domingo, 31 de enero de 2010

Lectura de "Un día en el parque de atracciones" de Juan Pablo Melgarejo Zamora

Un día en el parque de atracciones

Mario y Ana son hermanos. Mario tiene trece años y Ana catorce. Un día convencieron a sus padres para irse al parque de atracciones. Esperaron la fecha prevista con gran entusiasmo. Por la mañana se despertaron muy ilusionados, desayunaron con prisa unas tostadas con zumo de naranja, se asearon y se subieron al coche de sus padres muy contentos. Ya estaban dispuestos para ir al parque de atracciones de Madrid que, aunque estaba muy lejos, era grande, bonito y tenía muchas atracciones y restaurantes.
Llegaron al parque a las diez de la mañana, cuando estaban abriendo. Entraron corriendo dispuestos a montarse absolutamente en todas las atracciones. A las dos de la tarde se acercaron a comer a un restaurante chino en donde habían quedado con sus padres. Cuando acabaron la comida, Mario y Ana, sin poder esperar a que sus padres se tomaran el café, salieron corriendo para seguir disfrutando del día.
Les llamó la atención una atracción que daba vueltas sin parar, por lo que se montaron en ella. Cuanta más velocidad cogía su silla, más sensación tenían de salir despedidos, debido esto se desmayaron.
Cuando despertaron, se sentían muy desorientados y se dieron cuenta de que no estaban en el parque de atracciones, sino en medio del campo. Comenzaron a andar y vieron que estaban solos. Caminaron durante horas sin comida. Sólo llevaban la botella de agua que Ana Había cogido en el restaurante y una bolsa de patatas que había comprado Mario. De repente, oyeron voces y fueron hacia el lugar de donde procedían. al acercarse, vieron a muchos hombres y mujeres extraños, tenían mucho pelo, estaban encorvados...
Observaron que detrás de ellos había comida, por lo que se acercaron sigilosamente para coger algo y así saciar su apetito. En el mismo momento que agarraron un trozo de lo que parecía carne asada, y justo cuando se disponían a marcharse, un hombre les vio y les sujetó. Les empezó a hacer gestos amenazadores y a gritar en un idioma extraño, mientras blandía un palo. Todas las personas que había allí se volvieron hacia ellos. Mario y Ana se dieron cuenta que eran seres primitivos.
Al principio pensaron que era una atracción, pero luego se dieron cuenta de que esos seres eran de verdad, pero, ¿cómo era posible que existieran seres primitivos en el presente? Tras esto, pensaron que seguramente habían viajado en el tiempo hasta la época primitiva. ¡Increíble!
El hombre les llevó a empujones por la ribera del río hacia donde estaba toda la tribu. Yendo hacia allí, resbaló y se cayó al agua. Todas las personas se asustaron mucho, ya que no sabía nadar y el hombre se ahogaría. Entonces, Mario y Ana se lanzaron al río para salvar al hombre. Cuando le llevaron a la orilla sano y salvo, todo el mundo cambió de actitud hacia ellos y, en vez de mostrarse amenazantes, se mostraron muy agradecidos.
Mario y Ana, a lo largo de los días que pasaron con ellos, y mientras pensaban de qué manera volverían a casa, les ensañaron a nadar, a cultivar plantas cogiendo las semillas de los árboles, a domesticar animales... Los primitivos, a su vez, enseñaron a los hermanos a recolectar frutas, a cazar, a pescar con las manos, a hacer fuego con dos palos, con piedras...
También les enseñaron a pintar en las paredes de las cuevas, al resguardo de la lluvia y el viento. Estas pinturas se realizaban con sangre y barro. Otras veces utilizaron tintes que conseguían en la naturaleza. Las realizaban con los dedos o con pinceles de pelo de animales.
Pasaron con ellos largo tiempo. Eran muy felices, pero cada vez echaban más de menos a sus padres y las comodidades de su casa. Tenían muchas ganas de volver, y a la vez también les apetecía quedarse con esas personas tan distintas a ellos.
Un día de verano, por la mañana, estaban enseñando a nadar a los más pequeños de la tribu. Les estaban enseñando a mantenerse en el agua sin hundirse y a darse chapuzones sin tragar agua. El agua del río era muy transparente, ya que no estaba contaminada por las fábricas e industrias. Entonces, se formó un remolino en el agua y los dos hermanos empezaron a sacar a los pequeños del río para que no se ahogaran. Cuando estaban todos los niños a salvo y Mario y Ana estaban saliendo, el remolino aumentó su fuerza y arrastró a los dos hermanos hacia una cascado, por la que cayeron. Gritaban y gritaban sin parar. Ana, de repente oyó que alguien la llamaba:
- ¡Ana, Ana, Ana!
Ana se despertó muy sobresaltada. Era su padre que la estaba llamando para que se levantara para ir al parque de atracciones como habían quedado el día anterior. El desayuno estaba preparado y Mario ya estaba acabando. Ella se levantó y se dio cuenta que todo había sido un sueño. Se vistió y se fueron al parque.
Llegaron al parque a las diez de la mañana, cuando estaban abriendo y entraron corriendo dispuestos a montarse absolutamente en todas las atracciones. A las dos se acercaron a comer a un restaurante chino en donde habían quedado con sus padres. Cuando acabaron la comida, Mario y Ana, sin poder esperar a que sus padres se tomaran el café, salieron corriendo para seguir disfrutando del día.
Les llamó la atención una atracción que daba vueltas sin parar, por lo que se montaron en ella. Cuanto más velocidad cogía su silla, más sensación tenían de salir despedidos. Debido a esto se desmayaron.
Cuando despertaron, se sentían muy desorientados y se dieron cuenta de que no estaban en el parque de atracciones, sino en medio del campo...

© 2009. Texto y dibujo: Juan Pablo Melgarejo Zamora.
Primero de ESO. IES Valle de Elda

sábado, 30 de enero de 2010

II Concurso Infantil sobre la Maternidad Fundación Rafael Bernabeu

II Concurso Infantil de Dibujo y Cuentos sobre la Maternidad

Fundación Rafael Bernabeu

Durante el próximo mes de febrero de 2010 el Grupo Leo va a publicar, a través de este blog, todos los trabajos premiados y finalistas del "II Concurso Infantil de Dibujo y Cuentos sobre la Maternidad" que organiza la Fundación Rafael Bernabeu, concurso en el que ha colaborado el Grupo Leo a través de la participación de Pedro Fernández, maestro del Colegio Inmaculada de Alicante y miembro del Grupo Leo, formando parte del jurado.
Este Certamen tiene como objetivo la estimulación de la creatividad en la temprana infancia y el reconocimiento de su esfuerzo. Este certamen cuenta con dos categorías, una de dibujo y la otra de cuentos breves, divididos en dos grupos de edades: entre los 5 y 8 años, y de 9 a 12 años.

El jueves, 14 de enero de 2010, se llevó a cabo la entrega de los premios de esta "II Edición del concurso de cuentos y dibujos sobre la maternidad" a las 19 horas en la FNAC de Alicante. A la misma asistieron todos los niños premiados y los autores de los trabajos seleccionados. Posteriormente se ofreció un espectáculo de magia a todos los asistentes. Este año se han recibido un total de 628 trabajos, 97 cuentos y 531 dibujos de niños de la Comunidad de Murcia y la Provincia de Alicante. A cada una de las modalidades (dibujo y cuento) se concedieron primeros premios en vales FNAC de 300 € y accésits de 100 €.

Foto: Pedro Fernández en la entrega de premios 2010

viernes, 29 de enero de 2010

Lectura de "Claudia" de Miriam López Asensio

Claudia

Érase una vez una pequeña niña llamada Claudia que vivía en un pueblo llamado Albarracín. A ella le gustaba mucho el patinaje y a su amiga le gustaba montar en bicicleta.

A su madre no le gustaba que Claudia patinara, así que le apuntó a clases de ballet. entonces como era pequeña le tenía que hacer caso a sus padres. Al cabo de un tiempo, fue el cumpleaños de Claudia e invitó a un montón de gente y lo celebraron en el cine; cuando fue el momento de abrir los regalos a Claudia le regalaron unos patines rosas como los que quería. Claudia le preguntó a su madre:

- ¿Mamá puedo apuntarme a patinaje?

Y su madre le contesto.

- ¡No!

Claudia se enfadó y le dijo:

- Ya no soy una niña pequeña, tengo trece años y yo quiero apuntarme a patinaje. No tienes siempre que decidir tú a lo que me tengo que apuntar o poner de ropa.

Su madre se quedó pensando un rato y le contestó:

- Tienes razón Claudia, siempre decido yo todo lo tuyo y ya no eres una niña pequeña, si quieres apúntate a patinaje.

Pasó un día y pasó otro y Claudia en patinaje no mejoraba y se caía todo el rato. Así que tuvo un idea: todas las tardes se iría con su amiga Laura, ella patinaba y Laura iría en su bicicleta nueva.

Al cabo del tiempo Claudia se hizo famosa y su amiga Laura también. Sus padres estaban muy orgullosos de las dos y tuvieron una idea. Un día al llegar a casa Laura y Claudia, sus padres les dieron una fiesta sorpresa con sus amigos, familiares... Desde aquel día Claudia y Laura y sus familiares fueron muy, muy felices y comieron perdices.

© 2009. Texto y dibujo: Miriam López Asensio.

Primero de ESO. Colegio Don Bosco - Alicante

jueves, 28 de enero de 2010

El Centro Internacional deL Libro Infantil y Juvenil nos informa de los premiados en el XVIII Premio Edebé de Literatura Infantil y Juvenil:

El escritor madrileño Rodrigo Muñoz Avia, con "Mi hermano el genio", y la autora catalana Maite Carranza, con "Palabras envenenadas", son los ganadores de la XVIII edición del Premio Edebé de Literatura en sus modalidades Infantil y Juvenil, respectivamente.
Podéis consultar más información en la página web del Grupo Edebé:
http://www.edebe.com/

Libros de Miguel Hernández recomendados para niños y jóvenes

El Grupo Leo de Animación a la Lectura de la Provincia de Alicante va a celebrar el Centenario de Miguel Hernández, coincidiendo con su 25 Aniversario, con varias actividades: el Libro del Mes estará dedicado a sus libros en una buena parte del año, la X Maratón de Lectura...
En este artículo queremos destacar las obras del poeta nacido en Orihuela que han sido adaptadas para niños y jóvenes, esperamos que sean de vuestro interés.
Selección de libros de Miguel Hernández recomendados para niños y jóvenes:

......................................................................
  • Título: Miguel Hernández y los niños
  • Autor: Lola González
  • Ilustrador: Ignacio González Romero
  • Editorial: Everest.  Colección: Y los niños
  • Características: Páginas: 48 - Precio: 12,95 euros - Edad: +8 - Formato: 21 x 27,5 cm
  • ISBN: 978-84-441-4591-4
  • Sinopsis: Miguel Hernández y los niños es un libro de cumpleaños. Celebramos que hace cien años nació un artista de las palabras, enamorado de la belleza, la verdad y la bondad. Escribió desde muy joven y trabajaba para que su lenguaje tuviera poderes mágicos, capaces de pintar un mundo asombroso. Hay en estas páginas una pequeña muestra del inmenso tesoro de su importante obra. Él leía en los libros y en la naturaleza los secretos de la vida. Leer es descubrir; esta Antología, palabra antigua que significa ramo escogido, es, además de una historia muy interesante, una guía para explorar un nuevo modo de combinar las palabras para jugar con sus significados. Miguel Hernández merece no salir nunca de la memoria de los mayores y entrar en la memoria joven de los que comienzan a conocerlo.
.................................................................................

  • Editorial: El Rompecabezas
  • Autor: Esteban Rodríguez Serrano
  • Sinopsis: Aparentemente Miguel era un chico como los demás. Estudiaba en la escuela de Orihuela, jugaba al fútbol y robaba fruta a los vecinos. Era pastor de cabras y vivía con su familia en la calle Arriba. Pero tenía un sueño que lo hacía diferente: quería ser poeta. Sus padres no lo comprendían y muchos pensaban que era un poco raro, aunque eso no le preocupaba. Para cumplir sus ilusiones sólo necesitaba la ayuda de sus amigos y de su querida Josefina.
.....................................................
.................................................
  • Antología preparada por Francisco Esteve
  • Ilustraciones: Lorenzo Olaverri
  • Sinopsis: Miguel Hernández refleja en su poesía toda la grandeza y dramatismo de su época, pero también la alegría universal de la edad temprana. Ambos aspectos se han tenido en cuenta en la presente antología, preparada por Francisco Esteve, profundo conocedor de la obra hernandiana, y que contribuyó decisivamente a la primera edición en España de la obra poética completa de Miguel Hernández.
.......................................................................
.............................................................
  • Título: Miguel Hernández, pastor de sueños. Edición 2010.
  • Ilustrador: Max Hierro
  • Editorial: Anaya
  • Reseña: Hace cien años nació un niño en Orihuela al que llamaron Miguel. Su infancia, junto a su familia y amigos, era normal y corriente, como la de cualquiera de sus amigos. Pero pronto Miguel comenzó a destacar por su gran curiosidad hacia las cosas que le rodeaban, y en la naturaleza encontró el libro más divertido y fascinante que podía imaginar. En las páginas de este libro conocerás a Miguel Hernández, un niño aún, un poeta cabrero que contagia a pequeños y grandes con su risa ancha y prodigiosa. Todavía tiene por delante un futuro lleno de dudas y oscuridad, pero nada podrá evitar que los versos de Miguel se llenen de luz.
...........................................................
  • Ilustrador: Max Hierro
  • Editorial: Anaya
  • Reseña: Hace muchos años nació en Orihuela Miguel Hernández, uno de los poetas más importantes de nuestra lengua. De pequeño, a Miguel le gustaba observar y encontrar la explicación de todas las cosas, y era muy bueno en los estudios, pero tuvo que dejar pronto la escuela para cuidar las cabras y ayudar a su familia. Eso no impidió a Miguel cumplir su sueño de ser poeta y escribir versos para todos: para los niños y niñas sin escuela, para los hombres sin pan, para los campesinos pobres del mundo.
..................................................
............................................................
  • Título: El silbo del dale. Antología de Miguel Hernández
  • Ilustraciones: Paula Alenda
  • Editorial: Edelvives
  • Colección: Adarga
  • Sinopsis: Miguel Hernández, uno de nuestros poetas más populares, es también un ejemplo de compromiso del intelectual con la sociedad de su tiempo. Su obra, en la que denuncia las injusticias y defiende los derechos y libertades de las personas, lo ha convertido en uno de los referentes de la poesía social española y de la generación del 36. Los versos de: «El niño yuntero», «Nanas de la cebolla» o «Llegó con tres heridas» forman ya parte de nuestra tradición cultural. Las acuarelas de la alicantina Paula Alenda, con sus formas ingenuas y sus colores cálidos, claramente mediterráneos, acompañan la fuerza vital y simbólica de esos poemas.
..............................................................
  • Selección de José Morán
  • Ilustraciones: Juan Ramón Alonso
  • Editorial: Susaeta
  • Comentario: Edición dirigida a un público infantil, con afán didáctico. En la introducción anónima "Compañero del alma, compañero", se recorre el periplo vital del poeta. Se afirma que Miguel Hernández "sólo" pudo acudir al colegio desde los ocho a los catorce años. Para su tiempo, una escolarización amplia. Hernández es calificado con el tópico de "poeta-pastor". Los datos ofrecidos son los adecuados al destinatario ideal. Los capítulos de la antología recorren los temas centrales de su poesía, tan universales (Vida, Niños, Tierra, Guerra, Amor y Muerte).
......................................................
  • Ilustrador: José Aguilar
  • Editorial: Versos y Trazos
  • Colección: Poetas para todos
  • Sinopsis: Nuestra finalidad es hacer llegar a los niños y a los jóvenes la poesía de los clásicos contemporáneos. Este libro del poeta Miguel Hernández, incluye una breve y amena biografía ilustrada, pensada para facilitar al niño una mejor asimilación. Los poemas elegidos para este volumen de la colección “Poetas para todos”, son: "Nanas de la cebolla", "El niño yuntero", "Romancillo de mayo" y "Ser onda, oficio, niña, es de tu pelo"; que representan y recorren a la perfección la trayectoria poética del autor. El libro se cierra con un cuento breve ilustrado, que muestra con exquisita ternura la unión del poeta con la naturaleza, a la que siempre estuvo vinculado. El volumen sale al mercado adornado con una banda conmemorativa del centenario del nacimiento del poeta de Orihuela, a cuyo homenaje quiere sumarse la editorial Versos y Trazos.
Otras publicaciones destacadas de la obra de Miguel Hernández para jóvenes y adultos:
  • Autor: Mariano Vara
  • Editorial: Algar
  • Sinopsis: Tren de ida y vuelta, una biografía novelada del poeta Miguel Hernández con motivo del Centenario de su Nacimiento, nos sitúa en la España de la Guerra Civil para acercarnos, con la fuerza de la primera persona, la vida del poeta Miguel Hernández. Hijo de un cabrero de Orihuela, Miguel consiguió sortear las dificultades y la miseria y formarse como escritor hasta que la guerra se interpuso en su camino. Tren de ida y vuelta es un homenaje al poeta en el Año Hernandiano y una denuncia de las injusticias y atrocidades cometidas durante la Guerra Civil.
..............................................................

  • Editorial: Kalandraka
  • Comentario editorial: Con motivo del centenario del nacimiento de Miguel Hernández, KALANDRAKA se suma a los homenajes dedicados al poeta oriolano. 25 artistas plásticos traducen sus versos al lenguaje del Arte, a través de la pintura, la escultura, el diseño o la fotografía. El resultado de esta experiencia colectiva es una cuidada edición que transmite sensibilidad, compromiso y emoción.
................................................................
  • Título: Miguel Hernández. Obra completa. Tomo I: Poesía y Prosas. Tomo II: Teatro y correspondencia con anotaciones de Carmen Alemany.
  • Editorial: Espasa
  • Colección: Espasa Clásicos
  • Comentario editorial: La más cuidada erudita edición de uno de los escritores españoles más importantes del siglo XX. Al cumplirse el centenario de su nacimiento, Espasa Calpe, la editorial en la que trabajó y que ofreció la primera edición de posguerra de una obra de Miguel Hernández, quiere de nuevo tributarle un fecundo homenaje: la edición de su Obra Completa: Poesía, Teatro, Prosas y Correspondencia en dos volúmenes en la colección Espasa Clásicos.
......................................................
....................................................................
......................................................................
  • Editorial: Espasa
  • Colección: Austral
  • Sinopsis: Edición especial 2009. Este título reune lo más destacado de la poesía de Miguel Hernández, uno de los poetas españoles más leídos y admirados de todos los tiempos.
    Si existe un poeta del siglo XX en el que la vida y la obra se hermanan sin impostura, éste es Miguel Hernández (1910-1942). Poeta de la sencillez y de la pureza, su poesía está limpia de artificios y cargada de gran emotividad, y revela una actitud crítica hacia un mundo lleno de injusticias. Sin duda alguna, uno de los más grandes poetas de la literatura española de todos los tiempos.
................................................................
  • Título: Miguel Hernández. El rayo que no cesa
  • Edición de Juan Cano Ballesta
  • Editorial: Espasa
  • Colección: Austral
  • Sinopsis: El rayo que no cesa es resultado de una profunda experiencia vital de su autor. El descubrimiento del amor constituye para Miguel Hernández una extraordinaria aventura poética. Empieza a explorar una nueva dimensión de su ser, la que le liga a los más elemental humano, y descubre que amor y muerte son cara y cruz de una misma moneda. De ahí brota la vivencia básica de la pena, que, rebasando los límites personales, hace al poeta cargar, solidario, con el dolor de todos los desheredados.
...............................................
  • Editorial: Octaedro
  • Colección: Biblioteca Básica
  • Sinopsis: Miguel Hernández (1910-1942) es uno de los poetas más relevantes del mundo hispánico. Aquí presentamos una breve selección de poemas que será sin duda una sugestiva introducción a su obra poética, para jóvenes lectores. Como la mayoría de los títulos de la colección Biblioteca Básica, pensada principalmente para estudiantes de secundaria, este libro incluye una breve presentación de la época y de la obra, el texto de la farsa anotado y una propuesta de actividades para el aula.
..........................................................
  • Título: Miguel Hernández. Antoligía comentada I (poesía) y II (prosa)
  • Edición de Jesucristo Riquelme Pomares
  • Ilustraciones: Jesús Aroca
  • Colección: Nuestro Mundo
  • Sinopsis: Presenta el primer volumen una selección de la producción poética del oriolano ordenada temáticamente: la naturaleza, el amor, la justicia social o la guerra conforman el universo de un poeta que hizo de sus versos su vida. El segundo volumen recoge una selección de la obra de Miguel Hernández en otros géneros: el teatro (fragmentos -contextualizados- de su producción más valiosa), el narrativo (cuentos infantiles en este caso) y el epistolar. Añade textos inéditos que no aparecieron en selecciones anteriores.

miércoles, 27 de enero de 2010

Lectura de "Un día de Lluvia" de Ana Trenzano

  • Título: Un día de Lluvia
  • Texto e Ilustración: Ana Trenzano Cabezas
  • Colegio Sagrada Familia Esclavas del Sagrado Corazón - Alcoi

(Pulsa sobre la imagen para ampliarla)

© Texto y dibujo: Ana Trenzano Cabezas

lunes, 25 de enero de 2010

Convocatoria de reunión del Grupo Leo de Alicante el 27 de enero de 2010

Convocatoria de reunión del Grupo Leo en Alicante:

Se convoca a todos los componentes del Grupo Leo, y al profesorado de los Centros Educativos de la Provincia que desee participar en nuestras actividades, a la reunión mensual que tendrá lugar:

  • Día: Miércoles, 27 de enero de 2010.
  • Hora: 18:30 horas
  • Lugar: CEIP Benalúa. Calle Alona, 38. 03007 Alicante.
  • Orden del Día:
    1- Informe del Coordinador
    2- Seguimiento de las actividades programadas (La Tiza, blog...)
    3- Preparación del "Maratón de Lectura 2010" (Colegios participantes)
    4- Constitución del Jurado del XV Concurso Literario 2010.
    5- Otras.

El Coordinador del Grupo

Diego Gila Haro

Alicante, 24 de enero de 2010

domingo, 24 de enero de 2010

Lectura de "Mi mejor amigo" de Laura Ostolaza Yagüe

Mi mejor amigo
Aquel perro llevaba hora siguiéndome. Mosqueado decidí sentarme en un banco para poder examinar al animal. Su estatura imponía bastante, pero su mirada de cachorro expresaba timidez, duda y ternura. Su pelaje era de un color claro, y sus largas orejas colgaban de su cabeza como si fuera de trapo.
Al cabo de un rato un señor muy extraño se sentó a mi lado y me miró disimuladamente, supe entonces que no se tramaba nada bueno. Me levanté del banco inmediatamente pero el hombre me tenía agarrada del brazo. Noté cómo mi corazón latía con fuerza y mi saliva se acumulaba en mi boca, lo que me impidió chillar.
El pero, sin pensarlo dos veces, se abalanzó contra el hombre y tras mordiscos y arañazos el extraño salió huyendo. Supe entonces que el perro me había elegido. Con los ojos inundados de lágrimas me lancé a abrazar al animal. Tuve entonces la impresión de que el perro también me abrazaba a mi, pero cualquiera que me oyese pensaría que estoy loco, por lo que decidí ignorar aquel extraño presentimiento.
Al separarnos, nuestras miradas se cruzaron y desde aquel momento me encariñé con él. Tenía que llevármelo a casa, pero antes de nada le pondría un nombre. "¿Qué tal Pupi?" ¿Me estaba volviendo loco? Le estaba hablando a un perro. Y pensar que días antes odiaba a estos fieles animales. En cuanto a la locura sentí que no le gustaba aquel nombre y volví a decir "¿Y Chipi? ¿Te gusta?" Seguro que le encantó, pues su mirada expresaba alegría y afirmación. "¡Florián, lo tuyo es de juzgado de guardia!" me dije a mi mismo, ya que había mantenido una pequeña conversación con mi nuevo amigo, Chipi.
Cuando salíamos de aquella sombría calle, vimos a lo lejos que el extraño regresaba, y tras él, dos hombres más. Los dos eran fuertes y corpulentos. Llevaban los brazos al descubierto, en los que se podía distinguir un gran número de tatuajes.
En menos de cinco segundos los dos hombres salieron corriendo detrás de nosotros. Me quedé paralizado. ni corría ni chillaba. Había entrado en un horrible estado de shock. Chipi me mordió el trasero lo que me hizo reaccionar, y pude ver cómo los dos hombres, corpulentos pero bobos, se habían chocado uno contra el otro intentando coger al animal.
Los dos corrimos hacia una fábrica abandonada, llena de gigantescas cajas, estatuas y, muchas estanterías llenas de cristales rotos, y decidimos escondernos detrás de una de éstas. Al cabo de unos segundos, entraron nuestros perseguidores y empezaron a derribar cajas y estanterías.
- Por aquí no están -dijo uno de ellos.
- Sí que están, pues los he visto meterse en esta nave -dijo el otro.
- Si no fueses tan patoso, el maldito chucho no se habría escapado del laboratorio.
- ¡Es que es muy listo!
- ¡Anda, calla! No pongas más excusas y sigue buscando, que se enfadará el jefe.
- ¿Y qué haremos con el chico?
- El jefe se encargará de él.
Tras estas palabras se oyeron unas risas malvadas y los dos siguieron con su tarea; derribar aquello que interrumpiera su camino.
Chipi, listo y valiente, me hizo seguirle hacia una estatua que representaba a un niño sentado, abrió una caja a base de arañazos, y de ella me hizo sacar un gran bote de pegamento especial. Le ayudé a embadurnar la estatua con la viscosa pasta, y después me escondí detrás de una caja.
El perro empezó a ladrar, y los dos hombres salieron en su busca. Cuando llegaron vieron al perro tumbado junto a la estatua, y corrieron a atraparlo, pero Chipi salió disparado como una bala por lo que decidieron atrapar a la estatua, ya que el local se encontraba oscuro, y pensaron que ésta era yo.
Al tocarla, se quedaron pegados a ella como un bebé a su chupete, y pronto pudimos avisar a la policía. Fue fácil encontrar al hombrecillo extraño del principio, pues él sin sus guardaespaldas no era nadie.
Los tres fueron encarcelados, junto a los colaboradores de aquel laboratorio en el que experimenteban con indefensos animales.
Acabada aquella pesadilla decidí volver a casa con Chipi, pero sólo había que solucionar una pequeñísima cosa, o bueno... no tan pequeña. Pensaba en cómo conseguir convencer a mamá, puesto que yo había salido a ella y sabía que no le haría mucha gracia tener un perro, como me hubiera pasado a mí días antes de haber conocido a éste. "Tendrás que portarte bien, así, tal vez, podamos animarla a que te quedes a vivir con nosotros" -le dije a Chipi.
A la llegada a casa, pude ver a mi madre llorando sin consuelo, pues las noticias corren rápido, y mamá ya se había enterado de lo sucedido.
- Así que... éste es el famoso perro que te ha salvado la vida -dijo secándose las lágrimas-, aunque también podría haber sido el causante de que te la quitaran.
- Mamá, me ha salvado y eso es lo que importa. Podrá hacerlo más veces. He notado que tenemos una conexión. Déjame quedármelo, por favor.
Mi madre indecisa miró al animal, acarició su lomo y tras una pausa eterna, añadió:
- Tenemos un nuevo miembro en la familia.
Sigo hablando con él, y sé que cuando lloro, él llora, cuando sufro, él sufre... Pero lo que sí sé, y no dudo, es que siempre será mi mejor amigo.
© 2009. Texto y dibujo: Laura Ostolaza Yagüe
Segundo de ESO. IES Valle de Elda

sábado, 23 de enero de 2010

Webs del Centenario de Miguel Hernández

Vídeo con la voz de Miguel Hernández

Los actos del Centenario del nacimiento en Orihuela del poeta Miguel Hernández ya están en marcha. Aquí tenéis un grupo de páginas para estar bien informados:

viernes, 22 de enero de 2010

Lectura de "Los poderes de los elementos" de José Rodríguez Martínez

Los poderes de los elementos

Hace unos cuantos años, un chaval llamado David, de pelo castaño y no muy alto, encontró, junto a su buen amigo Luis, un niño de ojos azules, pelo rubio y alto, y Antonio, otro amigo un poco mayor que ellos de pelo negro y muy callado, un viejo libro que se titulaba El legado de los elementos. Los tres niños no dijeron nada a nadie, porque notaron algo raro desde que leyeron el libro: hacían que se prendiesen papeleras, llenaban de agua vasos o incluso barriles, provocaban pequeñas tormentas, etc. Todo por arte de magia. Lo mantuvieron todo en secreto, hasta que un día leyendo el libro encontraron dentro una carta que decía:

"Si has encontrado esta carta quiere decir que has leído el libro y que yo estaré muerto. Por eso me gustaría hacerle saber a quién halla encontrado este libro que ahora posee una gran fuerza, el poder de los elementos".

A los niños lo que más les impresionó fue que estaba firmado con un extraño signo,que era igual que el que había en la portada del libro. Los niños decidieron contárselo a sus padres, pero no les creyeron, así que decidieron contárselo a sus compañeros, pero tampoco les sirvió de nada.

Los niños pensaron que si nadie les creía, tendrían que intentar buscar ellos la información sobre el libro. Buscaron información por todas partes: en Internet, en libros, poniendo anuncios en Internet... hasta que un día recibieron un mensaje que decía:

"Si queréis recibir información sobre el libro, reuníos conmigo el viernes a las cinco en la Calle Mayor. Podréis reconocerme por una chaqueta larga y marrón, ojos azules y pelo rubio. No puedo deciros mi nombre. Enviarme un mensaje dándome una respuesta".

Los niños enviaron un mensaje confirmando la cita. El Día de la cita los niños fueron a la calle Mayor y encontraron al hombre.

- Hola somos los niños a los que envió el mensaje -dijo David.

El hombre se acercó a ellos y dijo:

- Hola, ¿habéis traído el libro?

- Sí, lo hemos traído -dijo Luis.

- Bien, venid por aquí -les dijo el hombre.

Les llevó a un callejón y les invitó a subir a una casa. La casa tenía un aspecto muy sucio y desordenado.

- ¿Dónde lo encontrasteis? -preguntó el hombre.

- En una antigua casa de campo del abuelo de David.

El hombre, al oír aquello, preguntó rápidamente:

- ¿Cuál es el nombre de tu abuelo, David?

- El mismo que el mío, me lo pusieron por él.

- Entonces no podemos esperar más aquí. Corred a mi coche, ya tendremos tiempo de hablar -dijo al mismo tiempo que se oyó el ruido de un cristal roto.

Salieron corriendo de allí y montaron en el coche del hombre, que les señaló cuál era. A toda velocidad llegaron al campo del abuelo de David, en donde se escondieron.

- Aquí no hay peligro -dijo el hombre-. Aquí ya podemos hablar tranquilamente.

- ¿Nos podrías dar tu nombre, por favor? -le interrumpió Luis.

- Ah, por supuesto, es Daniel. Yo fui muy amigo de tu abuelo hasta que este maldito libro nos separó.

- ¿Podrías explicarnos un poco mejor eso? -le pidió Luis.

- Sí, claro, escuchad: cuando éramos jóvenes, encontramos un libro junto a otro amigo, Guillermo, y no supimos entender su extraño contenido hasta el día en el que pudimos controlar el fuego, agua y electricidad por nuestra propia voluntad. Entonces, fue cuando Guillermo atraído por la codicia, decidió utilizar esa magia para el mal. En ese momento fue cuando tu abuelo murió en un intento de protegerme, así pude escapar y guardar aquí el libro.

- ¿Y qué pasó con Guillermo? -intervino Antonio.

- El poder sólo funciona si están todos los poseedores de los elementos en contacto con el libro. Las personas que nos atacaron en la ciudad fueron seguidores del poder de Guillermo, que intenta raptaros porque al haber nuevos poseedores de los elementos, podría reactivarse el poder de su elemento. Por eso, os he traído aquí a donde ellos no pueden acceder. Aquí os enseñaré a manipular ese control sin que él lo haga antes con vosotros. Si al final controláis al máximo vuestros elementos, podréis anular su poder.

- ¿Y qué hay de tu poder? -le preguntó con interés Luis.

- Todo quedó agotado en la defensa que nos aisla de los poderes de Guillermo y sus seguidores. Ahora tendréis que esforzaros al máximo si queréis poder controlar el poder de vuestro respectivo elemento.

En poco más de un año los niños ya controlaban a la perfección sus poderes, excepto Antonio que no los manejaba totalmente.

- Muy bien, ahora sólo queda que Antonio domine sus poderes y podremos anular los poderes de Guillermo.

Antonio, lleno de furia, exclamó:

- Si tan buenos sois, podréis derrotar a Guillermo sin más ayuda.

Entonces, salió corriendo y, a causa de su ira, se anuló la barrera que les protegía.

Antonio, pensando que le estaban criticando, buscó a Guillermo, al que le contó todo lo ocurrido. Al poco tiempo, Guillermo se presentó en la casa de campo en donde se refugiaban.

- Ya os he encontrado, dadme el libro -gritó.

- Aquí no nos puedes hacer nada -dijo Daniel.

- ¿Por qué crees que n he intentado atacaros antes? Vuestra defensa ya no sirve de nada, ha sido anulada.

En ese instante, corrió cerca de la casa y, al estar cerca de los niños y el libro, recuperó sus poderes. Lanzando rayos, acorraló a los niños, quienes se intentaron defender con sus poderes. Una humareda de polvo y humo envolvía la batalla, que estaba a favor de Guillermo. De repente un grandísimo rayo devastador cayó encima del combate. Todo estaba en silencio grandísimo. Cuando la nube de polvo desapareció, estaba el cuerpo inconsciente de Guillermo, en frente los niños malheridos y en el centro el libro, que estaba siendo consumido por las llamas. Todo fue obra de Antonio, quien al retomar la cordura, se dirigió a ayudar a sus amigos. Cuando se recuperaron los chico, Guillermo estaba en la cárcel por intento de asesinato y ellos sin ningún tipo de poder debido a la destrucción del libro de los elementos.

© 2009. Texto y dibujo: José Rodríguez Martínez.

Primero de ESO. IES Valle de Elda

miércoles, 20 de enero de 2010

Lectura de "El festival de Soraya" de María Roca Rabanal

El festival de Soraya

Había una vez una niña llamada Soraya a la que le encantaba bailar, cantar y sobre todo la popular fiesta de la Navidad. Ya se iba acercando la Navidad y ella muy ilusionada porque ese año su escuela iba a hacer un festival, y ella era la protagonista, pero también estaba muy nerviosa porque iban a verla todos los alumnos del colegio, iba a verla hasta un importante director teatral. Pero un día su madre le dijo que se tenían que trasladar a Alemania porque su padre había encontrado trabajo allí y ella, muy enfadada, le preguntó cuándo se iban y su madre le contestó que al día siguiente. Ella totalmente llena de rabia y tristeza se despidió rápidamente de todos sus amigos y familiares. Al día siguiente, cuando se levantó, recogió sus cosas y se dirigió hacia el aeropuerto junto con sus padres. De camino pensó en que se perdería su festival y le suplicó a su madre si la podía llevar y su madre le respondió que no.
Su casa nueva le pareció un palacio comparada con la anterior y su colegio era inmenso y aunque sus compañeros no eran muy simpáticos ella poco a poco se fue integrando y lo más difícil, aprendiendo su nuevo idioma, el alemán.
El día antes de Navidad sus padres le dijeron definitivamente que no iban a poder ir a Madrid para que hiciera el festival y ella, llena de rabia, se fue a su habitación. Esa noche cogió todas sus cosas y, sin que nadie se diera cuenta, cogió dinero del monedero de su madre, compró un billete de avión y se fue al aeropuerto, allí cogió un avión con destino a España y se escapó. Al día siguiente, cuando sus padres se levantaron y fueron a despertarla, se pegaron un susto increíble, llamaron a la policía, a todos sus amigos y a todos sus familiares, finalmente la encontraron en casa de su abuela Rosario y le dijeron que le enviara de vuelta a Alemania, pero Rosario les explicó que Soraya no había parado de llorar y que la dejaran con ella hasta el día después del festival. Ella le acompañaría hasta Alemania y así les haría una visita. La madre aceptó pero con la condición de que estuviera castigada sin regalos de Navidad debido a su mal comportamiento. Soraya aceptó y se reconcilió con ellos.
El día de la actuación estaba muy nerviosa pero muy contenta de estar allí, actuó genial y todo el público le aplaudió muchísimo. El director teatral le propuso actuar con su compañía y ella se quedó alucinada, le dijo que se lo tenía que pensar y después de hablarlo mucho con sus padres, llegaron a un trato, Soraya se quedaría a vivir con su abuela en España y ellos irían a visitarla de vez en cuando. Ella muy contenta llamó al director teatral y firmaron el contrato que después de muchos años le consiguió la fama y la fortuna.
Soraya fue muy feliz junto a su marido, también de la misma compañía, y sus tres hijos: Alejandro, Claudia y Rosario.

© 2009. Texto y dibujo: María Roca Rabanal.
Primero de ESO. Colegio Don Bosco - Alicante

domingo, 17 de enero de 2010

Lectura de "Querido diario" de Marina Grippa de Arriba

Querido diario
Lunes, 15 de agosto:
Hoy te estreno con un nuevo amor, Yon, es guapísimo, de ojos azules, rubio, pero el problema es que, él tiene veintidós años y, yo sólo tengo trece. Nos hemos enamorado y no podemos esconderlo, pero debemos por nuestro bien y por el de nuestras familias. Ellos jamás lo entenderían, son de culturas diferentes, y él es polaco y yo española, lo que empeora aún más el asunto, nos queremos mucho, pero es demasiado arriesgado. ¿Qué puedo hacer?
Martes, 16 de agosto:
Nos hemos encontrado en un lugar secreto, nuestro lugar; hemos estado como siempre nos gustaría estar, hasta que ha llegado su padre y se lo ha llevado. Desde mi casa he escuchado golpes y gritos del amor de mi vida. ¡Que pare ya, por favor!
Miércoles, 17 de agosto:
No está, no está, se ha ido a Polonia, el amor de mi vida se ha ido delante de mis narices, y no me he dado cuenta. Ha jurado escribirme, pero no será lo mismo sin poder mirarlo, sin poder tocarlo, sin poder sentirlo...
Jueves, 18 de agosto:
He caído en una depresión, sus cartas no me llegan, me muero, me desespero... me ha olvidado, le estoy escribiendo una carta en la que le informo de mi enfermedad depresiva, yo jamás le olvidaré, jamás. Adiós amado mío.
Ahora sé cómo se sentía mi hija Claudia. Ella murió por culpa de las diferencias entre nosotros, sus padres. Mi pequeña Claudia...
© 2009. Texto y dibujo: Marina Grippa de Arriba
Curso: Primero de ESO. Colegio Don Bosco - Alicante

martes, 12 de enero de 2010

Falleció Montserrat Sarto

El Centro Internacional del Libro Infantil y Juvenil nos informa:

El pasado 31 de diciembre falleció, a los 90 años de edad, Montserrat Sarto Canet, periodista, especialista en literatura y en prensa infantil y juvenil, y traductora de libros para niños.
Montserrat Sarto dedicó gran parte de su trabajo a la investigación y difusión de estrategias de animación a la lectura y formación de bibliotecarios mediante la organización de cursos, jornadas de trabajo y seminarios, tanto en España como en Iberoamérica, Japón y otros países extranjeros. Entre otros premios, recibió en 1981 el Premio Nacional de Prensa Infantil por actividades periodísticas relacionadas con la infancia y la juventud, y en 1993 le fue concedido el Premio IBBY- Asahi por sus aportaciones a la animación de la lectura y a la formación bibliotecaria.

Enviado por:
Marta García
Fundación Germán Sánchez Ruipérez

lunes, 11 de enero de 2010

Lectura de "El viaje de tus sueños" de Tamara Carbonell Sanz

El viaje de tus sueños

Érase una vez un hombre llamado Fred, de ojos azules, alto, con arrugas en la cara, piel morena, pelo blanco y con una larga barba canosa. Su edad, 70 años, le había convertido en una persona de carácter fuerte, gruñón y desagradable. No tenía esposa, hijos, ni ningún familiar que viviese cerca de él, por eso siempre estaba solo. Iba desaliñado y la gente del pueblo le tenía miedo.

Un día, al volver a casa, después de dar su paseo diario por la amplia y preciosa playa del pueblo donde vivía, Fred encontró e su buzón una carta, corta, escueta y concisa. La cogió asombrado, pues nunca nadie e había escrito antes. Se sentó en su sillón favorito, junto a la ventana, desde la cual podía ver sus tierras sembradas y al fondo su viejo y desastrado pajar. Abrió la carta y empezó a leer detenidamente:

"Estimado Fred, hace tiempo que no sabemos nada de ti, pero creo que deberías saber que tu hermano Marc ha fallecido, a causa de una larga enfermedad. Tu cuñada: Helen".

En ese momento Fred se quedó parado unos instantes, sin saber qué hacer, pensando en el tiempo que llevaba sin ver a su hermano desde que, hace diez años, Marc se fue del pueblo en busca de una mejor vida, y ahora la vida le arrebataba a su hermano y le privaba de poder disfrutar de él.

Levantó la vista y miró fijamente el viejo pajar, en el que antes junto a su hermano Marc, cuidaba las vacas, caballos y otros animales que allí tenían, pero que por su edad y el gran trabajo que le causaban, decidió venderlos. Ahora en ese pajar guardaba su vieja avioneta, sucia, descuidada, y que nunca había utilizado desde que se la regaló su hermano, el mismo día que se marchaba del pueblo.

Fred, agotado, cansado y dolido por la noticia, decidió acostarse, pero en su cabeza tenía una idea muy clara: al día siguiente limpiaría y probaría la avioneta para poder ir al entierro de su hermano Marc.

Aún no había amanecido cuando Fred despertó y rápidamente se aseó, visitó desayunó algo rápido y salió corriendo camino del pajar, completamente decidido a llevar a cabo lo que había pensado la noche anterior.

Cuando llegó se puso manos a la obra en la limpieza de la avioneta. Era un modelo EF-254, color rojo con unas alas blancas y una gran cola donde en uno de sus lados, llevaba grabado un escudo con la imagen de un león. Una vez limpia a fondo, probó a ver si arrancaba, dando dos vueltas a la llave. El motor pareció no arrancar, pero de repente rugió como un fiero león y arrancó. Contento con los resultados, alzó el vuelo dando vueltas sobre sus tierras y contemplando los grandes acantilados y el inmenso océano azul, que bajo sus pies se veía tranquilo y le acompañaba en su primer vuelo.

De repente Fred notó una vibración en sus manos. El miedo se apoderó de él cuando vio que del motor salía huno y que la avioneta se hacía cada segundo más incontrolable. La corriente de aire fue empujando la avioneta hacia el interior del mar, y alejándola de la costa. Después de estar un tiempo planeando sin control, avistó una isla e intentó encontrar un punto de aterrizaje, pero no consiguiéndolo, amerizó en el mar.

Salió como pudo de la avioneta y se fue nadando hacia la isla, quedándose casi sin fuerzas, desmayándose nada más llegar a la orilla de la playa. A la mañana siguiente se despertó, asustado, desorientado y se dio cuenta de que estaba solo, y comenzó a explorar la isla. En ella vio que había una gran zona de selva y se adentró en ella. Caminó entre la maleza y llegó a sus oídos sonido de agua. Siguió por ese camino y empezó a notar un cambio de temperatura, de olor, de luz. De repente se encontró ante él un paisaje maravilloso en el cual había un lago con una cascada rodeada de plantas exóticas y palmeras con las que se podía alimentar de sus frutos.

Fred al ver el lago se lanzó al agua y nadando fue hacia la cascada en donde se encontró con una gran cueva. Intrigado se introdujo en ella y en su interior había una gran variedad de piedras preciosas de todos los colores, que estaban incrustadas en las rocas. Decidió acercarse hasta ellas para verlas mejor. Al dar un paso adelante, se hundió el suelo cayendo a otra gran cueva en la que había restos humanos.

El corazón de Fred latía con tal fuerza que le causaba hasta dolor en el pecho. Notaba que el aire no llegaba a sus pulmones, y el nerviosismo, el miedo y los temblores, se apoderaban de su cuerpo. Estaba paralizado, no sabía qué hacer, y un sudor frío empezó a recorrer todo su cuerpo. Levantó la vista y, al fondo de la cueva vio una luz. Era una luz fuerte, brillante, con un resplandor que casi cegaba sus ojos. Del interior de esa luz salía una voz suave que le resultaba familiar. Sí, era la voz de Marc, que lo llamaba y le decía: "¡¡Fred, Fred!!"

Sus piernas comenzaron a temblar, y Fred buscó apoyo en la pared más cercana. Al poner su mano sobre la pared, un frío recorrió su cuerpo, un fuerte pitido comenzó a sonar, unas voces empezó a escuchar, voces que decían: "Enfermera, enfermera, ha despertado".

Fred abrió sus ojos, casi no podía mantenerlos abiertos. Miró todo su alrededor, y le pareció extraño, no conocía nada, ni a nadie, no sabía dónde estaba ni qué hacía allí.

De repente una mujer se acercó a su cama, lo miró con lágrimas en los ojos, y dijo:

"Fred, cariño, estoy aquí, llevo tanto tiempo esperando este momento". Fred rápidamente consiguió recordar esa voz, esa cara dulce... era su esposa Mary.

Mary y Fred se abrazaron fuertemente y, cuando ambos se repusieron de tanta emoción, Mary le contó a Fred lo que le había ocurrido: "Cariño, tuviste un grave accidente con tu avión, cuando ibas a España por viaje de negocios. Eso sucedió hace once meses. Desde entonces todos estamos esperando este momento, deseábamos tanto que te recuperaras... Yo he estado aquí día y noche, no quería dejarte solo ni un momento. Marc se ha encargado en este tiempo de llevar tu empresa adelante. Tus hijos están en casa deseando verte. Por cierto Fred, hoy es tu cumpleaños. ¡Feliz 36 cumpleaños!.

© 2009. Texto y dibujo: Tamara Carbonell Sanz
Curso: Primero de ESO. IES Valle de Elda