jueves, 30 de julio de 2009

Lectura de: "Historia de Cubiertos" de Belén Zamorano Cuenca

Lectura de obras finalistas, no premiadas, en el XIV Concurso Literario Provincial Grupo Leo - Editorial Agua Clara 2009.
Cuento: "Historia de Cubiertos"
Autor: Belén Zamorano Cuenca
Curso: 5º Primaria C del Colegio Inmaculada - Jesuitas de Alicante
© El Autor. Todos los derechos reservados
..........................................................


Hola, soy sopera, Cuchara Sopera y os voy a contar la historia de cómo los cubiertos hemos pasado de aburrirnos a divertirnos.

La vida de un cubierto siempre es igual. Pasamos del cajón a la mesa, de la mesa a la boca, de la boca al friegaplatos y otra vez al cajón.

Yo vivía en casa de Juan y sus padres, con mi hija Cucharilla de Café, mis hermanas y mi esposa: una cuchara que regalaron a Juan por su comunión y lleva su nombre grabado.

Vivíamos en el segundo cajón de la cocina e íbamos a hacer unas elecciones y me presenté a candidata. Tras un largo periodo de campañas publicitarias me eligieron a mí y propuse la idea de salir al exterior cuando no hubiese nadie. A algunos les pareció excelente y a otros muy disparatado. Esa noche nos levantamos los vasos, los platos y los cubiertos y salimos por la ventana.

Al salir pensé que allí estábamos desde pequeñas y habíamos cogido cariño a Juan.

La leyenda cuenta que todo el cubierto, vaso o plato que lo desee puede ir al país de Cubertilandia, Platilandia y Vasilandia y propuse ir allí.

Para ir teníamos que estar un día en el cajón del cocinero más famoso. Entonces vendría un avión de objetos de cocina y nos llevaría allí.

Se hizo de noche y entramos en casa de una viejecita que, casualmente, estaba viendo en la televisión un reportaje para saber quién era el mejor cocinero del mundo y o vimos desde detrás de su sillón. Dejaron tiempo para que la gente votara y ganó Franchesco Bolanyo que era francés, pero vivía dos calles más abajo. Cuando la viejecita se acostó fuimos a dormir cerca de la chimenea.

A la mañana siguiente fuimos a casa del cocinero sin que nadie nos viera y nos metimos en su cajón. El cajón era inmenso podíamos jugar al tenis, saltar a la comba, leer el periódico y, al cocinero, una vez se le cayó un poco de agua en un agujero así teníamos piscina.

Franchesco tenía todo tipo de cubiertos: de oro, de plata, de plástico, de hojalata... Allí conocimos muchos amigos, les contábamos nuestra historia y ellos nos contaron que algunas veces Franchesco les fregaba a mano con un estropajo en vez de meterlos en el lavavajillas y a ellos les gustaba porque les hacía cosquillas y les dejaba limpios y brillantes. Luego les sacaba a la terraza y se secaban al sol. Decían que era divertido.

Los platos y los vasos también hicieron amigos. Todos dijeron que no cambiarían de dueño.

Yo me acordé que antes Juan jugaba con nosotros a que era cocinero y a que nos vendían a clientes imaginarios.

El avión vino y nos despedimos de todos. Ya no veríamos a Juan y a sus padres si nos íbamos.

Cuando ya habíamos subido me di cuenta que yo también quería a Juan. Me senté en el asiento del avión pero al momento me arrepentí y mi esposo, mi hijo y yo bajamos del avión y fuimos a casa de Juan porque él también nos quería, aunque sólo fuésemos cubiertos.

Ahora somos muy felices y han comprado vasos, platos y cubiertos nuevos que son simpáticos, ya que los otros están en Vasilandia, Platilandia y Cubertilandia.

© Belén Zamorano Cuenca

martes, 28 de julio de 2009

Biblioteca Virtual del Patrimonio Bibliográfico



-Información recogida del Ministerio de Cultura-

Os presentamos en esta ocasión otra iniciativa muy importante para los amantes de los libros, para estudiantes e investigadores, se trata de la digitalización de miles de textos y libros antiguos, manuscritos, facsímiles, mapas... pertenecientes a las Bibliotecas Públicas del Estado en las distintas Comunidades Autónomas, por ejemplo, recientemente la de Leon ha incorporado 304 colecciones de imágenes que suman 58626 páginas. La mayoría de archivos se pueden consultar mediante la web http://bvpb.mcu.es/ a través de búsquedas muy sencillas y a través de índices de autores, títulos.... Los archivos están en formato de imagen .jpg y en ficheros de documento .pdf para facilitar su descarga.

A continuación reproducimos la Presentación de esta Biblioteca:

La Biblioteca Virtual del Patrimonio Bibliográfico está formada por las reproducciones facsimilares digitales de las colecciones que componen el patrimonio bibliográfico español. Incluye colecciones de manuscritos e impresos a las que se unirán en el futuro otros materiales. De esta manera se están recuperando importantes colecciones como las provenientes de los monasterios de Santa María de Huerta, Santes Creus y Poblet, ahora, respectivamente, en las Bibliotecas Públicas del Estado en Soria y Tarragona, la colección Borbón-Lorenzana que se encuentra epositada en la Biblioteca de Castilla-La Mancha/Biblioteca Pública del Estado en Toledo, las destacadas colecciones de impresos antiguos de la Bibliotecas Públicas del Estado en León, Orihuela, Cádiz y Córdoba o las ricas colecciones lulianas de la Biblioteca Pública del Estado en Palma de Mallorca o fondos relativos a la Guerra de la Independencia o a la independencia de las repúblicas iberoamericanas procedentes, respectivamente, de la Biblioteca Central Militar y de la Biblioteca Hispánica de la AECID (Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo).
Tanto los manuscritos como los incunables y los impresos antiguos se han seleccionado por características tales como su rareza, su especial importancia bibliográfica, su representatividad o su relación con los fondos locales o históricos de determinadas procedencias como puede ser, por ejemplo, la colección de impresos de la Biblioteca Pública del Estado en León.
Además, se están incorporando importantes colecciones como las relacionadas con la guerra de la independencia cuyo segundo centenario se conmemora este año 2008 o los fondos bibliográficos históricos de los institutos de bachillerato para los que se está desarrollando un micrositio específico, estrategia que se seguirá para cada una de las colecciones destacadas, de diversa procedencia, que irá conformando y acrecentando la Biblioteca Virtual del Patrimonio Bibliográfico. De esta manera, se contribuye a acercar al ciudadano su patrimonio bibliográfico de manera que pueda consultarlo, imprimirlo, descargarlo y, en definitiva, utilizar todas las herramientas que se ponen a su disposición mediante el uso cada vez más amplio y más avanzado de las tecnologías de la información y de la comunicación aplicadas a la información bibliográfica.
Está previsto, asimismo, contribuir al proyecto Europeana http://www.europeana.eu/ promovido por la Unión Europea, de crear una base de datos con los patrimonios bibliográficos de todos los estados que componen esta entidad supranacional y entre los que podrán incorporarse, por cumplir los requisitos técnicos, y por la calidad de los materiales bibliográficos que componen el patrimonio bibliográfico español, los resultados tanto de esta Biblioteca Virtual del Patrimonio Bibliográfico como del proyecto análogo Biblioteca Virtual de Prensa Histórica http://prensahistorica.mcu.es
Así, la base de datos Europeana permitirá el acceso al patrimonio bibliográfico español a través de proyectos como este, de forma similar a otros países europeos
Características técnicas:
La Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas, a través de la Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria, tiene entre sus objetivos poner a disposición de los ciudadanos, así como de los investigadores en hispanística de todo el mundo, los materiales que componen la BVPB que se irán acrecentando de forma continuada. Este incremento será comunicado a todos los interesados a través de RSS, es decir mediante una sindicación de contenidos que permitirá que quien utilice este procedimiento reciba información puntual de todos y cada uno de los registros que se vayan dando de alta en la base de datos.
La BVPB refleja la realidad plurilingüística del estado español y dispone ficheros de autoridades conformados según el formato MARC21 de tal manera que pueden utilizarse los encabezamientos o puntos de acceso en todas las lenguas del Estado español. Para ello se utilizan los campos específicos del Formato MARC21 para registros de autoridad designados a tal efecto y, asimismo, y gracias a la interfaz de integración de registros, pueden consultarse también los registros bibliográficos mediante puntos de acceso en inglés elaborados por la Library of Congress de los Estados Unidos que se integran fácilmente en los campos específicos de los ficheros de autoridades, facilitando así la consulta internacional del patrimonio bibliográfico español.
La Biblioteca Virtual del Patrimonio Bibliográfico cuenta, asimismo, con un repositorio que se ajusta al protocolo OAI-PMH, de amplia utilización internacional y de forma creciente en España y que constituye uno de los pilares de la arquitectura de Europeana. Para ello, la BVPB actualiza de forma dinámica el repositorio OAI a partir de los registros MARC21 que se transforman, de forma automática, en esquemas de metadatos Dublin Core conforme a la norma ISO 15836:2003
La BVPB es un proveedor de datos de OAI-PMH www.openarchives.org/Register/BrowseSites y su información forma parte de los recolectores más importantes del mundo entre los que puede citarse OAISter www.oaister.org/viewcolls.html
La BVPB dispone, asimismo, de un servidor SRU, especificación de la Library of Congress y que supone el desarrollo de la antigua tecnología cliente servidor prescrita por la normativa Z39.50 o ISO 23950. De esta manera, la BVPB se configura como una proveedora de web services y así figura recogida en el correspondiente registro que mantiene la Library of Congress www.loc.gov/standards/sru/resources/implementors.html
Es importante resaltar que, al igual que OAI-PMH, SRU forma parte de la arquitectura de Europeana y que, gracias a este procedimiento y a su servidor, es más fácil y más sencillo no solo acceder a los registros bibliográficos en formato de intercambio sino proceder a su descarga e integración en terceras bases de datos y favorecer la búsqueda federada.
Los objetos digitales que conforman la BVPB están, pues, compuestos de registros bibliográficos en formato MARC21 para registros bibliográficos así como un control de los puntos de acceso mediante el formato MARC21 para registros de autoridad que permite establecer variantes de los nombres y materias o el ya citado acceso multilingüístico.
Los fondos y localizaciones se encuentran, asimismo, en formato MAR21 lo que favorece el intercambio de información referido a los ejemplares y, en particular, a las notas de cada uno de ellos de tal manera que es posible ajustarse a lo que requiere el reglamento que desarrolla la Ley 7/1985 de Patrimonio Histórico Español.
Existe un objeto digital multipágina que permite consultar en formato JPEG las imágenes del ejemplar descrito, vinculado a la descripción bibliográfica mediante el campo del formato MARC21 establecido para este fin en el que consta la dirección en la que se encuentra el conjunto de las imágenes. Todos estos formatos, así como el etiquetado o el ISBD pueden mostrarse a voluntad del usuario si este selecciona la opción correspondiente. Asimismo, pueden descargarse o enviarse por correo electrónico y se pueden seleccionar, asimismo, tres juegos de caracteres diferentes.
Toda esta información referida al objeto digital que conforman los puntos de acceso normalizado, la descripción bibliográfica, los registros de fondos y la copia digital está estructurada conjuntamente según METS (Metadata Encoding Transmisión Standard) y la BVPB figura asimismo en el correspondiente registro de implementadotes de esta norma www.loc.gov/standards/mets/mets-registry.html
Este conjunto de técnicas informáticas permite dar satisfacción a los especialistas de fondo antiguo que pueden consultar la base de datos mediante puntos de acceso tan importantes para estos tipos de materiales bibliográficos como los lugares de impresión o los de copia (para el caso de los manuscritos) o los nombres y sus posibles variantes de impresores, libreros y copistas. En muchos casos se ha producido la normalización de estos puntos de acceso mediante los preceptivos campos y subcampos del formato MARC21.
No todos los registros que componen la base de datos disponen de estas facilidades, pero el mantenimiento de los ficheros de autoridad hace posible que, una vez establecida una equivalencia, esta pueda utilizarse en multitud de registros aprovechando así y facilitando, por otra parte, el trabajo de bibliógrafos e investigadores.
Por último, esta biblioteca virtual forma parte de un conjunto de iniciativas de desarrollo de colecciones digitales promovidas por la Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria que permitirá la creación de bases de datos semejantes en las Comunidades Autónomas o en instituciones culturales importantes (algunas ya están disponibles mediante este procedimiento) permitiendo así, mediante el uso de las tecnologías de la información y la comunicación, que el patrimonio bibliográfico español esté más accesible para los ciudadanos y pueda difundirse internacionalmente y, muy en particular, mediante las iniciativas europeas.

lunes, 27 de julio de 2009

Lectura de: "Los tres bolis" de David Molina Molina

Lectura de obras finalistas, no premiadas, en el XIV Concurso Literario Provincial Grupo Leo - Editorial Agua Clara 2009.
Cuento: "Los tres bolis"
Autor: David Molina Molina
Curso: 6º Primaria B del CEIP Florida de Alicante
© El Autor. Todos los derechos reservados
..........................................................
Había una vez, en un estuche, tres bolígrafos: el de color azul se llamaba Bo, el rojo Li y el negro Grafos.
Siempre impresionaban al T-pex, a la goma y al lápiz. Los fines de semana hacían un espectáculo: dibujos,malabares,humor... Ese fin de semana hicieron dibujos.
- Bo, Grafos- dijo Li.
-¿Qué?
-¿Qué haremos este fin de semana?
- Pues, yo digo magia- dijo Bo.
Yo voto que el público diga qué hacer- dijo Grafos.
Entonces empezaron a poner anuncios de votaciones en todo el estuche.

La votación ganadora fue "Dibujos". El sacapuntas (que era el malo) quería fastidiar el espectáculo.
-¿Cómo podría fastidiarles... mmm...?
¡Ya está!- dijo el sacapuntas.

Bo, Li y Grafos estaban preparando el espectáculo; iban a hacer grafitis muy chulos.

Una noche, antes del espectáculo, el sacapuntas sacó punta a los bolis y les fastidió el espectáculo.
Bo y Li se desanimaron mucho... pero Grafos tuvo una idea: en vez de utilizar una bolita y tinta, utilizaría una mina de carbón.
-¡Lo tengo, utilizaremos una mina!- dijo Grafos.
Intentaron acostumbrarse a las minas de los portaminas; lo hacían perfectamente. Cuando llegó el sábado el T-pex fue el presentador, el lápiz el taquillero y la goma el guarda.
- Dile al t-pex que han venido 20 objetos- dijo el lápiz a la goma.
- ¡Señores y señoras!- dijo el T-pex. Umj, umj... Me he equivocado. ¡¡¡Objetos y más objetos!!! Con todos ustedes la obra de... "Los tres bolis".
Entraron los bolígrafos riéndose y empezaron a pintar. A la hora, los espectadores (entre ellos el sacapuntas) se quedaron boquiabiertos con lo bien que habían quedado.
El sacapuntas se disculpó y desde entonces fueron mucho más felices.
Y en un abrir y cerrar de ojos este estuche se ha cerrado.
© David Molina Molina

viernes, 24 de julio de 2009

Cuentos del murciélago goloso. Frida


Diseño de la cubierta: Santiago Gallego
Cuentos del murciélago goloso
© Autores LIJeros
Índice de cuentos y autores:

.........................................................

Frida

por Esperanza Fabregat


Autora de las ilustraciones: María Sierra Varo

Frida tiene los ojos negros y el pelo ensortijado. Mamá se empeña en ponerle pinzas que le aparten los rizos de la cara pero ella no quiere. Se sube a una banqueta, delante del espejo del baño, y se las quita. Luego las esconde para que Mamá no pueda volver a ponérselas.
Hoy Mamá no está para peinarla pero Papá le ha puesto tres pinzas rosas.
—Frida, déjate las pinzas, que estás muy guapa y Mamá se va a poner muy contenta.
Frida quiere que Mamá esté contenta pero no le gustan las pinzas. Papá le ha puesto un vestido rosa con un gran lazo en la espalda. Y Frida se mira en el espejo y hace un mohín que la pone muy fea. Se ríe y ve en el espejo los dientecitos pequeños, torcidos.
En el coche Papá le va hablando de lo bien que lo va a pasar ahora.
—Ahora eres la hermana mayor. Tendrás que dejarle tus juguetes y compartir tus cosas.
A Frida no le gusta la idea de compartir sus cosas.
—Vas a cuidar de él y te va a querer mucho —le dice mirando por el retrovisor.
Frida se agacha un poco y se quita dos de las pinzas sin que Papá la vea.
Entran en el hospital y Frida aprieta la mano de Papá porque no le gustan los hospitales. Papá le coloca bien la única pinza que le queda mientras esperan el ascensor.
—Mira que eres cabezota, con lo guapa que estabas…
—¿Ya no eztoy guapa, Papá? —dice Frida, dejando escapar el aire entre
los dientes al tratar de pronunciar la ese.
Papá sonríe y le da un beso. Le quita la pinza y le despeina los rizos.
—Tú eres la más bonita del mundo —le dice.
Mamá está tumbada en la cama. Ella también tiene el pelo rizado pero nunca lleva adornos. Frida se acerca despacio porque le da miedo verla así.
—Ven, Frida, mira a tu hermanito.
Envuelto en una sabanita, Mamá le enseña un bebé dormido.
—Mira, Frida, este es Diego.
Frida se acerca a verlo, lo huele, lo toca con la puntita del dedo, como si se fuera a romper, y abre la mano que lleva cerrada desde que salió del coche.
Coge una pinza rosa con cuidado y se la pone a Diego en los cuatro pelos que asoman por encima de la sábana.
—Hola, Diego, zoy Frida, tu hermana mayor. Y a partir de ahora, vamoz a compartir miz cozaz.

© Esperanza Fabregat

jueves, 23 de julio de 2009

Pablo Albo: Escritor, Cuentista

Hoy queremos agradecer al escritor alicantino Pablo Albo su trabajo, sus cuentos. Pablo es autor (cuentista según sus palabras), entre otros muchos, del libro "El Tragaldabas" y ha ganado los premios Lazarillo con la obra Diógenes y el Vila d'Ibi con "Marabajo".

Pulsa sobre las portadas para más información
Hacemos público el agradecimiento a través de una carta personal de Pedro Fernández, maestro y miembro del Grupo Leo:

Querido Pablo:
Acabo de leerme dos libros tuyos que hace una hora compré en 80 Mundos, librería de toda la vida, donde gusto yo comprarme los libros. " El Tragaldabas" y "Marabajo". ¡Qué maravillas, Pablo!, que para eso se debe escribir, para maravillar a los lectores. Hoy estoy cuidando a mi madre, que tiene 89 años. Gracias a Dios está estupendamente: pinta, lee, hace sudokus, chatea en el ordenador... Ella es una gran lectora, siempre la vi leer, desde bien chico; bueno, pues el caso es que he puesto en sus manos "El Tragaldabas" y me lo ha leído en voz alta, me lo ha contado y yo, que a pesar de mis barbas canas, los michelines, la calvicie y todo eso que lleva la edad mayor, he disfrutado un montón, primero porque lo ha hecho con mucho sentimiento, segundo porque la he visto gozar con el texto y las ilustraciones, y tercero, porque todavía me parece algo mágico, que una madre le lea un cuento a su hijo, y más si este acaba de cumplir los 57 y ella los 89. Así que MUCHAS GRACIAS, PABLO, por haber escrito estos libros que me han hecho tan feliz.
Del primero te diré, ¡qué hermosura! Por cierto, siempre he sido muy comiente, y de pequeño, es que devoraba... Mi padre me solía llamar el "Tragaldabas", y mira que casualidad, estaba "enviciado" con el pan con miel, pues mi padre tenía unos amigos que eran dueños de unas colmenas y yo me iba con ellos con frecuencia a catarlas y siempre me regalaban gran cantidad de miel, tanto con cera, como refinada. Tu libro abre enseguida el apetito, es una delicia gastronómica, y los nombres de las muchachas: María Asunción de la Concepción, Celia Paula Lucíaaaa..., de culebrón , dicho en el mejor sentido. Y las "formulas":

.....NO TE ATREVAS A PASAR,
QUE SOY EL TRAGALDABAS
¡ Y TE VOY A ZAMPAR !
Aunque no soy "EL TRAGALDABAS" las pienso emplear, sobre todo con... Y luego:
GROUM-GROUM-GOUM, y a reposar...
La aparición del general, me parece genial. Ya iba siendo hora que se diera un buen uso al ejército.
Y los adjetivos como música de fondo y no con el rancio corsé de la gramática parda "bajó las escaleras, oscuras, frías, tenebrosas". Que una hormiga pequeña y diminuta solucione el problema me parece un acierto. La felicidad está hecha de minúsculas realidades que producen un gran placer cuando se atiende a ellas como es debido. Me encanta que de la barriga del TRAGALDABAS salga un butanero con su bombona. ¡ Sí, señor!
El butanero es un ser muy entrañable, forma casi parte de la familia y pobrecillo, que el de mi barrio tiene la desgracia que yo viva en un cuarto sin ascensor, que mi barrio de por sí ya asciende solo, porque vivo en el barrio del Altozano, o "Altosano" como nos gusta decir. Así que un bravo muy fuerte por este homenaje que haces a los butaneros.
Tu mensaje está muy claro: HAY QUE CONTAR CON TODOS. Incluso, con el TRAGALDABAS.
Del segundo, "MARABAJO", que no te diría yo, que llevo a San Gabriel pegado en la ventanilla y en el espejo retrovisor de mi coche cuando infinidad de veces me voy para La Mata. Tengo " los doce puentes" en la retina de mis viajes continuos, en el eco reciente y sonoro, de cuando te oí contar cuentos por primera vez y te presentabas como habitante de este santo barrio, más bien diría yo que como embajador, que este barrio merece embajada en la capital, y que mejor embajador que tú.
Me ha encantado "MARABAJO", que también se escribe para encantar a los lectores, que lo que vemos fuera de los libros, nos produce desencanto. Es un relato maravilloso que tiene por protagonistas a los seres que viajan en las espumas de las olas que lamen las orillas del barrio de San Gabriel, orillas, que en ocasiones salen impresas en las páginas de los periódicos, y no precisamente, por felices acontecimientos. El palacio donde viven estos seres es "los doce puentes". Me es difícil, porque no hay nada en el libro que merezca aparcarse, al contrario. Pero yo me quedaría con el capítulo titulado " ENCUENTRO CON EL MEJILLÓN" y dentro de él con este tesoro:
" ¡Oh, mejillón, más tigre que triste,
más triste que tres tristes mejillones tigres
que comieron trigo en un trigal y murieron
porque los mejillones, en vez de trigo, comen...
en fin, de eso que comen los mejillones!
¡Oh, mejillón!
Tú que nunca intentaste
desazobispoconstantinoplizarte
ni desmolusquilamelibranquizarte
ni desbivalizarte.
Tú que nunca has estado enladrillado
y nunca necesitaste desenladrillador
que te desenladrillase..."
Es de reseñar también el arte de tus ilustradores, tanto de Maurizio A. C. Quarello en el TRAGALDABAS y de Jesús Aguado en MARABAJO que han escrito el libro contigo, pero con otras palabras, con las de la imagen.
Un abrazo fuerte amigo y, MUCHAS GRACIAS por ser como eres y escribir como lo haces.
Pedro

Más información:

miércoles, 22 de julio de 2009

Lectura de: "El chico que encontró la sabiduría" de Andrea Camins Orts

Lectura de obras finalistas, no premiadas, en el XIV Concurso Literario Provincial Grupo Leo - Editorial Agua Clara 2009.
Cuento: "El chico que encontró la sabiduría"
Autor: Andrea Camins Orts
Curso: 5º Primaria CEIP L'Horta de San Vicente del Raspeig
© El Autor. Todos los derechos reservados
..........................................................

Esta es la historia sobre un chico llamado Rafa. Rafa tenía 18 años, el pelo castaño, ojos marrones, nariz pequeña, alto, delgadito y guapo, amable, muy bueno y simpático.
Vivía solo en un campo donde tenía muchos animales. Rafa cuidaba a todos y los quería mucho.
Rafa era muy listo pero había una cosa que no sabía, no sabía qué era la sabiduría, él pensaba todas las noches qué podría ser la sabiduría.
Un día que estaba leyendo, que era una de las cosas que más le gustaba, leyó lo siguiente:
"Hay un hombre muy listo y bueno que se encuentra en el bosque de San Sabastián (basado en hechos reales)".
Rafa vivía en San Sebatián y se conocía el bosque como la palma de su mano. Hizo las maletas y al día siguiente se puso en marcha hacia el bosque con todos sus animales.
Llevaba andando una hora y aún no había encontrado rastro de aquel hombre. Se sentó a la sombra de un árbol y sus animales decididos le contaron lo siguiente:
- Nosotros somos mágicos, podemos hablar, hacer magia y muchas cosas más. Como nos has ayudado y cuidado, ahora te vamos a ayudar nosotros a ti.
Al escuchar esto, se quedó con la boca abierta y luego les dio las gracias.
Al cabo de un rato, cuando ya habían descansado los animales, le enseñaron el camino a Rafa y s pusieron en marcha. A los 10 minutos encontraron una casa pequeña, Rafa llamó a la puerta y le abrió un hombre. Rafa le preguntó:
- ¿Eres el hombre sabio?
El hombre respondió:
- Sí, soy yo, pero por favor, llámame Ismael.
Rafa entró y los animales también, pero ellos se quedaron en un jardín que había al lado del salón. Rafa e Ismael se sentaron enfrente del jardín. Rafa le contó lo que le pasaba y cuando terminó Ismael le dijo:
- Yo te ayudaré, pero ahora vamos a cenar y luego a dormir, seguro que estáis muy cansados.
Rafa le preguntó:
- ¿Dónde vamos a cenar y a dormir?
- ¡Hombre aquí! Tengo cosas muy ricas y muchas camas.
Esa noche cenaron de lujo y durmieron muy bien.
Al día siguiente Ismael le puso a Rafa una película. Rafa Extrañado le preguntó:
- ¿Que tiene que ver la película con saber qué es la sabiduría?
- Ya lo verás.
Después de ver la película, Ismael le dijo que averiguara lo que había entendido de la película.
Cuando terminó se lo entregó, este la leyó y le dijo a Rafa:
- Esta es la sabiduría, mientras señalaba la hoja escrita, es cuando pasa algo y tú lo comprendes y sabes lo que significa.
Entonces Rafa comprendió lo que significaba.
Rafa después de despedirse y darle las gracias se fue por un atajo que le enseñó. Rafa volvió a casa contento y feliz y siguió cuidando de sus animalitos.
© Andrea Camins Orts

lunes, 20 de julio de 2009

Lectura de: "La maldición del tesoro perdido" de Carlos Gorostegui Galán

Lectura de obras finalistas, no premiadas, en el XIV Concurso Literario Provincial Grupo Leo - Editorial Agua Clara 2009.
Cuento: "La maldición del tesoro perdido"
Autor: Carlos Gorostegui Galán
Curso: 3º Primaria del Colegio Inmaculada - Jesuitas de Alicante
© El Autor. Todos los derechos reservados
.........................................................
Un día de verano, tres hermanos llamados Jimmy, Shadow y Luís, que eran exploradores y se dedicaban a buscar tesoros perdidos, encontraron una caja que estaba dentro de una cueva gigantesca con una pinta escalofriante.
Al principio, pensaron que era una caja de herramientas viejas que alguien se había dejado, sin darse cuenta, escondida en el hueco de la pared. Pero cuando la sacaron vieron que dentro estaba un tesoro con una nota que decía,
"Cuidado con la maldición".
No sabían que hacer, pues tenían miedo a la maldición, cuando de repente apareció una bruja con una pinta muy rara que les dijo:
- Si me traéis la piedra dorada que se encuentra en las rocas de la muerte, junto a la Playa, yo me encargaré de quitaros la terrible maldición del tesoro de la Cueva del Hueso.
Shadow que era el mayor de los hermanos le entregó a la bruja el cofre, pero antes le preguntó por la maldición.
La bruja le explicó que la maldición era que "la persona que abra el tesoro, en el momento de hacerlo envejecerá hasta morir en menos de una milésima de segundo".
Dejando el cofre escondido otra vez en la cueva, se fueron a buscar la piedra dorada. Se fueron los tres juntos a las rocas de la muerte, preparados con cuerdas, linternas y un pico para excavar. Después de mucho buscar, Shadow encontró, en una grieta entre las rocas, algo que brillaba y, con un pico pudo sacar la piedra dorada.
Con mucha alegría se fueron a buscar a la bruja para darle la piedra dorada a cambio de que les quitaran el maleficio del tesoro. Se adentraron en la cueva, rescataron por segunda vez el tesoro y esperaron en la puerta de la cueva que apareciera la bruja.
Cuando estaba a punto de hacerse de noche, apareció la bruja que se quedó muy contenta al ver la piedra y los tres hermanos le entregaron la piedra y la bruja cogió el cofre y empezó a decir palabras muy raras y echar unos polvitos sobre él.
Una vez que la bruja les dijo que el tesoro se podía abrir, decidieron los tres hermanos llevarse el tesoro a sus casa para examinarlo tranquilamente cuando amaneciera.
Al levantarse los tres hermanos, fueron a ver qué hacían con el tesoro y se llevaron el susto del siglo, al ver que había desaparecido y no sabían donde podría encontrarse. Pero lo peor era el peligro que tenía el ladrón con la maldición.
Fueron a buscarlo siguiendo la ruta del día anterior y cuando estaban en mitad del camino, por el bosque se encontraron a dos viejecitos muertos junto al cofre abierto.
Shadow, con mucho cuidado lo cerró con una ramita y se fueron en busca de la bruja. Mientras esperaban a la malvada bruja, los tres hermanos hicieron un plan para obligarla a quitar el maleficio y cuando llegó esta, la encerraron en la cueva con el cofre y no la soltaron hasta que esta abrió el cofre, para demostrarles que ya no había ninguna maldición.
Gracias al tesoro se hicieron ricos y famosos.
FIN
© Carlos Gorostegui Galán

jueves, 16 de julio de 2009

Lectura de: "La importancia de ser pulga" de Claudia Jiménez Guerrero

Lectura de obras finalistas, no premiadas, en el XIV Concurso Literario Provincial Grupo Leo - Editorial Agua Clara 2009.
Cuento: "La importancia de ser pulga"
Autor: Claudia Jiménez Guerrero
Curso: 3º Primaria C del Colegio Inmaculada - Jesuitas de Alicante
© El Autor. Todos los derechos reservados
..........................................................

Esta es la historia de una personita que no se creía nadie en el mundo, su nombre era Anacleta, era una diminuta pulga.

Anacleta estaba muy triste, se sentía insignificante, lugar al que llegaba, lugar en que no le hacían caso. No tenía amigos, no tenía parientes; era insignificante, no era importante.

Pero un buen día, con un circo se topó y la alegría a su corazón llegó. En ese circo habían mariquitas, chinches, piojos y hasta pulgas como ella. Era el circo de las miniaturas, allí todas eran importantes y felices.

Desde aquel día Anacleta comprendió que por muy pequeña que fuese, rara o distinta a los demás siempre habría un lugar en el que sería feliz.

FIN

© Claudia Jiménez Guerrero

miércoles, 15 de julio de 2009

XXXVII Concurso Artístico Literario Virgen del Remedio 2009

CONCURSO ARTÍSTICO LITERARIO VIRGEN DEL REMEDIO 2009

La Real Archicofradía de la Virgen del Remedio (Patrona de Alicante) y Caja Mediterráneo convocaron la XXXVII edición de este concurso donde los tres primeros premios fueron concedidos a los alumnos del Colegio Inmaculada, PP. Jesuitas (Alicante):

  • Juan Vicente Valor. Primer premio.
  • Ignacio Santana Tur. Segundo premio.
  • Ana Isabel Díez. Tercer premio.

Enhorabuena a los ganadores y a todos los participantes por su trabajo.

lunes, 13 de julio de 2009

Concurso Literario del Colegio Inmaculada de Alicante 2009

Hoy vamos a publicar uno de los relatos ganadores del Concurso Literario del Colegio Inmaculada de Alicante 2009 (Ver todos los ganadores). Esperamos que os guste.

Título: Un viaje por el mundo de los libros
Autora: Blanca Navas Soler
Curso: 6º de EP
© El Autor. Todos los derechos reservados
...........................................................
Ilustración: Cristina Espadas Jiménez 5º C
No hace mucho tiempo fuimos a la biblioteca mis padres, mis hermanos y yo. Mi padre Jesús y mi hermano Alejandro fuimos a los libros de caballeros y de dragones. Mi madre Lina y mi hermana Berta fueron a los de princesas. Y yo, a las novelas. Fui cogiendo las novelas que me parecían interesantes y encontré un libro muy raro. Era brillante, como con una esmeralda. En la portada ponía escrito:
“UN VIAJE POR EL MUNDO DE LOS LIBROS”
(Reune a cinco personas y pulsa la esmeralda)
Me quedé extrañada al leer esto y como soy aventurera los llamé a todos –éramos 5- y pulsamos la esmeralda.
El libro se abrió y en él se podía leer:
“Elegid un cuento cada uno, las palabras mágicas decid, y en un pis-pas en este cuento aparecerás”.
Había una larga lista de cuentos. A Alejandro se le ocurrió el de Caperucita Roja; a Berta el de la Sirenita y a mí el de la Bella y la Bestia.
Papá con Alejandro, mamá con Berta y yo sola.
Cada uno pulsó su cuento y aparecieron las palabras mágicas:
“ESMERALDA, ALDA, ALDA, HAZ QUE CON TU MAGIA YO PUEDA VIAJAR A ESTE CUENTO DE ENSUEÑO ANTES DE QUE LLEGUE EL ALBA.”
Las dijimos y… Cuando volvimos, cada uno contó su experiencia.
Alejandro contó que la abuela estaba todo el día en la discoteca, que Caperucita Roja en la cesta tenía una pera y una manzana, que el cazador tenía una pistola de balines y que el lobo no tenía dientes.
Berta contó que el príncipe no era tan guapo como parecía, que el tiburón era herbívoro, que la sirenita no nadaba muy bien y que el tridente de Tritón era de plástico.

domingo, 12 de julio de 2009

Lectura de: "La rana y el sapo" de David Belda García

Lectura de obras finalistas, no premiadas, en el XIV Concurso Literario Provincial Grupo Leo - Editorial Agua Clara 2009.
Índice de todos los cuentos y poemas finalistas.

Cuento: "La rana y el sapo"
Autor: David Belda García
Curso: 3º Primaria C del Colegio Inmaculada Jesuitas de Alicante
© El Autor. Todos los derechos reservados
...........................................................

Érase una vez una rana y un sapo que se peleaban por un nenúfar y la rana le dijo:

- ¡Yo he venido mucho antes por eso yo me quedo con el nenúfar!

Y el sapo contestó:

- Estabas tú, pero cuando te fuiste a beber agua yo me senté en el nenúfar ¿No has oído decir lo de: "el que va a Sevilla pierde su silla"?

Pero la rana dijo:

- Y tú no has oído decir: ¡el que va y viene siempre tiene!

Mientras estaban discutiendo, lentamente se les acercó una enorme piraña. Cuando la vieron se apartaron del nenúfar. La piraña partió con su boca , en dos pedazos, el nenúfar y se fue.

La rana y el sapo estaban confusos y no sabían qué hacer. decidieron hacer un juicio, fueron a buscar al búho, que era el rey del estanque. Le pidieron por favor, que fuera el juez. Después, fueron a buscar al cocodrilo para que hiciera de fiscal. A continuación, fueron a buscar a los abogados defensores: la mantis religiosa y la libélula. La conversación fue muy larga, pues duró de seis a nueve horas.

Cuando terminó el largo juicio, la sentencia fue que tendrían que repartir medio nenúfar para cada uno. Aunque no estaban muy de acuerdo, se conformaron con su parte del nenúfar.

Desde entonces, fueron muy buenos amigos y no se pelearon porque aprendieron a compartir todo lo que tenían.

© David Belda García

sábado, 11 de julio de 2009

Los mejores relatos breves juveniles de la Provincia de Alicante 2009

Los mejores relatos breves juveniles de la Provincia de Alicante
Fotos: Pedro Fernández, miembro del Grupo Leo, con las autoras
Dos alumnas del Colegio Inmaculada - Jesuitas de Alicante han resultado ganadoras en el IV Concurso de Relatos Breves Juveniles 2009, organizado por la Asociación de Libreros de Alicante y que, al igual que el resto de ganadores, han visto publicado su trabajo en el libro "Los mejores relatos breves juveniles de la Provincia de Alicante". El libro, ilustrado por la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Alicante, ha sido editado por ECU y puede adquirirse en cualquiera de la librerías asociadas.
Nos han autorizado a publicar los relatos de estas dos escritoras y aquí están, que los disfrutéis.

Título: Carta desde Doniko

Autora: Laura Pablos Jiménez. 3º ESO A

© La autora

© 2009. Editorial Club Universitario - ECU

Todos los derechos reservados

.................................................................

Querida María:
¿Qué tal te va? Yo estoy en Doniko, pueblo próximo a Dakar. Estoy bien, aunque de la mayoría de las personas que veo a diario no puedo decir lo mismo. Esto es muy duro, no me imaginaba que las cosas estuvieran tan mal en el mundo. Me está afectando demasiado.
La semana pasada no pudimos salvar a Josué, un niño de tan solo 5 años. Tenía rotas dos costillas y una gran hemorragia en el pulmón. Su padre le había dado una tremenda paliza por intentar coger una onza de chocolate. La operación duró 5 horas. No sirvió de nada. Aunque eso no fue lo único que hicimos. Pusimos más de 200 vacunas para prevenir la malaria, encontramos a dos niños deshidratados a los cuales también ayudamos, curamos las heridas a unas mujeres que habían sido apedreadas por ”ser“ adúlteras…La gente de aquí está un poco desquiciada…, aunque afortunadamente no toda. También hay gente honrada y humilde que sólo busca lo mejor para su familia.
Vivimos en una jaima cerca de la gente del pueblo. El pueblo es como una gran plaza, y la gente vive a su alrededor. Forman algo parecido a una gran familia donde todos comparten lo poco que poseen.
Llevo dos días sin poder dormir. Ésta es una experiencia muy dura.
Hace unos días vinieron a la tienda del hospital dos hermanas de siete y nueve años. Tenían sarampión. Estuvieron ingresadas tres días. Manuel y yo las estuvimos cuidando día y noche. Al anochecer querían que les leyéramos un cuento. Seguramente no entendían nada, las pobres niñas nunca habían ido a escuela. Al tercer día se recuperaron gracias a los medicamentos que les habíamos puesto. Esa misma mañana les dimos el alta. Eran muy cariñosas y ahora las echo de menos. Antes de irse nos dieron a cada médico una pulsera preciosa. Junto a esta carta te envío un sobre con esta pulsera. Quiero que no me eches de menos, que siempre me tengas presente y que cuando pienses en mí mires la pulsera. Así te darás cuenta de que aquí soy más necesaria y útil que allí contigo. Prometo escribirte por lo menos una carta cada mes. No te preocupes por mí, aquí estoy bien. Espero que seas muy feliz, te lo mereces. los amigos de Alicante.

Doniko, a 15 de octubre de 2008

...................................................................

Título: El sueño de Hamiro
Autora: Claudia Díez López. 3º ESO A
© La autora
© 2009. Editorial Club Universitario
Todos los derechos reservados
...............................................................
Todo empezó un día de verano cuando Hamiro, sentado en una vieja silla, contemplaba el mar azul, brillante, que le incitaba a marchar. Con doce años tenía un carácter maduro y entendía que su padre le necesitara en estos momentos, tras la pérdida de su madre. La echaba tanto de menos… Su vida se basaba en la escasez, puesto que no tenía nada. Su padre acababa de perder su trabajo y con ello también la casa. Ahora vivían con unos amigos, pero ésa no era su vida. Recordaba aquellos momentos en que fueron felices los tres, su padre, su madre y él, cuando tenían casa y podían alimentarse sin necesidad de depender de los demás, Aunque habían sido felices, siempre habían sido pobres. En ese momento, mientras recordaba la vida que había llevado, se le acercó su padre con expresión de felicidad. Le preguntó si quería cambiar de vida, a mejor; ir a un lugar donde tuvieran oportunidades, donde todos fuesen iguales, donde pudiera estudiar y tener un futuro, donde ser feliz. Muy alterado, asombrado por la proposición de su padre, Hamiro aceptó y la expresión esperanzada de su padre le transmitió tranquilidad. Iba a comenzar una nueva vida, con su padre, donde serían los dos felices. Pero Hamiro no acababa de creérselo del todo. Tras unos meses llegó el día esperado. Su padre le dijo que su viaje comenzaba en un barco. Cuando lo vio se llevó una gran decepción, ya que no era lo que esperaba. Era un barco pequeño y sucio. Había muchas personas, hombres, mujeres y niños como él. Su único equipaje era una bolsa donde cabía toda su vida.
Era una noche oscura, fría, triste. Hamiro tenía miedo, se sentía solo. Oía las voces de otras personas, el llanto de los niños sufriendo. Había empezado su viaje.
Cada vez veía más cerca esa vida que su padre le había contado. Aunque sería un lugar muy diferente al que había dejado atrás, se lo podía imaginar. Ya lo veía. Se imaginaba durmiendo en una cama, no sobre un montón de paja, su padre le despertaba y le traía ropa nueva, limpia… Él se quitaba la ropa sucia que llevaba y se ponía un traje azul marino tan elegante; asistía a un buen colegio, donde aprendía muchísimo y tenía amigos, chicos y chicas, que hablaban con él y no le insultaban por su color ni por su raza. Se sentía igual a los demás. Pero la realidad… fue una pesadilla. Su compañero fue el frío, la lluvia, el hambre, la suciedad, los vómitos, los llantos, el ruido de los cuerpos sin vida al arrojarlos al mar. Quizás su sueño iba a tener un precio demasiado alto. Por fin llegaron a la costa. Era de noche, se acercaron despacio, en silencio, sintiendo que sus cuerpos no podían soportar más la sed, el hambre y el frío. A pesar de ello, Hamiro se sentía feliz, veía cerca todo lo que le había prometido su padre. Su nueva vida iba a llegar. Todo iba a salir bien, pero…. De pronto parecía de día, algo les iluminaba, oía voces, gritos y sirenas. Todos empezaron a correr. Hamiro se tiró al suelo y cerró los ojos, quería soñar, pero su sueño ya se había terminado.

viernes, 10 de julio de 2009

Cuentos del murciélago goloso. El misterio de los cocodrilos invisibles

Diseño de la cubierta: Santiago Gallego

Cuentos del murciélago goloso

© Autores LIJeros

Índice de cuentos y autores:

...........................................................................

El misterio de los cocodrilos invisibles
por Santiago Gallego
Autora de las ilustraciones: María Sierra Varo

Asuán, la ciudad de Egipto que queda más al sur, es muy calurosa. Pero aún se puede soportar. De todas las formas, las excursiones que se preparan para los turistas se hacen muy temprano, para que el sol no dé tan fuerte que derrita los sesos de alguno y no tengan más remedio que comérselos de segundo plato para no desperdiciarlos.
Pero los turistas ya no van a Asuán. La razón es que cuando uno cualquiera se acerca a la orilla del Nilo, aparece algún cocodrilo y, ¡zas!, se lo zampa de un solo bocado. El alcalde de Asuán está preocupado porque la gente de allí vive sobre todo del dinero que deja el turismo. Todos los días le preguntan en la calle que cuándo volverán los turistas. Le preguntan los que tienen las falucas aparcadas en las orillas por falta de clientela, los que venden artículos hechos de plata, los que venden bolsos, chilabas, perfumes de colorines que a veces son un poco timo y hasta cojines con dibujos árabes tradicionales. Le preguntan incluso los que pueden ver en casa las televisiones extranjeras y han aprendido a vivir del cuento. La verdad es que el alcalde no sabe ya qué hacer. Lo último que se le ocurrió fue, cuando ya los cocodrilos se habían merendado trescientos o más turistas (con sus gafas, prismáticos y cámaras), organizar una cacería. Pero no pudieron cazar ni uno. Nadie los veía. «¿Se habrán ido?» —pensó el alcalde entonces. Sin embargo, tan pronto dejaron de buscarlos, volvieron las merendolas de turistas. Entonces, el embajador de Alemania en Egipto le mandó una breve carta al alcalde de Asuán. Decía así:
«Apreciado colega, alcalde y etc., etc., etc.: Mandé a dos agentes secretos disfrazados de titiriteros para que investigaran el misterio de las desapariciones de turistas. La verdad es que
todos los días se asomaban al Nilo y no fueron capaces de descubrir nada.
Es más, miraron tanto, tanto, y tan de cerca el agua, que han vuelto con joroba y todo. Me hago cargo de lo difícil que es arreglar este asunto. El asunto en general, no el de la joroba. Pero tengo una protesta que hacerle: cuando el turista que se comen es alemán, ni siquiera escupen un hueso ni nada».
El alcalde de Asuán se daba cuenta de la falta de delicadeza de los cocodrilos en este caso concreto. Mas no se atrevió a preguntarle si los huesos de los alemanes servían para hacer sopa. Además, tampoco estaba muy claro que los cocodrilos supieran hacer sopa, pues, ¿dónde la calentarían? El caso es que, en las últimas noches, cuando el alcalde volvía de regreso a casa en su auto, la gente que se sentaba para charlar a lo largo de la franja de tierra que hay en medio de la carretera le abucheaba. Y el alcalde no tenía más remedio que subir las ventanillas para que entraran las menos palabras posibles. Porque le decían cosas como éstas: «¡Eres un manta! ¡¿No te da vergüenza?! ¡En veinte siglos no habíamos tenido problemas con los cocodrilos! ¡Eres un cenizo! ¡No queremos un alcalde, queremos un mago que los haga desaparecer! ¡Quiero vender mi té! ¡Y yo mis colgantes! ¡Y yo quiero una beca para mi hijo! ¡Y yo que haya algo de hierba en el desierto! ¡Y yo quiero que los escarabajos sepan a caipiriña!».
Un día, un niño nubio —los nubios son un pueblo sin estado, ¡sin país propio!— moreno, de ojos caramelo, fue a ver al alcalde, que estaba solo en el jardín, pues había dado el día libre a todos sus sirvientes.
—¿Y tú qué quieres? ¿Que convierta la luna en jugo de regaliz rojo? —le preguntó al niño nubio tan pronto lo vio llegar—. Últimamente, todo el mundo me pide cosas imposibles —añadió el alcalde.
—Pues, no, nada de eso. Vengo a ayudarle. Creo que sé cómo resolver el problema de los cocodrilos cometuristas —dijo el niño.
—¡Vaya, ésta sí que es buena! Todo Asuán ha buscado a esos cocodrilos y nadie los ve. Pero aparecen de repente y…
—No los vemos porque son invisibles —dijo el niño nubio.
Y ahí estuvieron el alcalde y el niño nubio hablando de qué se podía hacer al respecto. Pero un periodista que se había colado en el jardín escuchó toda la conversación a escondidas. A la mañana siguiente, el diario más importante de la ciudad abría con este titular: «EL ALCALDE CREE QUE LOS COCODRILOS COMETURISTAS SON INVISIBLES». Así que al mediodía, muchos de los vecinos de Asuán se acercan a casa del alcalde, simplemente, para comprobar que no se ha vuelto majareta.
—Bueno, yo no lo sé a ciencia cierta —comenzó diciendo el alcalde—. Me lo dijo un niño nubio que…
—¡Hala ya, vaya trola! —saltó uno enseguida, sin dejarle terminar.
—Y mañana nos dirá que hay países donde plastifican el pescado después de congelarlo —dijo otro.
—Sí. O que ha subido a lo alto de las pirámides de El Cairo, ha tocado las puntas y no pinchan… -dijo un tercero.
—¡Yo echaría de Asuán a este embustero y le quitaría antes las llaves de la ciudad para que no volviera a entrar! —dijo un cuarto.
Y pronto hubo tantas protestas que aquello parecía un programa de televisión. Todos hablando a la vez. Pero en un momento en que, extrañamente, se hizo un pequeño silencio, el niño nubio se puso junto al alcalde y dijo a toda esa gente:
—Sí, fui yo quien dijo al alcalde que los cocodrilos cometuristas eran invisibles.
—Así que es cierto… —dijo uno.
—¿Y qué podemos hacer? —preguntó un hombrecillo un poco más calmado.
—Creo que lo mejor será que vayamos a la orilla del río y preguntemos directamente a los cocodrilos —dijo el niño.
Así que todos siguieron al niño hasta la orilla. Comenzaba la puesta de sol, y pronto empezaría a haber unos reflejos dorados muy fotogénicos sobre el agua. Todos los presentes permanecían en silencio, expectantes por que el niño nubio hablara.
—Señores cocodrilos. Sabemos que sois invisibles y que por eso no os podemos encontrar. Pero es preciso hallar una solución. Porque si no, el turismo no volverá nunca. Y nosotros volveremos a ser pobres, y entonces pasaremos muchas calamidades, hambre y todo eso —dijo el niño nubio.
Entonces se oyó una voz que procedía del río:
—Solo somos invisibles dentro del agua —dijo el cocodrilo mayor.
—¿Y cómo es eso posible? —preguntó uno.
—Porque, de cocodrilo, lo que se dice de cocodrilo, ya solo nos queda el espíritu.
—¿Y por qué os coméis a los turistas? —preguntó el alcalde.
—¡Oh!, la culpa es vuestra.
—¡¿Nuestra?! —se extrañó el alcalde.
—Sí, un buen día, dejamos nuestros cuerpos descansando y salimos en espíritu a dar una vuelta por el Nilo, lejos, muy lejos. Cuando volvimos, habíais construido una presa en medio del río.
—¡Es que así era más fácil controlar las crecidas del río! Ahora es mucho más tranquilo, no se desborda y no se inundan las cosechas —explicó el alcalde.
—Ya, ya. Pero lo hicisteis demasiado rápido. Nos teníais que haber avisado, hombre. Desde que está la presa, nuestros verdaderos cuerpos están allí y nuestros espíritus aquí. Por eso nos comemos a los turistas. Porque necesitamos un cuerpo para cuando estamos fuera del agua —dijo el cocodrilo mayor.
—¡Vaya, esta sí que es buena! ¿Y para dentro del agua no necesitáis un cuerpo? Ahí, claro, podéis estar tan tranquilos en espíritu, invisibles y todo.
Qué originales… —dijo el alcalde, lleno de ironía.
—Pues… sí, en realidad también lo necesitamos. Pero los cuerpos humanos no sirven para respirar dentro del agua. Están mal hechos.
De repente, se hizo un abrumador silencio entre la multitud. Todo el mundo se daba cuenta de que, en efecto, los cuerpos humanos podían ser realmente imperfectos en algunas ocasiones.
—¿Y si levantamos la presa un rato volveréis al otro lado, a vuestros cuerpos? —propuso el alcalde.
—Lo podemos intentar. La verdad es que el último cuerpo de turista que me comí yo, me venía un poco pequeño —confirmó el cocodrilo mayor.
Entonces el alcalde tomó prestado el teléfono móvil del embajador alemán —que había ido ese fin de semana a comprar azafrán del bueno— y llamó al jefe de la presa para darle instrucciones.
—Una última pregunta —se apresuró el embajador—. ¿Por qué no os comisteis a los espías alemanes, disfrazados de titiriteros?
—Porque sus marionetas representaban crías de cocodrilo. Nos cayeron simpáticos, ésa es la verdad —dijo el cocodrilo mayor.
Así pues, los cocodrilos invisibles se fueron a toda velocidad al otro lado de la presa. Cuando el alcalde pensó que ya habían tenido tiempo más que suficiente, dio la orden de que se volviera a bajar. Pero entonces se escucharon unas voces a lo lejos: «¡¡Esperad!! ¡¡Esperad un poco más!!». Eran todos los turistas que se habían comido. Ahora, volvían a nado.
—Esto sí que no lo entiendo —dijo el alcalde—. ¿No se los habían comido?
—Sí, pero como ya tienen de nuevo su cuerpo, nos han devuelto los que no les sirven. Ahora también podremos ver a los cocodrilos cuando estén dentro del agua —dijo el niño nubio.
© Santiago Gallego

jueves, 9 de julio de 2009

Concurso de Relatos Juveniles de la Provincia de Alicante

La Asociación Provincial de Libreros de Alicante es un referente cultural de primer orden cuya función principal se basa en la organización año tras año de la Feria del Libro de Alicante. Pero además, se encarga de apoyar y difundir el gusto por la lectura y la escritura con la organización de diversos actos como charlas, concursos, cursos, talleres, etc. Desde la asociación se esfuerzan por promover los hábitos de la lectura y la escritura a lo largo y ancho de la provincia de Alicante. La Asociación se encarga de organizar la FERIA DEL LIBRO DE ALICANTE desde el año 1970 y, junto a reconocidos autores castellanos y latinoamericanos, se han incorporado recientemente escritores de la tierra como Matilde Asensi, Mariano Sánchez Soler, José Luis Ferris, así como la muy joven autora Ana Pomares.

Junta Directiva:

  • Presidente: D. José Antonio López Vizcaino. Librería GAMMA.
  • Secretario: D. Francisco Carrión Galera.
  • Vocal: Dª. Natividad Castilla Saez.
  • Vocal: D. Luis Casado Ramos.
  • Vocal: D. David Juliá Moreno.
  • Vocal: D. Eduardo Dobesón Montejo.

Merece reseñar muy especialmente el CERTAMEN PROVINCIAL DE RELATOS BREVES JUVENILES cuya finalidad es animar a los escolares de educación secundaria de la provincia de Alicante a participar en actividades en las que se promueva el hábito y el placer de leer y escribir; esto es, convertir el acto de leer en una experiencia placentera y atractiva e intentar conseguir que la lectura y escritura, se transformen en hábito, vivencia y experiencia creativa.

(Pulsa sobre el libro para saber más)

El jurado, seleccionado por la directiva de la Asociación Provincial de Libreros de Alicante, ha estado formado por:
  • José Luis Ferris (Director del Jurado)
  • Mariano Sánchez
  • Ángeles Cáceres
  • Manuel Avilés
  • Araceli Puga
  • Francisco Arcos
  • María Soledad

El GRUPO LEO se complace de tan hermosa realidad y felicita a la Asociación, en la persona de José Antonio López Vizcaino, por toda su ilusión y esfuerzo apasionado por lograr que nuestros jóvenes literatos encuentren un marco tan ideal para expresar sus creaciones así como ocurre con el CONCURSO LITERARIO DE POEMAS Y CUENTOS GRUPO LEO - EDITORIAL AGUACLARA. Es bueno y saludable que entre todos nos esforcemos en crear una sociedad de lectores a los que les lleve a expresarse por escrito en un sano ejercicio de belleza y creación que es una de las mejores maneras de vivir y crecer en valores.

Más información sobre la Asociación de Libreros de Alicante: