© El Autor. Todos los derechos reservados

(Pulsa sobre las imágenes para ampliarlas)
© Valeria Esparza Monreal. Todos los derechos reservados
..........................................................................

Obra: La segunda oportunidad
Autor: Marcos Salomón Uroz
Curso: 1º de ESO del Colegio Don Bosco Salesianos de Alicante
© El Autor. Todos los derechos reservados

(Pulsa sobre las imágenes para ampliarlas)
© Marcos Salomón Uroz. Todos los derechos reservados
..........................................................................

Obra: El extraño Valentín
Autor: Candela Pérez Ivorra
Curso: 2º de ESO del IES San Blas de Alicante
© El Autor. Todos los derechos reservados

(Pulsa sobre las imágenes para ampliarlas)

© Candela Pérez Ivorra. Todos los derechos reservados